lunes, 19 de noviembre de 2018

SÁLVESE QUIEN SE LO MEREZCA.

La normalidad en los medios de comunicación es el hijoputismo, más o menos ilustrado, elevado al cubo. 

Eso es perfectamente demostrable sin necesidad de esforzarse en montar un gran laboratorio donde estudiar una infinidad de discutibles pruebas; simplemente invitando a quien tuviere duda de que así es, a que se leyera con atención analítica durante una semana entera, toda la prensa de tirada nacional "importante"; escuchara todas las emisoras radiofónicas de alcance nacional "importantes" -eso sí- de una a una y, también, de una en una, viera y escuchar las distintas televisiones nacionales "importantes"; las oficiales del país y también las que se adjudicaron a los amiguetes.

Además de que el hijoputismo esté instalado en los medios de información, tanto oficiales como privados, como es evidente, son un foco infeccioso de trucadas noticias y malsanas opiniones vertidas machaconamente con maligna intención, poco a poco, van calando en el colectivo cerebro de la sociedad española, convirtiéndola en un imbécil monstruo individualista y predador de cuantos no pertenecen a su tribu, y de todo lo que no es típica y tópicamente propio. Pero al exclusivo servicio de quienes son la élite del hijoputismo nacional. 

Si; si será cierto que sumergido en el oleaje fecal de los medios de información social, que les dicen, haya algún nadador esforzado a contra corriente pero, sin que quepa la menor duda, será un héroe solitario que, exhausto y asqueado de lo que en su profesión ha visto y sufrido, se exiliará, ó quizás ya se habrá exiliado,  a la primera de cambio, en La Novela que, como la roca salvadora que llegara en su auxilio.

¿Por qué hablo hoy del hijoputismo en los medios de información nacional? Mañana es el inolvidable 20 de noviembre, para las personas decentes de este país y los hijoputos medios, como lo vienen haciendo cada año, pero este más incentivados, 

están vertiendo su mala leche sobre el acto de ayer en la Plaza de Oriente, convirtiendo en víctimas a unas individuas de dudosa decencia que tuvieron la ordinaria y desvergonzada idea de cargarse el homenaje de unas personas agradecidas a José Antonio Primo de Rivera, asesinado por los comunistas en la ciudad de Alicante y a Francisco Franco, muerto anciano por enfermedad en el Hospital de La Paz, de Madrid, habiendo sido el artífice de los mejores y más justos cuarenta años, en la Historia de España. De lo que aún queda positivo reflejo.

Hoy en la Televisión que pagamos todos los españoles se han vertido datos y opiniones y hasta solicitudes que, si este sistema fuera verdaderamente democrático, no deberían ser permitidas, entre otras razones, porque atentan contra el derecho de expresión, el derecho de reunión y el derecho de la información veraz.

De las cinco personas -incluyendo el presentador puesto por el dedo socialista- que como los moñigotes de la tele se exhiben tras el mostrador, 

los cinco, se lamentaron del trato que recibieron las anormales que provocaron a quienes se estaban manifestando de forma pacífica, mientras pedían que, a lo que esas patrióticas gentes representa -la decencia, el amor a la Patria, el derecho a la vida de todos los nonatos, y el respeto, por no extenderme-, sean absolutamente prohibidos. Y, con la desfachatez que les adorna a los rojos enroscados en la piel del democrático cordero, mienten exigiendo cifras falsas, con la chulería de quienes saben que nadie les va a responder como se merecen. 

Hace falta desconocer la existencia de la vergüenza para, desde el rojerío asesino del "paseo" y "cheka" y los distintos "Paracuellos," 

el "GAL", de cara a la audiencia un hijo de puta se atreva a dar a entender que como consecuencia del enfrentamiento armado durante la guerra de Liberación, desde 1939 (los primeros años de pos guerra) en España, se habían fusilado a 50.000 personas.

Con los mismos datos que ese sin padre conocido se atreve a acusar, yo le demostraría que es absolutamente falso. De las condenas a muerte firmadas, la gran mayoría, no se cumplieron como ocurrió con la que se condenó a don Antonio Buero Vallejo, que fue Comisario Político en la Zona Roja. 

Algo similar a ser en la Unión Soviética comisario del Comisionado del Pueblo para Asuntos Internos. 

