miércoles, 22 de marzo de 2017

"POLITOLOGÍA."

Nunca me lo había planteado pero después de haber leído la entrevista que al politólogo indio Pankaj Mishra, 

le ha publicado el periódico El Mundo del pasado domingo, he decidido que en adelante voy a buscar y leer todo cuanto pueda de esa ciencia, Politología, que me parece de lo más divertida, por la cantidad de gilipolleces que se pueden leer.

No tanto por ella -la Ciencia, que mi cabeza no está  hecha para la Ciencia-, sino por lo que dicen quienes son sus difusores, los politólogos científicos profesionales, y también por lo que me pueden aportar los politólogos aficionados con cuajo sólido y criterio. 

Así me he enterado, científicamente, que la Democracia es una contradictoria sustancia pegajosa capaz de mezclarse con cualquier clase de inmundicia (y en algunos casos, poco casos, con algo limpio y decente) sin que por ello cambie mínimamente su peculiar estética de Dueña de la Mayoría, y Protectora de la "minoría".

Esa es la teoría. Sin  embargo, por lo que de sustancia he sacado en limpio de mi primer contacto con la Politología, a través de Mr. Mishra, es que la Democracia ha sido, con su funcionamiento, quien ha creado el aumento de la desigualdad económica y de trato social.

Siendo ella la responsable de haber traído la frustración, la marginalidad y la impotencia de muchísimos millones de personas en todo el Mundo,

que además como bola de nieve, ladera abajo, va creciendo sin parar el peligroso resentimiento. Y el resentimiento es, junto con la dañina demagogia, según los santones y politólogos del sistema, incluido Mr. Mishra ("cuando la gente se siente frustrada, marginada e impotente, lo que más cuenta es el factor emocional. Y eso tal vez explica la victoria en las urnas de opciones "no racionales". Históricamente, el malestar popular siempre ha favorecido a la extrema derecha") los falsos argumentos de los autoritarismos de extrema derecha, para hacerse con el Poder absoluto.

Pero esa afirmación parece merecedora de saltar, rota en cachitos, porque se necesita mucha imaginación, falta de memoria, o falsedad interesada, para pensar que quienes se "revolucionaron" en Francia (1775);
Rusia (1917); 


O Cuba (1959), 

por poner de entre otras muchas revoluciones, únicamente estas tres, fueron representantes de la más "extrema derecha". Y no de la asesina izquierda.

("En Europa la izquierda no tiene nada que ofrecer": Mr Mishra). Sin ánimo de ejercer de "pirata Politólogo", me solidarizo con esta última opinión -que la siento como mía-. Y estoy convencido, además, que jamás, aparte del tiro traicionero, ha tenido otra cosa que ofrecer la izquierda en general, y la nuestra en particular. Y es que...


Eloy R. Mirayo.

martes, 21 de marzo de 2017

CAMBIOS DE NOMBRE.

Son 47 las calles de Madrid que el ex excelentísimo Ayuntamiento de esta ciudad, ha decidido cambiar de nombre. Todas ellas por haber recibido el nombre hace un porrón de años, como recordatorio de haber sido personas y hechos que alcanzaron especial notoriedad positiva en España antes; durante los años que duró la guerra de liberación del comunismo asesino; y en los casi cuarenta años que siguieron, hasta el "feliz advenimiento" de esto (porca miseria) que en mala hora tenemos en la actualidad.

Me parece muy bien el cambio de nomenclatura de esas calles, ya que esta ciudad, sucia y delincuencial, donde triunfa el rojerío anticlerical, el "okupa" de gracejo soez, las incontables mafias y el derechismo cobarde y traidor, ha dejado de merecerlo.

¿En qué cabeza cabe que en las calles de la capital de este país pueda haber una plaza que se llame Arriba España? Si a donde se la quiere llevar es ahí abajo; en la más oscura profundidad. 

El barroco equipo de gobierno municipal que sufrimos los madrileños, cumplidas de sobra todas las expectativas a las que debe enfrentarse todo buen gobierno -no hay más que echar una ojeada-; sin otra preocupación; nadando en el balsámico lago del éxito logrado, es normal que se aplique a tan interesante propósito, que sin duda es el cambio de nombre de esas 47 calles. 

