jueves, 17 de enero de 2019

ANDALUCÍA PUEDA ALCANZAR EL NIVEL DE BIENESTAR QUE SE MERECE.

Para demostrar el auténtico valor de los andaluces, esperemos que, gracias a la salida de la plaga de sanguijuelas socialista; la llegada del nuevo gobierno, con decencia y mejores ideas, sea la rampa de lanzamiento para que Andalucía pueda alcanzar el nivel de bienestar que se merece. 

Esperemos que los nuevos encuentren la forma de fomentar el empleo, digno y seguro, que encamine a los andaluces por la buena vieja senda que vuelva a llevar dinero a sus muy sacrificados bolsillos.

Jamás, y tan sin razón, han sido tan vilipendiados los andaluces, en el resto de España, no haciéndoles cambiar sus malvados adjetivos: "vagos y juerguistas, con vértigo al trabajo; gente vil, que lleva toda su vida aprovechándose de lo que crean el resto de españoles", ni el comportamiento que muchos cientos de miles de andaluces que con su trabajo, ayudan a la economía de las Vascongadas; la economía (por usar un solo ejemplo, la Editorial Planeta,

creada por el andaluz nacido en Sevilla, don José Manuel Lara) de Cataluña; 

la economía de Madrid; en cualquiera de las demás comunidades españolas, y hasta en el extranjero. 

Una mentira vertida desde el racismo residual del separatismo añejo de algunos lugares de España que, a pesar de ser quienes más ayudas han recibido y siguen recibiendo del gobierno, siempre se lamentan, los muy hijos de puta, farfullando el ¡España nos roba!.

Trabajo adecuadamente remunerado es lo que toda sociedad necesita para poder funcionar con normalidad y sin sobresaltos. Y, para que exista trabajo, lo que se debe hacer es crear el clima apropiado para que empresas de todo tipo de industrias se puedan crear, apoyadas por la autoridad competente, haciéndoles, entre otras cuantas cosas, sencillos y rápidos los trámites, de cualquier índole que a ellas les atañe.

El dilema de si fue primero el huevo o la gallina 

se repite en cierto modo en el movimiento vital de la sociedad moderna: sin empresa no hay trabajo; pero, sin consumidores, no puede existir ningún tipo de empresa. ¿Entonces? 

Los gobiernos del primer mundo, a la Industria mundial, a los hacinadores de riqueza; 

a los especuladores sin escrúpulos, deberá obligarles a aceptar, del mejor grado posible -teniendo en reserva la fuerza- que ellos no son los únicos seres humanos con derecho a vivir; a comer todos los días; a cubrir sus cuerpos del frío invernal y del calor del verano o a recibir atención médica. 

Que sus actividades, legalizadas en muchos casos por sus influencias sobre la política, no pueden además, ser munición graneada contra los derechos de los demás. Que no pueden utilizar el poder económico de sus empresas para deslealmente arruinar a la competencia, vedando la posibilidad de entrar en el mercado. Que el desalojo de trabajadores de las empresas, relevados por robots, tiene que tener un punto final. 

Estamos llegando hasta el disloque de hacer los niños utilizando pequeños robots (lo que ahora es una bendición para las familias que no pueden engendrar de forma natural acabará por ser la práctica habitual ). 

Y también, de buen talante -conservando la fuerza-, advertirles que, según el nivel de sus "bolsillos", también sería el nivel de sus aportaciones al Estado; que como todos sabemos representa al conjunto de los ciudadanos de un país.

Quizás ahora Andalucía, podría ser, en "miniatura" un buen banco de pruebas de alguna idea correctora que alivie, por ejemplo, al pequeño y mediano comercio, privando a los tiburones del macro comercio de los grandes privilegios que "graciosamente" les han regalado tanto el PP, como PSOE.