Algo como lo que se está viendo en España, todo lo que representa el Comunismo conviviendo con quienes se dicen de centro y de derechas, solamente se da por la degeneración que ha ido creando, como agente necesario, el hijoputismo de los medios de información... Y, sálvese quien de verdad se lo merezca.

Eloy R. Mirayo.



sábado, 17 de noviembre de 2018

¿CÓMO LO VA A SOLTAR?

Con lo que le costó agarrarlo muy agarrado, más o menos así. 

Un clásico socialista.

¿Cómo lo va a soltar? 

Cuentan que un marido al que los caprichos de su mujer, en estado de buena esperanza, le obligó a buscar a las doce de la noche unos plátanos -que de no conseguirlos le podrían quedar sobre la piel del bebé como un deseo insatisfecho-, cuando al fin, después de mucho buscar de un bar que estaba cerrando, el dueño, muy amable, le dio tres riquísimos plátanos canarios. El buen hombre con los plátanos conseguidos se montó en el Metro, en la estación de Legazpi, que a esas horas iba abarrotado; la presión humana le machacó hasta hacerlos incomestibles dos de los plátanos. El tercero se lo puso en el bolsillo de atrás de su pantalón y lo agarró con fuerza para evitar que se aplastara; al llegar a la estación de Sol, un señor que iba como pegado a su espalda con agradecida voz le dijo: "me hace el favor de soltarme; me apeo en esta estación". 

Igual de aferrado al "plátano gubernativo" da la sensación que se encuentra el señorito "Pepis".

¿Como se pueden creer que lo va a soltar? Los engaños tan groseros, expuestos con el tradicional chulesco barniz de los socialistas, no nos engañan a las personas normales: "elecciones ya", eso solo se los llegan a creer los idiotas, los necios y los gilipollas. De los que la mayoría de los políticos no les andan lejos.

¡He agarrado el plátano y el plátano me lo voy a comer entero yo solito! Seguro que es lo que piensa el presidente Sánchez desde el mismísimo momento que les changó a los párvulos que le elevaron a lo alto de la platanera.

Y es que Pedro Sánchez sabe -se lo dijeron los amiguetes que le dieron el titulillo famoso y los que le escriben los discursos- que los milagros del Maligno, difícilmente se repiten. Cuentan los veteranos de batallas vividas, que en los campo de batalla los soldados que sufren por bombardeo, para salvar la piel se refugian en los embudos que hacen al estallar los grandes proyectiles en el suelo porque es prácticamente imposible que dos bombas caigan exactamente en el mismo lugar. 

Lo que que hace el sorprendente presidente de este gobierno es, sabiendo que no ha de repetir "suerte", holgarse cuánto puede en su "embudo monclovita", cuando no está de viaje: consumiendo los días diciéndose ante el espejo, 

parafraseando a la madrastra de Blancanieves: "¡que bien me sienta el cargo, y lo bien que al cargo le siento yo!.

Si en la política hubiera gente inteligente -no simplemente listilla- con el buen propósito de entregarse en cuerpo y alma por hacer las cosas que necesitamos y a las que tenemos derecho España y los españoles, en vez de insistir en que se aceleren las Elecciones Generales, estarían preparando honestamente la propuesta que sirva para, llevándola a término, separarnos de esta mierda en la que estando ellos -estos políticos-metidos hasta el pescuezo, nos están obligando a oler a diario. 

Y los mandrias rojos del ex excelentísimo ayuntamiento

nos dicen que se preocupan por el medio ambiente.

Eloy R. Mirayo.



miércoles, 14 de noviembre de 2018

DESVERGÜENZA Y CINISMO.

La desvergüenza y el cinismo es el modelo -bien lijado y mejor pulido- tomado por Pedro Sánchez y sus colaboradoras y colaboradores más próximos, para bracear en las fecales aguas de la cloaca en la que, poco a poco, pero muy concienzudamente, entre todos han ido convirtiendo la gobernación de este país, España, una de las naciones más importantes que existe sobre la faz de la Tierra.

No es que sean herramientas novedosas 

en la post franquista política española que a los ciudadanos de este país, su uso y sus consecuencias nos pueda escandalizar -esa posibilidad, por sobrepasada, está descartada. 