Con lo que de entrada no estoy de acuerdo, es con los nombres que ya han sido elegidos. Sin querer entrar en discusiones inútiles (cuando un hijoputa con mando imagina un maldad, hay que darlo por hecho), he de expresar mi desacuerdo.

No estoy de acuerdo porque, en la mayoría de los casos, las nuevas denominaciones no cumplen con el requisito de benefactora notoriedad para esta ciudadanía.

¿Por qué la calle Batalla de Belchite, ha de ser bautizada con el nombre de la desconocida activista comunista "Juana Doña"? ¿Acaso no le iría mejor el nombre de la Checa de Bellas Artes?.
Plaza de los Hermanos Falcó y Álvarez de Toledo por Plaza Mayor de Barajas ("la plaza de los Pujol y Ferrusola")
Calle del General García de Herrán por Calle de la Cooperación ("la calle del Pelotazo Urbanístico" o "calle de Idiotas al Poder")
Paseo de Muñoz Grandes por Paseo de Marcelino Camacho ("el paseo del Paro")
Travesía del General Franco por Travesía Diego Torres Villaroel ("la costanilla del GAL y su Jefe Mr. X")
Plaza de Arriba España por Plaza de la Charca Verde ("la plazuela de los Orgasmos de Zerolo")
Calle de los Caídos de la División Azul por Calle Memorial 11 de Marzo de 2004 ("la avenida del Terrorista Desconocido")
Plaza Aunós por Plaza de José Castillejo ("la plazoleta de los EREs")
Calle del General Asensio Cabanillas por Calle Poeta Ángela Figuera. ("Calle de la comisión Por Concesión de obra")
Calle de Juan Vigón por Calle de Melquíades Álvarez ("de la Brigada del Amanecer")
Calle del General Rodrigo por Calle del Maestro Ángel Llorca ("travesía del Generalizado 3%")
Plaza de Juan Pujol por Plaza del Rastrillo ("glorieta de la Prevaricación")
Calle y Travesía de José Luis Arrese por Calle y Travesía del Poeta Blas de Otero ("Calzada del Cohecho")
Calle del Ángel del Alcázar por Calle de Guillermo Rovirosa ("La gran vía del Okupa")
Calle del General Kirkpatrik por calle de Carlota O'Neill ("calle del Regreso a la Esclavitud")
Plaza del Caudillo por Plaza de El Pardo ("la plaza del Yerno del Monarca")
Calle Primero de Octubre por Calle de Carlos Morla Lynch ("callejuela de la Infanta Pasmada")
Plaza del Veintiocho de Marzo por Plaza del Baile ("la plazoleta del Botellón y la Anfetamina")
Calle del Capitán Cortés por Calle de Manuel Chaves Nogales ("de la Prohibición y multa")
Calle del Algabeño por Calle de José Rizal ("avenida de los Memos Animalistas")
Avenida del General Fanjul por la avenida de las Águilas ("la avenida de los Rapaces")
Calle del General Millán Astray por Calle de la Maestra Justa Freire ("de las Agresiones  a Docentes")
Calle del General Saliquet por Calle de Soledad Cazorla ("la cuesta del Coma Etílico en Menores")
Calle del General García Escamez por Calle de Anselmo Lorenzo ("el pasaje del Libertinage y el Vicio")
Avenida del Arco de la Victoria por Avenida de la Memoria ("la avenida de la Corrupción")
Paseo del General Sagardía Ramos por Paseo de Melchor Rodríguez. ("¡A mí también me parece bien!"  
Salvó a muchas personas decentes de ser asesinadas por los rojos, desde su cargo de Director de Prisiones, durante nuestra guerra de liberación del comunismo.)
Calle del Almirante Francisco Moreno por Calle del Arquitecto Sánchez Arcas ("la trocha del Porro")
Calle del Puerto de los Leones por puerto de Lucrecia Pérez ("el puerto de los Recortes")
Calle de los Héroes del Alcázar por Calle de Simone Weil ("viaducto del Aborto Libre y Gratuito")
Calle del Cerro Garabitas por Calle de la Pintora Ángeles Santos ("La avenida del Separatismo Paletorro")
Calle del Gobernador Carlos Ruiz por Calle de Corpus Barga ("callejón del Fraude Político")
Calle de Eduardo Aunós por Calle de Mercedes Fórmica ("la de ¡Follar, Follar, Enanos!")
Pasaje del General Mola por Pasaje del General Espartero ("pasaje del tiroteo callejero")
Calle de los Hermanos García Noblejas por Calle de la Institución Libre de Enseñanza ("la corredera del Genocida Carrillo")
Calle del General Orgaz por Calle de Fortunata y Jacinta. ("La calle y escalinata del Tránsfuga")
Calle del General Varela por Calle de Julián Besteiro ("el camino alto de la excarcelación de Etarras")
Calle del General Yagüe por Calle de San Germán ("la Calzada del Conseguidor")
Calle del General Moscardó por Calle de Edgar Neville. (¡se les ha colao!)
Calle y Escalinata del General Aranda por Calle y Escalinata de Matilde Landa ("la escalinata del choricerador")
Calle de Manuel Carrión por Calle de Julián Zugazagoitia ("la rotonda del Orgullo Gay"). 
Plaza de Fernández Ladreda por Plaza Elíptica ("plaza de la Insisciplina")
Calle Comandante Zorita por Aviador Zorita ("calle de la Inseguridad")
Avenida del Conde De Mayalde por Avenida del Ingeniero Emilio Herrera ("la avenida del Cambalache y Chalaneo Político")
Plaza de Emilio Jiménez Millas por plaza de José Moreno Villa ("plazuela de la Imperante Chabacanería")
Calle del Crucero Baleares por calle del Barco Sinaia ("vereda de la Procacidad institucional")