Andalucía, dejada casi en barbecho por los "sacabocaos" amigos y seguidores en fechorías de los "siete niños de Ecija" está, por su desgracia, en las mejores condiciones para empeñarse en ese tipo de experimentos: por un lado, porque derruido todo por falta de atención, está todo por hacerse de nuevo. 

Y por el otro lado está, el muy inteligente pueblo andaluz, que es un maravilloso material humano -de máxima calidad- que, "con buen pene, bien..." (una buena inversión, adecuadamente dirigida), es capaz de hacer verdaderas virguerias.

Eloy R. Mirayo.


miércoles, 16 de enero de 2019

¡EL MIEDO ES LIBRE!

Es a la conclusión que he llegado esta mañana escuchando a don Carlos Herrera y sus tertulianos en su espacio radiofónico en la cadena COPE. 

Por primera vez he escuchado en Voxes ajenas a la mía asegurar que VOX es un partido absolutamente legal; tan legal como lo puedan ser el PP, PSOE, Cs, y con bastante más legitimidad que Podemos, Bildu, los partidos separatistas y todas las escurriduras de las maternidades que se amancebaron para quitar a don Mariano Rajoy -alguien que jamás debería haber llegado-, y poner en su lugar al ególatra, dúctil y maleable "señorito Pepis" con su  imprescindible cabás de viaje, en el palacete de la Moncloa y en la Presidencia del Gobierno de España. ¡Nooo! Yo no creo, como dicen algunos militantes del PP, que también en sus cal…cetines.

¡El miedo es libre! Si, y cada quien se nutre de la cantidad que quiere. El miedo de los socialistas que andan por esas autonomías y ayuntamientos chupando del bote, 

les ha puesto las orejas hacia arriba, oliendo el perfume del adiós... ¡Y que te vayan dando! Ninchi.

La presencia en el arco político de un partido de derechas, VOX, con principios que se ajustan a la decencia universal para el futuro comportamiento de la política española  y por una  justicia, también universal, no obligada por la política corrupta de este larrrrgo momento, a mostrarse discriminatoria; obligada, como es notorio, a sentenciar siguiendo el mandato de leyes creadas y sancionadas por (tratándoles con cariño, legos de menguada capacidad intelectual), en más de un caso a prevaricar. Un hombre pega a una mujer -esposa o asimilada-, aunque sea como réplica, y es un peligroso delincuente de violencia (machista) de género; pero si la agresora es una mujer la cosa no pasa de ser una "practicanta" de violencia doméstica. Algo que está al amparo del feminismo chungo que empapa a la "costra" que nos está gobernando.

Ahí abajo, lo que veis es, por el momento, el cariz que presentan las movilizaciones izquierdistas contra el nuevo gobierno de las provincias andaluzas. Por ahora se conforma con "voceras" gritando viejos eslóganes que, con cara de pocas luces, escucha un pequeño rebaño, sin enterarse de lo que escucha; por eso son de izquierdas.

La izquierda española, en Andalucía principalmente, pero seguida en el resto de España, lo que es una de sus principales características: el hijoputismo político. 

Lo ha hecho; si, lo ha vuelto a hacer, como en anteriores ocasiones en las que han sido legalmente barridos del Poder, y de junto -que dicen en mi pueblo- del sonido y el tacto  la "pasta".

No son capaces de reconocer que su labor, durante los 36 largos años de gobierno, ha puesto a Andalucía en el punto máximo del paro, arruinada y desprestigiada por sus gobernantes, únicos beneficiados de esas casi cuatro décadas. 

Lo que han perdido en las urnas, lo quieren recuperar haciendo un paro laboral para que sus gentes acudan a escrachear a quienes lo han ganado en buena lid, si no con inteligencia -que ya sabemos que al no existir no podrían- y razón, si por la fuerza. Para ello y desde toda Andalucía, la señora Susana, ha sido capaz de flotar una cantidad de autocares. Demostrando con ello humos de nueva rica -gracias a la política- cuando hubiera sido suficiente unos grandes camiones, de muchos ejes de los que se usan para el transporte de ganado porcino. 