Lo que nos escandaliza es que precisamente para acabar con unos de los motivos -los más importantes y urgentes, así sonaban por los "medios próximos"- por lo que el señor Sánchez se hizo subterráneamente con la a poyadura de toda clase de gentes, gentecillas y gentuzotas de este país: la rancia derecha catalana y también la santurrona falsa derecha baska, los nacionalistas canarios, los rojos de todas las raleas, los neoetarras y hasta los sucios antisistema para acabar con la desvergüenza y el cinismo del PP y de su presidente -a la sazón presidente del gobierno de la Nación- don Mariano Rajoy, se estén usando de manera superlativa, la desvergüenza y el cinismo, como antídoto.

Eso es como si cuando se le quita el pañal cagado al bebé, se coge ese pañal y el culito del pequeño y, para lavarlos, se sumergieran en un barreño de mierda. 

Solo y exclusivamente eso, la desvergüenza y el cinismo.

España, más que nunca hoy, está huérfana de un gobierno sabio que trabaje con denuedo para situarla, en el concierto mundial, ante el atril que le corresponde.

No es precisamente la flácida batuta prestada que anda sin rumbo fijo en mano del señor Sánchez -para eso, además de una erecta batuta es exigible inteligencia superior-, la que sea capaz de encontrar la medida que armonice, dando tono y compás a la melodía que necesita escuchar nuestra querida Patria.

La desvergüenza es que, para desdecirse de una promesa que sirvió de moneda de compra-venta de malas voluntades, "elecciones a la mayor brevedad", con dádivas oscuras, se pretende, cínicamente, acabar la legislatura, como se contrata a una prostituta, poniendo millones de euros en las manos de los separatistas catalanes, dejando con las vergüenzas al aire a las demás regiones.

La estupidez malvada de este gobierno es comparable a la de un individuo que, quitándole lo necesario a su mujer y a sus hijos, le pone piso, le compra un apartamento en una playa, le compra un buen coche, le abre una maciza cuenta en una entidad bancaria a su amante, y la amante, con rictus de asco en el rostro, no le permite tocarla ni un solo cabello de su anatomía..


Eloy R. Mirayo.


domingo, 11 de noviembre de 2018

VERSOS.

Aunque me figuro que todos conocemos el poema, yo lo pongo aquí, en este blog, porque lo quiero tener presente, recordándome que las personas inteligentes -hasta como para llegar a ser jueces- son capaces de hacer y decir gilipolleces del mismo calado que las podemos hacer y decir los que nuestra inteligencia se la conoce, más que nada, por su ausencia.

Hace falta tener un alto grado de gilipollez, para crear un poema chusco y sin gracia, e incorporar los nombres de dos féminas comunistas. Otra cosa sería si fuera al revés. Entonces sería justificado como "libertad de expresión". Y punto.

«Cuentan que en España un rey
de apetitos inconstantes
cuyo capricho era ley
enviaba a sus amantes
a ser de un convento grey.

Hoy los tiempos han cambiado
y el amado timonel
en cuanto las ha dejado
no van a un convento cruel
sino a un escaño elevado».

Y continúa:

«La diputada Montero
Expareja del 'coleta'
Ya no está en el candelero
Por una inquieta bragueta 
Va con Tania al gallinero». 

Por "El guardabosque de Valsain"


"Irene Montero, indemnizada con 70.000 euros por el poema machista de la revista de la asociación de jueces Francisco de Vitoria".  

(Don Francisco de Quevedo y Villegas: Vuela pensamiento, y diles a los ojos que más quiero que hay dinero. Poderoso caballero es don Dinero).

En el metro de Barcelona, al entrar un señora joven, guapa y de espectacular cuerpo, dice un viajero a media voz:

-"Con esa mujer me acostaría el día uno y, solo por respirar, me levantaría el día treinta de cada mes". 

El viajero que iba a su lado, con el lazo separatista amarillo, color caca de niño, en la solapa de la chaqueta, se le encaró:

-"Senti que aquesta senyora és la meva dona (oiga usted; esa señora es mi esposa)". 
-"¡Pero sería pagando!"- 
-"Ascolta noi, si es així, arribarme a un acuerd (Escucha chico, si es así, llegaremos a un acuerdo)"

No sé por qué ve me ha venido un chiste tan viejo.

***********


El del bosque de Valsain
En su soledad inmerso,
Sin poner en ello peso,
Usó, insolente y fresco,
Contra Irene Montero... un verso.