El entrecomillado es mi aportación personal, la que entregó al gobierno municipal con absoluto altruismo.

Estos deberían ser, si hubiera inteligencia en el ex excelentísimo, los cambios elegidos, porque es seguro que con estos sí que se solidarizan, ya que con ellos convivimos sufridamente las personas de normalidad positiva, honradas y decentes. O sea; los que pagamos los sueldos de tanta gentuza.

Eloy R. Mirayo.

viernes, 17 de marzo de 2017

¿EN DÓNDE NO ESTÁN METIDOS?

¿Alguien está de verdad interesado en acabar con el separatismo catalán?

Pues si es que existe, que me lo presenten, y me dedique una fotografía que la colocare junto a las de mis héroes predilectos: Superman,  Spiderman y Paula Garcés, que ya decoran la pared principal de mi dormitorio.

Diariamente a través de los medios de comunicación nos alborotan con sucesos espectaculares de todo orden, no porque se empeñen con la mejor voluntad personal y profesional de informarnos, como deontológicamente están obligados, sino con el único interés de hacer caja, vía consumo de lector y, en segundo lugar, el medro personal. Y eso por lo visto solo se consigue no siendo molesto a la élite gubernamental presente y futura.

Siempre se ha dicho que la prensa era el cuarto poder, y es cierto que hubo un tiempo aquí, en este país, que si ejerció como tal. Y consiguió, con un buen trajo de investigación, que un ministro y un subsecretario (ambos socialistas) de Interior, ingresaran en presidio. Y no se llegó más arriba porque "había que salvar la Democaca".

Los políticos separatistas (hijoputitas dice mi amigo Amaro; yo, no) que están instalados en la Generalidad de Cataluña, "pringaos hasta el corvejón" en comisiones fraudulentas; en mordidas a cambio de concesiones y licencias de todo tipo, con una prensa ejerciendo de cuarto poder, no sólo estarían inhabilitados, que también serían "premiados" con una larga estancia en uno de los establecimientos penitenciarios del Estado. Muchas celdas de esos establecimientos están ocupadas por delincuentes menos dañinos.

Carcel de Estremera. 
(Jo, Rafael, no me había dicho que eras el dueño de esto)

Es engañoso creer que es una contumaz labor periodística, 

la que ha logrado provocar el constante chaparrón de desvergonzados casos que, como diluvio incesante, nos cae cada día sobre las cansadas espaldas de los sufridos habitantes de esta caricatura de país porque, aunque los de la prensa en papel y la audio visual, lo cierto es que el % de los casos, son filtrados desde los mismísimos podridos intestinos de los partidos políticos de los que son, o han sido militantes los que están resultando imputados, y más de uno reos.

Solo son positivas una pequeña parte de las cosas que cambian en este país y entre ellas no está el periodismo. El cambio negativo en ese gremio es que al periodista de investigación, hoy se le conoce como "camellos de corre ve y dile".

Y es que hay mucho político como fuertes accionistas de empresas periodísticas y de radio y televisión.

