lunes, 26 de septiembre de 2016

LOS TOROS DESDE LA BARRERA.

Lo bueno que tiene ser un observador desinteresado es que se ven los toros desde la barrera, en lo que respecta a quienes se presentan a elecciones y son ganadores, aunque la barrera no es precisamente un seguro absoluto, como lo demuestran las dos fotografías. 


De esa estremecedoras manera nos vienen tratando a todos, las "faenas" que se están dando en las "corridas políticas" que se están corriendo en este país.

Y eso es así, en lo que nos concierne a quienes, como yo, estamos exiliados en este extraño país, que poco a poco se va pareciendo al Puerto de Arrebata Capas. 

La cosa es para hablar sobre el tema electoral puntual, de ayer, y de manera general, pero sin pasarme un pelo.

Nos dicen desde los medios de comunicación -sin discriminar entre naturales y asimilados- que el votante empieza a estar hasta

la línea de flotación, del "cuarteto afónico" al que ha de asistirse vía urna transparente de metacrilato, para participar en las distintas convocatorias a las que han sido últimamente llamados (misinos, mininos, y los misinos van), cuando hasta hace poco solo tenían que elegir entre dos de los afónicos "cantantes", que así dicen en Galicia a los no inteligentes.

Claro; con los resultados que se han dado ayer en Galicia, los gallegos tienen todo mi reconocimiento, como doctores en la ciencia de detectar los distintos niveles de inteligencia que se dan en la especie humana. Ellos ya han batido el reto de saber elegir lo mejor entre lo que se da.

Pues a lo que vamos; ahora los distintos medios de comunicación que tanto beneficio han cosechado inventándose el "cuatripartito elegible", mientras a 

puñalada limpia -no; sucia-, sin que a muchos de nosotros nos hiciera daño la argucia, se cargaban el bipartidismo; y ahora esos mismos medios de comunicación que mercantilizaron

su invento, empiezan a tratar de rentabilizar la vuelta al "dañino bipolar" político, mientras se disponen a

cavar la fosa donde enterrar a C,s y al rebautizado comunismo pro soviético, Podemos, junto con "sobacos sudados" Iglesias.

Hay que joderse; cómo dos cosas que son iguales, son tan distintas. Las elecciones en Galicia y en las Vascongadas, son dos sucesos que se dan en este país, que afectan de igual modo al Estado, y sin embargo, se hacen tan distintos. El representante del Estado, como presidente del ente autonómico gallego, el señor Feijóo, con toda naturalidad habla de que aquel es un trozo del país, y que él es nacional gallego y del país, de manera indivisible, y quiere gobernar tanto a favor de los gallegos, como, en lo que le es posible, cooperar para, al tiempo, cooperar en la mejoría del resto del conjunto. Eso demuestra Lealtad y Hombría de Bien.

En las Vascongadas, el "tristón" señor Urcullu (k),

que antes del comicio no admitía la posibilidad separatista por no ser viable en el concierto europeo y mundial, con los resultados en el bolsillo, habla de alcanzar un grado superior de auto gobierno, y de un caminar en paralelo con el Estado.

La hipocresía de esta clase de gentes les lleva a soltar gilipolleces enristradas, como si fueran morcillas burgalesas. 

Este país, señor Urcullu, es paralelo con Portugal; con Francia (porque no hay más remedio) y con Marruecos (a pesar de los pesares). Ustedes; vascos y catalanes, como el resto de provincias, están subordinas a la autoridad del Estado, siempre en el dignifico peldaño inferior de aquél en que él se encuentra instalado.

Los cabrones en este país campan por sus putos respetos, diciendo gilipolleces, sin que nadie sea capaz de tomar las merecidas medidas disciplinarias.

Eloy R. Mirayo.


viernes, 23 de septiembre de 2016

SUBSIDIADITOS.

La Robótica, como punta de lanza del Progreso, es un arma más dañina que el más cuantioso Arsenal de ingenios nucleares existente en estos momentos.