Dañina saeta verbal
Del trovador insultante, 
Hecha su voz serpiente,
A la virtuosa y bella Irene,
Venenosa, en verso... Muerde. 

Eso, al juez poeta acusa
De Caín del feminismo,
De machirulo irredento,
De asqueroso "sexisto",
Y seguro ¿verdad Irene?... De "fascisto".

Es acción muy precavida;
Es sentencia de la abuela;
Es cuidar de la cartera,
Y de la propia carrera,
Contar lenta la treintena  
Antes de volver a hablar.
Si la cosa es de escribir,
Decía mi abuelo Gil,
"Mejor llegar a dos mil,
Si lo vas a publicar".

Eloy R. Mirayo.


domingo, 4 de noviembre de 2018

NO SÉ CUANDO...

Que nadie me hable del gobierno, del Estado, del caminar de la economía nacional, ni de las cifras del paro, ni de las cifras de la violencia machista, ni del problema de las pensiones, ni del narcotráfico y sus consecuencias, ni de refugiados políticos, ni de pateras, ni de asaltos a la verja por los subsaharianos. 

Que nadie me venga con la preocupación por la exhumación del Caudillo, ni del desmembramiento de España, de si hay países gobernados dictatorialmente, que nadie venga a decirme que el Mediterráneo se ha convertido en un gran cementerio acuático, que nadie me ilustre, enumerando la cantidad de hijos de puta que normalmente conviven entre nosotros... 

Que no venga nadie con las desgracias que se me haya olvidado reseñar porque quiero seguir comportándome con respeto, quiero mantener el buen tono: No quiero gritar con todas las fuerzas de mis pulmones que todo eso, hoy, me importa un carajo. Lo que públicamente pido a Dios, es que mi hijo Jaime se restablezca del infarto de corazón que ha sufrido esta tarde.

No sé cuando, ni si alguna vez volveré a este blog.

¡Adiós!

Eloy R. Mirayo.


miércoles, 31 de octubre de 2018

Y YO, SIN ENTERARME.

Cada día que pasamos cercados por la Democracia Liberal, nos enteramos -con sus constantes subidas- de lo que "vale un peine"; al tiempo que nos vamos dando cuenta de la escuálida cantidad de libertad a la que tenemos -cada día menos, si es que aún nos queda algún resto- permiso institucional para disfrutar. 

Y es que la libertad; la simple y llana libertad -a la que le quito a propósito de mi cabreo la mayúscula- para las personas corrientes, solamente ha quedando como un nostálgico recuerdo.

La Libertad -esta con mayúscula- plena ha quedado como otro objeto más de lujo, solo al alcance de las élites, como el yate en Puerto Banus; el avión personal, con piloto y azafata siempre a disposición; los grandes pisos de varios cientos de metros cuadrados en céntricas calles de ciudades por todo el Mundo; las "selváticas" mansiones en la Sierra, o a la vera del mar; los coches de altísima gama; o las más bellas de las putas.

Si, claro está; las élites son un solo cuerpo conformado, como el monstruo del doctor Frankenstein, de varios retales: renombrados constructores; afamados abogados; asquerosos políticos venidos a más; banqueros significados; reconocidos industriales; comerciantes prestigiosos; ilustres miembros de la judicatura...

Yo no estoy señalando especialmente a nadie que él, ante sí mismo, no se sienta uno de los retales con el que está confeccionado el poderoso e influyente monstruo.

Todos conocemos algunas caras de personas acaudaladas, pero muy difícil resultaría llegar a conocer a los verdaderos propietarios de los caudales; los propietarios de todo lo visible e invisible; de las manijas que mueven verdaderamente al Poder. Los que tras las bambalinas del escenario, en la más absoluta oscuridad, mueven los hilos del guiñol, poniendo y quitando a quienes les sirven bien o mal; a los que en el "frente", como generales de opereta, persiguen con denuedo cada euro, engordándoles el bolsillo o quienes se atreven a sustraerle un solo "penike". 

La grave equivocación es creer que las ruedas son las que mueven el coche, cuando quien en verdad lo mueve es el motor. Ellos, esas gentes sin rostro son el "motor" de la Democracia Liberal; 

sistema político genocida de la Libertad, utilizando contra ella la permisividad del libertinaje indiscriminado a toda pastilla y a quemarropa, por pandilleros de toda grey, creada, pastoreada, tutelada, ensalzada y hasta premiada, por las instituciones gubernamentales. 