Y ¿en dónde no están metidos?

Eloy R. Mirayo.

lunes, 13 de marzo de 2017

¿Y NO TIENE SOLUCIÓN?

Los ciudadanos del mundo democrático estamos al capricho de nuestros representantes, que es como si el burro que tira del carro donde va subido el paisano,

tuviera en lo que hay entre sus orejas la decisión de quien debiera ser quien fuera sentado en la barra del carro; si el paisano o el, su burro, a quien le alimenta y da cobijo en su cuadra.

Así es que alguien pensó que los humanos, que tendían a vivir agrupados, y que esos grupos crecían a gran velocidad -en aquellas calendas no existían asesinos de fetos en el vientre materno; tampoco había preservativos; anticonceptivos farmacológicos, ni artilugios vaginales extraños- 

se hacía necesario que alguien se ocupara de hacer aquellas cosas que afectan al colectivo, que individualmente cada individuo/a del grupo, no podrían hacerlo. 

Para ese tipo de cosas, que apartan de la atención de las cosas propias, como es fácil imaginar -aunque la gente no estuviera tan mercantilizada- de la forma que fuera, sería en especie, se ajornalaría, si nos hacemos idea con lo que disfrutamos en la actualidad, al más necio al tiempo que menos trabajador.

Pero parece como si todo cuanto existe,

y hasta lo que pueda existir en el futuro, fuera susceptible de degenerar. 

Y así es como nos vemos ahora, algunos miles de años después.

Ahora nuestros representantes, a los que se paga generosamente en demasiados casos, más lo que les caiga del "espacio sideral", nos han bajado de la barra de nuestro carro y, subidos en el pescante con desmedida chulería, hacen restallar el látigo sobre nuestras costillas, obligándonos a trotar hasta donde a ellos se les encapricha ir, que casi siempre es el lugar opuesto a nuestros intereses.

Los "descendientes" del necio y vago de quien en un momento se echó mano como elemento organizador, se ha vuelto censor de todo cuanto los ciudadanos rasos hemos hecho durante siglos, y posiblemente de lo que hagamos en el infinito futuro, fundiéndonos a prohibiciones e impuestos. 

Y no contentos algunos de ellos con su mochila de arbitrariedades -por supuesto unos redomados hijos de puta- se plantean ciscarse en la propiedad ajena, ocupadas ilegalmente, creando una ley choricera que trata de amparar quienes se apropian de un inmueble ajeno, y daña a su propietario.

Tenían que llegar aquí, a este país, el viejo rojerío, para que algunos, los más viejos recordaran, y los jóvenes conocieran lo que son capaces de hacer los rojos de mierda. En las próximas elecciones les volvéis a votar.

¿Y no tiene solución? ¡Claro que si!.

Eloy R. Mirayo.

viernes, 10 de marzo de 2017

SIN FRONTERAS.

La cosa "sin fronteras", se va generalizando de manera exponencial, y ya va alcanzando a la práctica totalidad de cuanto acontece a nuestro alrededor y ¡mucho más allá!

El uso de la cantinela esta alcanzando tanto auge, que hasta hay quien cuando va al Water, dice "voy a cagar sin fronteras o a mear sin frontera"; o quien dicen que se van al Snack bar, a tomar "unas birras, con unos callos a la madrileña de tapas sin fronteras".

Lo último que he leído es "Educación sin fronteras". Esa especie de eslogan que aquella persona vino a colocar en la página de un periódico de tirada nacional, creo que además de soltar esa "súper frase", debería explicarnos que es lo que ella entiende como educación. Y si esa misma educación, les es beneficiosa y útil a todos los educados por igual, cuando se les eche encima, obviando las fronteras, no sólo las territoriales, que también las alimenticias; las religiosas; y las psicológicas.

Me enorgullece, como ser humano, la extraordinaria labor que hace la ONG, Médicos sin Fronteras; o la que realizan, Bomberos sin Fronteras; por poner dos buenos ejemplos. Lo que ya me empieza a poner mosca es, lo de Educación sin Fronteras porque, me da un fortísimo hedor a intento de globalizar el rebaño. 

El intento infinito de tener a la totalidad de la humanidad, pecho con espalda, empaquetada en una caja sin puertas ni ventanas, solamente funcionando al dictado de unos pocos, que serán quienes decidan, qué clase de "Educación sin Fronteras", es la que totalitariamente se va a impartir a todos/as.