La Robótica acabará con el ser humano -me suelta mi amigo Braulio-, quizás, en el plazo de unas pocas generaciones; no más de dos o tres.

Según los estudios realizados por ciertos catedráticos españoles de Economía, en línea a como se viene actuando, en 2050, el 5% de la población laboral, será la que se utilice para crear el 100% de la producción mundial de todo lo que se necesite crear.

Eso para el año 2050, pero la dinámica -digo yo- seguiría su rumbo descendente hasta que, para crear el 100% de la producción mundial, baste simplemente el dedo índice da una mano y, sería de desear que no fuera el dedo de un robot.

Oscuro el futuro del ser humano, si es que no es capaz de buscar una solución a la desleal competencia que el egoísmo aplicado al Progreso, le ha creado.

Las grandes empresas de todo el mundo; el Capitalismo puro y duro, se gastan cantidad de millones de euros; dólares; libras esterlinas; etc,. en Investigación, para llegar a encontrar la fórmula que les facilite la manera de alcanzar mayor beneficio, pagar el menor y más barato número de salarios y evadir en la mayor cantidad posible, su cotización impositiva. 

En este apartado, en colaboración imprescindible e "interesada" con la autoridad gubernativa. Lo que en algunos países hispanoamericanos popularmente se le dice, "mordida".

El Progreso es lo que al ser humano le permitió dejar de caminar a cuatro patas para hacerlo erguido sobre dos piernas, y hasta crear ingenios que le permite volar. 

Y, de uno al otro extremo;

la creación y descubrimiento de infinidad de cosas positivas. No se debe permitir volver atrás.

¿Entonces?. 

Con el Progreso desde hace muchos años se está atacando despiadadamente al normal equilibrio, sin entender que el equilibrio es algo de lo que no se debe prescindir, y menos en lo que afecta a la convivencia humana, pacífica y respetuosa, y a su perdurabilidad en el planeta. 

¿Entonces?. 
El desequilibrio biológico es lo que permite a la enfermedad crecer en el organismo humano, y termina por mandarle a uno a la fosa.

¿Entonces!!!

¡No lo sé! 

Lo que parece ser es que se viene perdiendo el sentido de la pertenencia a esta especie humana, por haber alcanzado el estatus universal de pertenecer a una especie superior; única merecedora de persistir "per sécula seculórum", como dueña y señora del Universo conocido y el por conocer. Y los demás, por mucho que se parezcan físicamente, a lo sumo, mientras las fuerzas les asista, solo servirán como "bestias de carga" para su comodidad y alivio.

Si como dice entre otros grandes economistas, don Fernando Niño, catedrático de esa ciencia, un 95% de la población mundial no tendrá espacio en el mundo laboral ¿de qué coño van a comer? Y se jodieron los negocios, que me corrijan, ya que el dinero estará en los bolsillos, repartido a distintas cantidades, entre ese raquítico 5%. Y parece ser que el subsidio (es de desear que no sea la aniquilación) será lo que remplace al sueldo decente y sudado que algunos siguen ganándose en la actualidad. 

Dicen que para esas fechas cuando en un robotizado hospital nazca una criatura, una voz metálica salida de la profundidad de uno de esos ingenios le dirá: "señor y señora -o viceversa- subsidiados, ha tenido ustedes un sano subsidiadito".  

Eloy R. Mirayo.

miércoles, 21 de septiembre de 2016

EMIGRACIÓN PROPIA.

Los cambios son infinitos y, sin quedarme al margen de los que parecen más importantes, hoy quiero comentar el cambio drástico que se ha dado en lo que conocemos como emigración propia.

Se conoce, unos por haberlo vivido y otros por haberlo estudiado, la angustiosa situación de la economía española después de la Guerra de Liberación del Comunismo.

Todas las fuentes de creación de riqueza estaban habían sido destrozadas por la acción bélica, o por el odio sarraceno de las hordas Rojas, que hasta llegaron a aplicar el "tierras calcinadas" en los campos, cuando huían como perros sarnosos con el rabo entre las patas, ante el avance de los nacionales.