Es el modelo de la sufrida libertad que, según nos dicen los demócratas, hemos alcanzado -a nivel mundial- gracias a ellos. 

Y yo 

sin enterarme.


Eloy R. Mirayo.



martes, 30 de octubre de 2018

ACOJONADORES SIN FRONTERAS.

Ayer me preguntaba un asturiano, preocupado por la nieve que les está cayendo en su pueblo, y por los de alrededor, 

por el gilipollas que para demostrar el cambio climático que nos llevará al cataclismo por calor (falta de refrigeración exterior por los daños que se están haciendo a la atmósfera), introducía un termómetro en la tierra, como las mamás les meten el termómetro por el culo a los niños, para comprobar si el infante tiene o no fiebre.

Nadie discute lo del cambio climático porque no creo que con la información científica que se tiene tan a la mano, haya alguien que dude de su existencia pues, es posible que empezara desde el primer minuto en que se empezó a crear en el espacio celeste nuestra querida Pachamama (Madre Tierra). 

Ni idea tengo de quién pueda ser ese gilipollas pero, recuerdo -le dije- que hace un tiempo alguien me informó, de que entraba en lo muy  probable que el individuo fuera universitario; lo que demostraría por enésima vez, claramente, que un título universitario, aunque se vea acompañado de un Master -como el momento nos está mostrando con todo lujo de detalles- no tiene por qué significar que, simplemente por poseerlo, alguien no pueda ser un mayúsculo gilipollas, con posibilidad de llegar a la presidencia de un importante país del Sur de Europa (de muy al Sur).

Fuera de esa pequeña especulación, lo que sí que resulta indiscutible es que el "gilí" del termómetro al hombro, buscando agujero donde meterlo es, además de eso, un militante en superficie visible de la asociación "Acojonadores sin Fronteras".

Existe una Legión, aquí en nuestra querida Patria, que forma con Honor en la Élite de Nuestro Ejército, que nada tiene que ver con el uso que algunas veces con toda su "legalidad semántica" se hace con la palabra "legión". 

Cuando un español escucha el Himno de la Legión y ve desfilar a sus hombres y mujeres, al tiempo de notar gozosamente acelerado el corazón, piensa en lo muy bueno que en estos momentos (siempre), podrían hacer por España, simplemente con su aparición.

Luego existen otras legiones, que nos traen la visión amplia de algo; demostrativo de exuberancia, que nos avisa de alguna cosa muy numerosa:

el día del orgullo gay sale a la calle una "legión de +++++++++; el difunto Pablo tenía una "legión" de acreedores -¡si no se hubiera comprado la mansión en la Sierra! habría quien lo dijera-; a ese torero le sigue una legión de aficionados, donde quiera que toree; esa puta que está cerca del Congreso, tiene una "legión" de conocidos clientes; en los padres y las madres de esos políticos secesionistas vascos y catalanes, diariamente se caga una "legión" de españoles...

Lo que está claro para los acojonadores es que la tierra acabará por desaparecer motivado por el cambio pero, lo que no saben, y por eso indistintamente se agarran al calor cuando hace calor que tetorras, 

y al frío cuando en llegando el invierno, durante unos días hace un frío intenso (como el dormitorio de un recién divorciado) algo menor que el auténticamente polar o siberiano; "que tie tela", diría el flamenco.

Algún día de estos haremos arqueo de las distintas maneras que usan los "Acojonadores sin Fronteras", para acojonar al personal. 


Eloy R. Mirayo. 



lunes, 29 de octubre de 2018

NO PRESUMAMOS.

No es la Democracia un edificio de hormigón que resiste cualquier tipo de amenaza, sino que ella es una seria amenaza; seguro que la más seria para el desarrollo armónico de la humanidad. 

No soy la persona más capacitada y tampoco tengo facilidad para acceder a toda la información científica que sería deseable para explicar al cien por cien, hasta qué punto la Democracia, en vez de dedicarse en cuerpo y alma, como se dice por sus "cantores", a buscar y encontrar la forma de igualar las posibilidades de todos los humanos, lo que ha conseguido de forma que debería ser admitida sin discusión, es empeorar aún más el desequilibrio existente, dejando lo positivo: las riquezas y los lujos en uso y disfrute de unos pocos privilegiados, mientras las escaseces y miserias, sin siquiera conceder el mínimo resquicio a la posibilidad de que la "Indigencia General", llegara a tener la tentación de intentar corregir la situación.