Y es que hay en la sombra difuminadora gentes investidas de altruismo; disfrazados de persona normal, sencilla y amorosa del prójimo, cuando realmente son egoístas insatisfechos que no se conforman con todo lo que tienen, que es mucho de lo que nos han ido quitando al resto y, hasta ambicionan ese "resto"; el que formamos las personas decentes. Lo quieren tener muy próximo; en el bolsillo del pantalón; a mano por si en algún momento piensan en hacerse una alfombra de "espaldas humanas", para que al andar por sus posesiones, no se les manche la suela de sus zapatos.

La educación de las personas es algo muy serio, con lo que no debe ser permitido que jueguen aprendices de brujo. 

Si uno está en uno de esos días gilipollescos que a todo mundo, en mayor o menor medida nos caen, escuchar ese "Educación sin Froteras", puede sonar a campanillas de cristal de Murano. Pero solamente si es que uno está agilipollado porque, si no es así, lo normal es que te parezca una maldad con estética de gansada. 

A un sueco no se le podría educar, cada uno en su país, como a un zulú, ni viceversa. Pero si se les debería dar la posibilidad de alcanzar el mismo nivel de conocimientos.

La Educación está muy enraizada en la tierra, salvo pequeñas cosas que -porque no- no hay mucho que globalizar. Es el conocimiento de las cosas, que ya sé que forma parte, pero no el todo, de la educación, lo que ha de difundirse de forma global para que, quienes ahora no tienen capacidad intelectual, pueda alcanzar a desarrollarse de manera integral, sin impedimento en su medio.

Eloy R. Mirayo.

jueves, 9 de marzo de 2017

MALOS COMPAÑEROS.

Oyen la palabra "comisión" y, de entrada, se les encienden los ojos como máquinas tragaperras, 

se les abren las carnes a nuestros políticos; después, cuando la palabra lleva apellido "comisión de investigación", se les presenta el bajón lastimero y lacrimógeno.

Hay elementos cuya avenencia es imposible, como pueden ser el agua y el aceite. Eso, por lo que estamos viendo, no ocurre en la política; C,s, PSOE y los comunistas de la vieja guardia estalinista, Podemos, al conjuro de la palabra mágica, ¡comisión!, se han amancebado, políticamente, para atacar "comisionadamente" al Partido Popular. Que parece ser el único partido (los demás son, y están vírgenes y mártires, forjados en la pureza del azahar, y buenos entendedores de las mejores costumbres) que han tenido, y que siga teniendo, gente corrupta. Algo que para quienes hemos militado en partidos, no nos extraña; los partidos políticos son hijos de este puto sistema, tan proclive a la desvergüenza y al latrocinio.

Hace muchos años -el ya ser viejo es lo que da para que a uno le hayan pasado muchas cosas hace muchos años- uno de mis hermanos y yo, jugamos una partida de Tute, en uno de los bares que había en un pueblo cercano a Madrid, contra dos ciudadanos de aquel lugar. 

Y naturalmente perdimos estrepitosamente, a base de dos juegos dobles por mano de cartas. Al terminar se nos acercó un señor mayor, también del lugar y nos dijo: "nunca volváis a jugar al Tute contra una pareja del pueblo; perderéis siempre porque os harán trampas; ellos se hacen señas", y cada uno de ellos sabe perfectamente las cartas, y sobre todo los triunfos, que lleva el otro.

Interioricé esa enseñanza, y aún la sigo teniendo presente, lo que me ha servido de mucho más de una vez.

Para su desgracia, yo no mantengo acercamientos con el "señor" de C,s y no podré advertirle convenientemente del gran peligro que corre "jugando" entre esas dos "prendas".

Mal futuro se le presenta a la doncella desnudita, si por cada entrada de la calle se le acerca un violador. Mejor la iría si en vez de salir a la calle, huyendo de las "gaviotas", se hubiera quedado en casa junto al nido de ellas.

Malos compañeros de cama se ha echado el señor Ribera, para acostarse sin calzoncillos. En sentido figurado, y sin ánimo de faltarle al respeto.

Eloy R. Mirayo.

miércoles, 8 de marzo de 2017

¿TAN DIFÍCIL ES...?

¿Tan difícil es crear un partido político honesto en este país? 