Todo ardió en la retirada de los (hoy vencedores) rojos; frutales y olivos, que necesitaron ser replantados, de manera especial en las tierras jienenses (Andalucía).

El día 2 de abril de 1939, España -mi país de origen- empezó a reinventarse, sobre un lienzo absolutamente blanco y plano.

¿Dificultades? Todas, incluyendo la carencia casi total de todo lo que es considerado de primera necesidad, 

junto a la presencia de muchas enfermedades cultivadas en la miseria.

No descubro un arcano si digo que lo que destruye un proyectil en unos pocos segundos, cuesta un "güeviño de podemista, que son los mas escasos" reconstruirlo; y más, cuando los "posibles" andan escasos.

La velocidad de la reconstrucción, sin ser lenta, ajustándonos a las propias limitaciones, auspició la salida de España de un gran contingente de trabajadores que buscaban mejorar sus vidas en países como Francia, Gran Bretaña o Suiza.

Aquellos españoles fuera de su Patria, con su sacrificio -nadie sabe, si no ha estado allí, cuan grande fue el sacrificio- ayudaron, mandando divisas a sus familiares aquí, a que las cosas fueran poco a poco, haciéndose más soportables.

Este asco de país que es capaz de hacerles un monumentos a las Brigadas Internacionales (una porción de hijos de una puta y de un pirata caribeño, que se vinieron con el propósito de participar en la cacería de seres humanos, infinitamente mejores que ellos), no son capaces de "monumentar" a quienes tanto hicieron por su Patria, malviviendo lejos de sus casas.

El cambio en el talante de los emigrantes lo vi ayer en un espacio televisivo, de la autónoma de Madrid, que se llama "Madrileños por el Mundo". La voz femenina que lleva el programa le preguntó a un madrileño que trabaja en Alemania, si piensa volver a Madrid. La respuesta fue altaneramente negativa, y no es la primera vez que he tenido la oportunidad de escucharlo.

Estos emigrantes, además, no mandan un puto euro a sus familias, que sirvan de ayuda a su terruño.

Ya sé que no es cosa nueva; que desde hace muchos años (cuarenta) el orgullo patrio es una antigualla que solamente se encuentra en unos cuantos nostálgicos. Lo vemos en la cantidad hijos de puta que, emigrando de otras regiones de este país, en Cataluña votan a favor de la fechoría de separar Cataluña del resto de las regiones que conforman el Estado.

Andaluces que, sin caérseles la cara de vergüenza, vuelven a Andalucía para celebrar la "Feria de Abril", o lo hacen en la que se celebra en Barcelona. Murcianos; Castellanos de las dos Castillas; gallegos y extremeños, capaces de, como san Pedro, negar a su patria, tantas veces como se presenten para ganarse las "simpatías" de unos cuantos hijos de puta porque, en Cataluña, también hay especimenes de esa calidad...

Por si alguien lo desconoce, estos son algunos de los lideres del separatismo en Cataluña.

Eloy R. Mirayo.

martes, 20 de septiembre de 2016

LAS DIFERENCIAS LAS QUE CREAN QUIENES DE ELLAS SACAN BENEFICIOS.

La cosa es auto proclamarse Director General de cómo se ha de ser, como se ha de pensar, y que se ha de hacer o no hacer. Se acabó el libre albedrío y el derecho a equivocarse. ¿Por qué salgo hoy por estas? Pues, por algo que he leído en la prensa, lugar donde se ubican y dan las normas a seguir gran cantidad de "esos listillos".

El tema era el que, para el ente plumífero escribiente del periódico El Mundo, hay demasiada gente en este país que remolonea la salida del armario; en masculino y en femenino. 