Estas son según Google, por orden de aparición en fotografia, Jeff Bezos; Bill Gates; Warren Buffette; Amancio Ortega; Mark Zuckerberg; Bernar Arnault; Carlos Slim; Larri Ellison; Larri Page; Ingvar Kamprod.

No son los cientos de miles de millones que suma la riqueza insultante de estas diez personas lo que nos debería preocupar; lo que resulta verdaderamente importante es el poder destructivo del que disfrutan y que hasta la fecha nadie se ha entretenido en denunciarlo. De estas gentes perniciosas para la humanidad -sin excepción- lo que más se conoce es la donación de unos  millones de euros o dólares, según su origen, para renovar cualquier cosa que ya estaba funcionando -unos pocos, no vayamos a exagerar- y que en el normal funcionamiento apenas si dejan huella.

Lo que sí deja huella son los modos empleados para que, esas y otras cuantas personas más, vayan haciendo crecer los dígitos de si riqueza.

Esas huellas, sin salir de Madrid, ciudad donde resido, están impresas por la casi totalidad de sus calles. Cualquier madrileño

con algo más de cincuenta años, recorriendo las calles tradicionalmente comerciales, echará de menos las ebanisterías, carpinterías, tapicerías, tiendas de ultramarinos, lecherías, cerrajerías, hueverias, sastrerías, talleres de zapatería... 

En torno al pequeño comercio del que vivimos mi mujer, Julia, mis hijos, Rufino, Jaime, y yo, están abiertos al público un Carrefour grande, otro Carrefour de "urgencias", un Ahorramas, un Mercadona y un Supersol. Todo ellos, incluidos los edificios del Corte Ingles, separados entre sí por menos de doscientos metros. Y por si eso no fuera suficiente desgracia, está la venta online desde origen, y las empresas de entrega y retirada en mano. 

Hoy las calles del barrio de Salamanca (Iglesia de nuestra señora de la Asunción, en la calle de Goya), 

las de esta parte (de Manuel Becerra hasta la calle de Serrano, de la calle Ortega y Gasset a la Calle de Goya), fuera de los pocas oficinas bancarias que van quedando, de los puntos de venta de teléfonos móviles, casas de apuestas, mini casinos, unos cuantos bares y restaurantes, los "todo a cien" de los chinos; el resto de locales han quedado a la vista como cadáveres sin enterrar.

¿Qué tienen que ver esos súper millonarios? Mucho; porque para conseguir, como decíamos, que sus cuentas sigan creciendo, utilizan su fuerza para arruinar toda clase de competencia; incluso la más insignificante, no vaya a ser que llegue a hacerse epidemia.

Hablamos de Madrid, pero con el mismo discurso podría hablarse, sin mentir ni exagerar, de cualquier otra de las ciudades y pueblos de todo el mundo.

Y, así van a "panchas" con la política democrática. Algunos políticos profesionales de este sistema resultan "activos empresariales" de bajo precio y alto rendimiento.

Insisto, ¡en todo el Mundo! No presumamos.

Eloy R. Mirayo.




jueves, 25 de octubre de 2018

CHORRADAS.

No saben -con lo fácil que me sale a mi- usar los insultos que se dedican los unos a los otros con oportunidad y tino. Ni siquiera para eso tienen inteligencia. Y no es porque no se insulten de diario como si fueran las rabaneras del antiguo mercado de la Cebada, sino porque todo lo que sale por la boquita de piñón de estos políticos -sorpresas al margen- lo reciben por escrito en las sedes de sus partidos, en un CD, que han de aprender obligatoriamente. Lo que oyéndoles parece que no les han entregado, junto con el CD, es el librito con las indicaciones de cómo y cuándo utilizar su contenido con sentido y puntualidad. Estamos viviendo bajo el yugo de la "esloganización zambiana". 