Eso fue lo que me preguntó un nuevo amigo extraterrestre, salido de un platillo volante, que hace pocos días me he echado al hombro.

(¡Joder! Tengo tal lío en la cabeza que ya no  se cual de estos dos seres es el extraterrestre, o si lo son los dos).

Si; más que difícil, resulta imposible, si el útero del que se ha de nacer y los pechos del que se mame el necesario avituallamiento político, pertenecen a esta clase de Democaca. 

Mis conocimientos de las distintas democracias que gobiernan otros países es ninguno; 

bastante tengo con intentar entender en principio y después descifrar las cosas que se dicen y se hacen desde el "púlpito" al que se encaraman los acólitos de este bodrio que aquí nos afecta tan negativamente.

No sería difícil si quienes se embarcaran en el hipotético proyecto, además de se ser honestos, condición indispensable, fueran generosos en el esfuerzo, y leales y disciplinados en el servicio a la Nación. Estoy seguro que si este articulillo llegara a las manos de algún político, de cualquiera de los partidos actuales, leyendo esas premisas que se me han ocurrido a vuela pluma, se estarían desco... desternillando de risa, exhalando ruidosas y groseras carcajadas.

No es que esas premisas, como vosotros que sois inteligentes habéis entendido, sean las únicas herramientas que se necesitarían (dadas las circunstancias por las que pasamos, también estas)

para que un partido político ¡HONESTO! pudiera funcionar en su complicado desarrollo interno y absolutamente transparente; debidamente asentado en la sociedad; y desde ese trampolín, ofertarse para dar a la Nación un gobierno sano, capaz de utilizar la fuerza con prudencia y moderación; muy alejado del modelo que tanto nos está avergonzando a las personas honestas, que si, que existimos; que somos muchísimos millones que, aunque en silencio, mantenemos la esperanza de que algún día alguien, tome el "candil" en su mano, y nos guíe para cruzar este puñetera campo tan preñado de inmundicias.

Total, que cuando terminé mi parrafada ante el extraterrestre


O quizás fuera este:

No se; estoy hecho un lío. No sé quién es el extraterrestre, ni quién el político ¡ay la ignorancia...!  resultó que me había dejado solo.

Eloy R. Mirayo.

martes, 7 de marzo de 2017

LA INVASIÓN DE LOS BARBAROS.

La invasión de los bárbaros limita la circulación por las aceras de los peatones y, especialmente de las personas  con minusvalías. 

Yo siempre he entendido que la calzada es para los vehículos y las aceras para los peatones pero,


viendo estas fotos, creo que he debido vivir hasta aquí absolutamente equivocado. Y no solo por ver las fotos, que también he tenido que dejar paso, como les ha pasado a muchos viandantes, por la acera, a más de un hijo/a de puta montado/a en bicicleta. (Y, quiero dejar claro que reconozco que no todas las veces, con los hijos de puta, se coincide con que sus madres sean putas).

Lo que parece extrañar a todo "kiske" es lo contrario; que los vehículos de dos ruedas, bicicletas y motos, no se mezclen con los peatones por las aceras, y circulen por las calzadas.

El derecho a caminar por las aceras de las calles, tranquilos y sin peligros ni sobresaltos, es otro de los muchos derechos que los ciudadanos de este país hemos ido perdiendo, cuanto más tiempo se va alargando la duración de la Democaca.

Nadie, en pleno juicio, puede asegurar que volverá a su casa sin portar en la suela de su calzado

restos de la mierda de algún perro (la dueña de las sandalias que vemos en esta fotografía, ha preferido ir descalza hasta su casa, a llevarse el regalito y su perfume), porque el cerdo de su dueño, o dueña, que también las hay, no ha recogido la caquitas de su "principito", como es su obligación. No hay causa contra mi; me encantan los animales, tanto los domésticos, como los salvajes. A tal punto, que hasta miro con ternura a alguno de nuestros políticos. Y es que soy incapaz de hacer daño, ni siquiera a un mosquito trompetero, a pesar de lo que joden cuando uno está durmiendo.

Tampoco podemos, volviendo al tema, asegurar que uno no se vaya a dejar la piñata (los dientes, incisivos, caninos y molares, propios o comprados) contra la banasta de aguacates de cualquier establecimiento de frutería, de esos que tanto proliferan últimamente;

o quizás chocando contra la dura redondez de una de esas cubas que suelen sacar los bares; 

o llevándose por delante en la caída, uno de los muchos cartelones que sacan a las aceras, pegados a las fachadas, casi todos los demás establecimientos.