Para semejante espécimen de la especie, nadie tiene el derecho a vivir su normalidad sexual como la viven millones y millones de seres humanos en el Mundo, sin necesidad de sacar el certificado del tipo de sexualidad de la que disfruta, y sin necesidad de montar el día del "amor entre rubia y rubio"; el día del amor entre pelirroja y pelirrojo; el día del "amor entre tartamuda y tartamudo"; y la interminable cifra de días de gilipollesca posibilidades amorosas, muy fáciles de encontrar. 

Para semejante

gilipollas, por lo que se lee, si no se sale a alborotar hechas unos "tíos machos" ellas y unas "Pepa la algodonera" ellos y todos ellos como auténticos adefesios histéricos refocilándose el morro como perras y perros salidos, es que se es un mariquita reprimido que no se atreve a salir del armario haciendo gala de su "pluma".

Pues mire usted por donde, señor plumífero, eso no es así; lo que usted promueve es lo de los cuatro maricones y las cuatro tortilleras repartidos por las televisiones comerciales, tratando de escandalizar con sus exagerados ademanes a los telespectadores que, con los sesos hechos agua contaminada, aguantan estoicamente sus mariconadas.

¿Qué hay futbolistas; folclóricas; actrices y actores qué lo son y no lo dicen? Pues mira qué bien. Ni a usted, ¡cotilla! ni a mí, tiene por qué preocuparnos el que se acuesten con quien ellos quieran y puedan ¿acaso usted lo hace público?.

Veo cine; fútbol; toros y lo único que me tiene pendiente es que quienes lo están interpretando, lo hagan bien, y a poder ser, sin daño físico. Me encanta la música y, dentro de la música las voces de mérito y, lo único que siento escuchándolas, es un bienestar 
interior y a veces, una gran emoción. ¡Ah! ¿Que quien me emociona usted piensa que es homosexual que sigue sin salir el armario? Ese es su problema de usted, que diría mi abuelo Tomás.

A lo largo, largo, largo de mi existencia, he tenido, tengo y espero poder tener en el futuro, amistades homosexuales de los dos sexos, sin ningún tipo de reticencias, mías hacia ellos por su homosexualidad, ni de ellos hacia mi heterosexualidad. El respeto es mutuo, como debe ser entre personas de bien; educadas y respetuosas. Ellos no ven diferencias en mi, ni yo veo diferencias en ellos, porque no las hay. ¿Hay quienes le pongan un pero a

Leonardo Da Vinci; 

a Michelangelo Buonarroti, 

a Miguel de Cervantes?.

Las diferencias son las que crean quienes de ellas sacan beneficios; bien sean políticos, económicos o comerciales.

El Día del Orgullo Gay. 

Ese es el cliché falso de la homosexualidad. ¿Verdad, Juan?.

Eloy R. Mirayo.

lunes, 19 de septiembre de 2016

DELINCUENTES HABITUALES Y AMATEUR.

El apoyo de los habitantes normales -que suelen ser la mayoría- se gana con facilidad si se promete atacar con firmeza los males que les está causando la situación desgraciada en la que están viviendo.
La droga, la inseguridad, la corrupción política, policial y judicial -que también-; la proliferación de las mafias de toda nacionalidad; el paro; la usura; etc,.

Esas cosas que todas las personas abominan, menos los delincuentes habituales y los amateur que tanto proliferan en cargos oficiales, microbios malignos que de ello sacan pingües beneficios.

¿Qué ocurriría si un aspirante a gobernar este país de verdad, con toda la fuerza de la razón y la Justicia, prometiera enfrentarse con el máximo rigor a esos cánceres?
La respuesta que se me ocurre (cosa rara, yo genero pocas ocurrencias) es, si es que quien promete no está de mierda hasta el cuello, como desgraciadamente les ocurre a la mayoría de los postulados del momento actual, es que se llevaría de calle las elecciones si además fuera capaz de transmitir decencia, valor y decisión por encima de conveniencias de poderes fácticos ocultos e intereses personales, impropios, o de partido.

Lo cierto es que las personas de bien de este país, están atemorizadas; tanto las que viven en grandes ciudades como quienes que lo hacen en pequeños núcleos rurales. 