Los políticos de esta Democaca, independientemente de donde pongan su culo en el Hemiciclo de las Cortes -fuera de él, quien sabe dónde lo pondrán- o del pesebre político -permítaseme la licencia- del que se nutren, son incapaces de decir una sola palabra que suene con frescura al oído; por muy frescos que sean ellos y ellas. 

Hoy, insultos como "mentecato" "frívolo" "botarate" "cabrón" "hijo de puta" "maricón", han quedado obsoletos al no poder combatir con el peor de los insultos, acuñado por todos los políticos, como ocurrió en España, a los españoles, con la ingestión masiva de caldo "Gallina Blanca": ¡Golpista!.

De aquí no se pasa, ha dicho el presidente multiapoyado de gobierno de este país: Sánchez advierte a Casado que romperá relaciones con él si no retira su acusación de golpista.

"ERC y Podemos abogan por suprimir los desfiles militares y el 12 de Octubre"


¡¡¡Imbéciles!!! Festejan a bombo y platillo el "día del orgullo gay", que no es más que un desfile de... bueno está; y se permiten proponer la gilipollez hijoputante, de suprimir el desfile de nuestros ejércitos; las tropas que nos defenderían en caso de necesidad poniendo sus vidas en el empeño. El día 12 de octubre que quieren "lapidarse" los rojos de podemos y los separatistas catalanes de ERC, según el BOE, es el "Día de la Fiesta Nacional De España"

Día descafeinado por la cobardía y entreguismo de quienes no obligan con rigor a festejar ese día tan especial en todo el Solar Patrio, permitiendo que unos cuantos desconocedores de quién fue su padre ¡de entre tantos posibles! no demuestren festejando junto al resto de españoles ese día especial, con el respeto que merece.

Unos cuantos españoles renegados de su nacionalidad, nacidos en Cataluña y en las Vascongadas, xenófobos descolocados de toda realidad, preocupados en chorradas como la "limpieza de sangre"; mejor harían con preocuparse por el olor de sus pies.

De los rojos de Podemos ¿qué se puede esperar?.

Eloy R. Mirayo.



miércoles, 24 de octubre de 2018

¿ES O NO UN PUNTAZO?

El sistema democrático español parido por estas alhajas con dientes, aquellos "Padres de la Patria" -lastima que un cerdo no les comiera las manos- 

por sus logros conquistados, más parece que hubiera sido escrito como broma burlesca y cachonda por el magnífico humorista Amando Matías Guiu, 

creador de los famosísimos diálogos para besugos.

La cosa tiene su chispa graciosa si en vez de ocurrir en España, hubiera ocurrido en cualquier otro país de esta zona templada del Hemisferio Norte en el que nos encontramos. ¡Es todo un puntazo! Resulta que el ex presidente de la autonomía madrileña el señor Ignacio "Nacho para los amigos" González, 

que está en libertad por el pago de 100.000 euros, precio de su fianza, por ser investigado pendiente de que la justicia resuelva sobre la "operación Lezo" por haberse encontrado presuntamente irregularidades de gestión que le implican, en el Canal de Isabel II, durante su presidencia, ha pedido su reingreso como funcionario que era, en el ex excelentísimo Ayuntamiento de la capital de España. 

¿Es o no un puntazo? Pero lo que más gracioso me resulta -hasta la mas escandalosa carcajada-, 

no sé si también para todos mis conciudadanos es ¡ji, ji, ij!, que don Nachete, con el beneplácito judicial, y el rechinar de los dientes de la Manuela y sus mariachis, que han rebuznado -perdón- rebuscado la forma de impedirlo, ocupará una plaza de las vacantes, en su categoría profesional, que están sin cubrir, a pesar del paro reinante que padece el municipio. Y uno -o sea yo- que como dejo casi a diario muy clarito, no soy perito en "entendimiento rápido" no he llegado aún a descifrar el arcano de si los empleos vacantes en el ayuntamiento rojo es por desconocimiento de su existencia; porque haya alguien que recoge los jornales a pesar de no existir el trabajador; o porque entre los grupos que apoyan al gobierno municipal no hay quien tenga un mínimo de inteligencia (aunque sea inferior a lo menos exigible como los que están en activo) para qué, ni siquiera a dedazo, lleguen a ser capaces de cubrirlos. 

Claro que también podría ser por la mala leche de los rojos de mierda que acuñan siempre como santo y seña el "cuanto peor, mejor". 

Eloy R. Mirayo.