Lo único ¡y mira que nos extraña! que los peatones echamos de menos en las aceras, porque aún no lo han hecho, son las camas de las casas de putas, junto con sus trabajadoras del sexo, 

los bidets, toallitas y los expendedores de preservativos.

Así es: "El 87% de las terrazas cerradas viola la ley al permitir fumar" (según recoge un diario madrileño).

Pero es posible que eso no le importe al ex excelentísimo, si el establecimiento de esas terrazas les proporciona buenos dividendos.

Eso es lo que trae el comunismo; prohibiciones y encarecimiento de todo, por el momento... 
¿Habéis pasado alguna vez por Paracuellos, pueblo? Pues abajo está este cementerio.

Eloy R. Mirayo.


lunes, 6 de marzo de 2017

OFUSCACIÓN ABSOLUTA.

Interior detecta que una ruptura rápida desata la mayoría de los crímenes machistas.

¿Por qué no le darán marcha atrás a la moviola y comienzan de nuevo?

Hace falta mucha maldad; un estado de ofuscación absoluta, o Dios ha de saber qué fuerza maléfica mueve a los políticos y a sus palmeros, que les ha insuflado la idea de que el sistema político actual, esta Democaca, es perfecto y que quienes fallan -mejor dicho, fallamos- somos las personas, de manera especial, todos los que estamos fuera de la oficialidad.

En el mejor de los casos vamos a admitir que sea, eso, que están ofuscados por el brillo que les da su proximidad al Poder. 

¿Entonces qué hacer? Algo muy diferente, diría yo, a lo que estamos haciendo ahora las personas decentes y honradas. Algo, porque lo que ahora estamos haciendo es ¡nada! Nos están llevando de culo y contra el aire y la lluvia y lo único que se nos ocurre es mirar el panorama, como si fuera una película de la televisión que, por grave que sea lo que le pase al protagonista, a nosotros no nos atañe. Ya sé qué decir esto que estoy diciendo aquí, es como intentar hacer negocio abriendo un establecimiento de venta de helados en mitad del Polo Norte.

Volviendo al descubrimiento que han alcanzado en el ministerio de Interior (otro arcano desvelado) después de que con extraordinario esfuerzo y dolor mandíbula he logrado cerrar la boca,

"desbocada" por la sorpresa, hay que decir que da lo mismo que en los puestos de responsabilidad gubernamental este Jorge o Antonino; el PP, el PSOE, o los comunistas de cualquiera de los pelajes existentes; las culpas de todo lo malo que ocurre en este país, jamás es por su culpa y, que esa culpa, hemos de repartírnosla entre don Francisco Franco y los españolitos desclasificados que, sin duda, somos los autodisciplinados y por ello desgraciaditos, que intentamos ganarnos la vida con nuestro esforzado trabajo, sin meternos con nadie, y sin cobrar sueldos ni prebendas del Papá Estado, en sus distintas presencias públicas.

Están errados -pienso que en esta ocasión también podría escribirse con "H" ferrosa-

quienes siguen pensando que la democracia es el mejor de los sistemas, ya que es el defensor de la libertad; el notario de la igualdad de todos los habitantes del país; el ecuánime repartidor de justicia; el garante de la seguridad física y patrimonial de las personas y, para finalizar, el responsable de su bienestar, en caso de necesitar ayuda (y tú puta).

Por todas esas cosas que he enumerado, cotizamos con MAYUSCULAS, y con huecos en el estomago, sin disfrutar de la mayoría de ellas, muy por encima porcentualmente, precisamente los ciudadanos desclasificados.

Por eso, es por lo  que estos políticos deberían poner en marcha la moviola y, de la misma manera que se pueden ver los penaltis claros que los árbitros no pitan a favor del Real Madrid, 

ellos podrían enterarse del cúmulo de equivocaciones tan tremendas que, tanto ellos ahora, como sus antecesores entonces, han sido capaces de ir cometiendo como interminable ristra de morcillas.

Y, quizás el error más gordo fue el extraernos algo tan necesario para una buena convivencia en sociedad, como son la autodisciplina y la autocensura. De ahí vienen el desprecio a los derechos de los demás, y hasta de la vida ajena.

Eloy R. Mirayo.