Ser asaltados en los comercios o en sus domicilio (a pesar de las puertas blindadas, rejas de hierro y alarmas profesionales), y hasta ser asesinado a sangre fría, no son temores vanos o remotos, como diariamente se puede comprobar acudiendo a los medios de comunicación, y no se alcanza a su totalidad (por no acojonar al personal y al gentío).

El actual presidente de Filipinas, don Rodrigo Duterte, un anciano de setenta y un años, con la suficiente energía como para llegar a: "Estaría dispuesto a fijar una recompensa por sus cabezas, las de policías que protegen a sindicatos de la droga". Y, claro, reventó las urnas simplemente por ofrecer eso, enfrentarse al crimen y a la droga. 

Imaginemos aquí, con tantas miserias a las que se puede atacar: crimen organizado interno y de importación; droga en todas sus dañinas versiones; mafias de todas las posibles nacionalidades; el separatismo; y, como decíamos más arriba, corrupción política, policial y, en alguna medida, aparentemente, judicial; etc,. Con la simplicidad de agarrarse a la Constitución vigente (aunque no sea la panacea ideal), para defender los derechos, en estos momentos huérfanos, de los habitantes naturales, sin olvidarse ¡Por Dios! de quienes estamos en este país, que nos repele, mientras no haya quien venga a arreglar a nuestra averiada Patria, España.

El otro día, mientras viajaba en el Metro, oí a alguien, un muchacho, dirigiéndose a otro -aparentemente limpios, bien peinados y nada amanerados- asegurar que el mayor defecto, de los cientos de miles que tiene este sistema, es que los políticos en campaña electoral, se ven obligados a prometer mucho más de lo que es posible hacer, algunas por su propia imposibilidad, y las más de las veces, por la incapacidad de los prometedores que... Hay que joderse.

Calvo Sotelo dijo "prefiero una España roja, a una España rota". Lo dijo antes de que fuera asesinado por los rojos. Casares Quiroga, y La Pasionaria ("Su señoría morirá con los zapatos puestos") anunciando el propósito de asesinarlo que, valiéndose de las fuerzas de seguridad del Estado, cumplieron menos de un mes después (recogido de Falange Española).

Eloy R. Mirayo.

viernes, 16 de septiembre de 2016

LO QUE SE DA NO SE QUITA.

Una de las excusas de la señora Rita Barberá, es aquello que popularmente se le dicen a su santa: "santa Rita, Rita, lo que se da no se quita". La otra excusa que pone es su escaso poder económico que, supuestamente dejando su acta de senadora, al perder ese sueldo, se quedaría en el umbral de la pobreza, con tendencia a traspasarlo.

De esa manera se comprende que la "señá Rita" no se separe de su acta ni con un chorreo de agua "caloret".

Da pena -al menos a mí me produce un pegote de dolor y escalofríos-, saber que ella, durante los veinticuatro años que ha tenido en su recia mano el bastón de mando del ayuntamiento valenciano, con un sueldecillo de asco (1o3.253 euros al año) no haya podido ahorrar ni un "chavo" para asegurar la vejez -es el drama de tantos políticos de este país, lo mismo le ocurre al socialista Chaves-.

Pobre mujer (pobre, vieja y sola) así, entregando el acta del Senado estaría como esos silenciosos trabajadores, los mileuristas, que para llegar a recibir esa misma cantidad de euros, necesitarían estar trabajando durante ocho años y seis meses; lo que va resultando una meta inalcanzable. Ah, y sin dietas.

No entro en discusión -como exiliado no me harían caso, igual que si fuera autóctono-, en sí les es rentable o no, pertenecer la "súper especie humana", en su faceta de espécimen político; eso, se me escapa; mi pack cerebral no da para tanto. Lo que sí me extraña y duele en profundidad de mi 

bolsa escrotal es...

Pedro Solbes "Recibirá ahora un sueldo y dos pensiones: en total, 13.494 euros cada mes". "Ha anunciado que seguirá como diputado por Madrid. El ex titular de Economía cobrará como parlamentario, como ex ministro y también como ex parlamentario europeo".

Porque es de bolsillos abollados; de estómagos insatisfechos; de cuerpos mal vestidos (fuera del alcance la calidad) de donde salen los euros que esa... Gente -no se me ocurre, como a vosotros decir gentuza- que cobran esas enormes cantidades y, prácticamente en todos los casos, no porque haya desarrollado una beneficiosa labor.

Además de haber dejado unos enormes agujeros en las cuentas de ayuntamientos, autonomías y diputaciones, tienen la desvergüenza de "agarrar" tres o más pensiones, cuando a un pobre vejete que ha contribuido al tesoro por pluriempleo, le quitan una de las dos jubilaciones; o un parado que apenas llega a seiscientos euros al mes, si se les "pilla" en un mínimo renuncio, ambos se verán perjudicados económicamente.

En la calle don Ramón de la Cruz, hace unos pocos años, había una pequeña cacharrería que vendía cacharros de barro; el dueño se jubiló, pero no se le ocurrió otra cosa que seguir con el establecimiento abierto, continuando la venta. El hecho es que por denuncia o por inspección, la cosa es que una vez enterada la autoridad competente, le obligaron a cerrar la tienda, y además le retiraba todos los meses de su jubilación (escasamente 500 euros) una parte de los euros, como pago al dinero que se consideró que había recibido indebidamente.

El señor Solbes, a pesar de haber mal desempeñado el cargo de ministro de Economía en el nefasto gobierno de Zapatero, el tío se desayuna todos los meses con 13.494 euros, juntando tres pensiones.

¡Y yo de extrema derecha!

Eloy R. Mirayo.

jueves, 15 de septiembre de 2016

SOCIEDAD PARALELA.

 Se preguntaba mi amigo Braulio, y me pasaba a mí la pregunta, de si no habría llegado ya el día D y la hora H, de crear una sociedad al margen de la sociedad existente. Y para tratar de convencerme me decía que tal y como funciona la sociedad existente, está claro que en ella no hay espacio para todos los habitantes del país. Y no es que no haya espacio para todos, sino que además, cada día, van estrechando a pasos agigantados el espacio, dejando fuera de él las personas que desechan porque El Progreso, les ha descatalogado.

"Imagínate, mi querido amigo Eloy -me dice Braulio- que gente como las Koplovich, se dedica al negocio de la recogida de la basura".

Es verdad; lo comentamos hace un cerro de años, mi camarada Rafael Estremera y yo, a la salida de una habitual visita a la Sede de Fuerza Nueva, cuando funcionaba parecido a un partido político. 

Uno de los dos, no me acuerdo quién, dijo que la economía española había tomado la forma de pirámide, y que el dinero iba ascendiendo con rapidez desconocida hacia la punta de la cúspide, donde, el día menos pensado, se hallará cómodamente establecido el amo y señor de todo cuanto de valor haya sobre la superficie del país, y hasta de lo que oculto existe en el subsuelo.

Tan negra profecía se va cumpliendo, eso que ni Rafael ni yo somos  Nostradamus.

A la cosa no se le ve otra solución que la que de alguna manera, plantea mi buen amigo Braulio, por muy descabellada que pueda parecer; pues, lo que está ocurriendo aquí, es miaja más o menos, lo que está ocurriendo en el resto del planeta.

¿Qué nos puede quedar a las personas comunes, si los ricos comen de la mierda? 

Si; está la cosa estrecha; muy estrecha; mejor digamos que está jodida; muy jodida pues, los muy cabrones, para ganar más euros con menor riesgo y sin tener que trabajarlo, han inventado unas trampas dentadas como los tiburones, camuflada con el engañoso nombre de "franquicias" que, en la mayoría de los casos, resulta una ruinosa inversión para el pobre infeliz al que le pescan en tan diabólica red; sin dejar de ser provechoso para el "capo" de la Franquicia. 

Y si el franquiciado, impensablemente, funciona de película, mejor que mejor; cuando lo crea conveniente el "capo supremo", por unos cuantos euros, se harán con el empeño del prójimo.

Hace unos pocos años un medio familiar mío, apenas un chaval, casado con una chica peruana, fueron de visita a Perú, y a él se le ocurrió la idea de importar a España productos alimenticios, pensando que, habiendo una numerosa colonia de andinos en Madrid, podría ser negocio. Invirtió un dinerito y poco a poco, lo que empezó modestamente, adquirió un tamaño tal, que -cómo no- una empresa norteamericana del ramo, le invito a que le vendiese el negocio. Así se acaba con la competencia, al tiempo que se cierran espacios.

Vale; si como estamos viendo la sociedad vigente se va condensando

"Sacyr Construcción ultima un ERE en su filial española "

al tiempo que se va deshaciendo del personal exprimido física y económicamente,  no quedará más remedio que, con la fuerza que nos quede, crear en paralelo, nuestra propia cancha de juego y... 

A ver si somos capaces de cerrar filas, y quedarnos con el beneficio que nos corresponda.

Eloy R. Mirayo.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

EL PEDREGAL.

La felicidad de los habitantes de este país y la de los españoles que estamos aquí exiliados; la triunfante apertura del cielo, mostrándose azul y soleado, ahora plomizo por la indecencia y la deshonestidad política, se alcanzará y se verá nítidamente en el mimo momento en que salte a los medios de difusión la noticia de la dimisión de la señora Rita Barberá.

Las cosas son como son, y no como dicen algunos que serán (esto lo habría dicho el mismísimo Confucio).

Cuenta la Historia Mundial que un día el alcalde de un pueblo, parece ser que de este país, iba caminando por un terrible pedregal que había -parece ser que aun existe-, en el término municipal;

el buen hombre, ensimismado pensando en los problemas de su municipio, para los que no tenía ni puta idea de cómo resolverlos, dio un traspié y fue a estrellarse como un torpedo 

contra una roca de estimable tamaño. Cuando el excelentísimo se repuso y repuso la

dentadura postiza destrozada en el suceso, lo primero que hizo fue, mandar desenterrar la roca y transformarla en pequeños "chinarros".

Sigue contando la Historia Mundial Contrastada

que, a los pocos meses, el mismo excelentísimo, caminando por el mismo terrible pedregal, repitió el traspié, y volvió a "esmorrarse" 

contra una de las muchas miles de rocas del terrible pedregal y, como la primera vez, mando arrancar la roca, y ordenó que la transformaran en "chinarros"

(planta cementera); justo al día siguiente de reponerse y reponer su dentadura postiza. 

La Historia Mundial sigue contando que el excelentísimo siguió repitiendo diariamente la "función", justo, como hecho a la medida, hasta la víspera de su defunción que ocurrió, al dar un nuevo traspié, y chocar su cabeza contra una de la mochas miles de rocas que hay en el maldito pedregal.

Lo cierto y verdadero es que antes de la señora Barberá (presunta por el momento) ha habido corruptos encarcelados (o a punto) y unos cuantos presuntos, dimitidos o no; y sin miedo a errar podría decirse que, no porque haya dimisiones, se va a sellar la cloaca de la corrupción. 

Este país, mientras no empiece y acabe con el terrible pedregal, sus habitantes y los que aquí estamos forzosamente exiliados, seguiremos la suerte del alcalde de la historia; topándonos continuamente con algunas de las infinitas rocas del terrible pedregal, aunque puntualmente se extraigan las que nos creen el dolor más fuerte pues, mientras penosa y borreguilmente 

sigamos caminando descalzos entre las rocas, indefectiblemente continuaremos topando contra las que irán aflorando de manera  irrefrenable al largo y ancho de la superficie del terrible pedregal. 

Eloy R. Mirayo.