Siempre que pudieran retirar después de usarlos, el fétido olor a izquierdista que van dejando por donde pisan, porque si no los cerdos no querrán viajar en esos transportes.

Eloy R. Mirayo.


lunes, 14 de enero de 2019

EPIDEMIA DE CAGALERA.

Mi vecino del 5º 

que trabaja en Mercadona, y Mariano, el amable y educado dueño de la farmacia de al lado de nuestra tienda, me aseguran que, desde los resultados que se dieron en Andalucía, se ha disparado la venta de  

pañales para adultas y adultos en toda la extensión de la Comunidad Europea y, de manera más notoria, en nuestra amada España ¡tan maltratada ella!, por esta clase de política, mal parida por la Democracia Liberal.

Y yo me decía muy extrañado a mí mismo en mi soledad "¿te has dado cuenta, Eloy, como les ha crecido el culo a todas y todos nuestros -si alguien los quiere le regalo mi parte- políticos, a los que más "las los" de las izquierdas clásicas y a "los las" comunistas? Eso me lo estoy diciendo a mí mismo desde hace tiempo.

"Entonces ¿tú crees que es porque les ha entrado jindama?". Por lo que me estás diciendo he de entender que esas desagradables caras, a las que se les ha acentuado el mal careto con que salen a la calle los rojos ¿no es porque estén estreñidos?. Claro que no; es simplemente pavor. Alguno de ellos que se han comprado suntuosos "chaletes" con yacuzzises", 

están con doble pañal, pensando en lo difícil que se les va a poner pagar la "fascistosa hipoteca" si no les llega, en sustitución al momio patrio que disfrutan, el dinero desde Venezuela. Y no es broma.

Los rojos de IU, ya hasta se tiran de las trenzas.

(Tomado del diario El País) La dirección de IU abre un expediente disciplinario a Llamazares
"La dirección de IU abre un expediente disciplinario a Llamazares" que él tilda de "linchamiento y chantaje". 

El auténtico motivo que ha dado pie a este desencuentro entre rojos -así se denominaban a sí mismos cuando se dedicaban a "dar paseos" en los últimos años treinta del pasado siglo- es la seguridad de que a muchos de ellos se les van a "fundir los plomos", y tendrán que alumbrarse con

velas, fuera de los límites de La Relumbrante Casta Diva. Con música de caceroladas y  
Batukada de vulgar sintonía.

El doctor Llamazares, después de haber sido purgado por Alberto Garzón (peor habría sido si la "purga" se la hubiera aplicado el mismísimo Stalin) le ha debido quedar el intestino limpísimo, como lavado con "OMO". 

La parte negativa para sus paisanos, mis muy apreciados astures, es que quizás, salido fané y descangallado de la política, ahora se dedique a ejercer la Medicina ¡Dios les ampare!.

Volviendo a la epidemia de cagalera que ha surgido en la política y medios de información de este país por la llegada de VOX -estos políticos son refractarios a un soplo de aire fresco y puro.

Llama la atención que la hijoputez ha roto amarras, y sin el menor recato está apareciendo hasta en el papel higiénico de uso cular. La espita de las sedes rojas, en demostración de su talante democrático, tratan de acojonar al personal medroso (PP y Cs) amenazando -los rojos son tozudos como sus iguales, las mulas- con tomar las calles y, todos tenemos idea de lo que han sido, de lo que son y de lo que pueden llegar a ser.

Esa es la grandísima diferencia que existe entre una mierda

de horrible diseño y de fétido hedor; y un riquísimo pastel 

de graciosa estética, dulce olor y varias alturas. De aquello es todo asqueroso y esto otro anima a probarlo.

Lo peor es que muchos españoles tenemos que estar a dieta hasta el próximo mes de mayo.

Eloy R. Mirayo.


viernes, 11 de enero de 2019

ENCABRONADOS EN SU OSCURIDAD INTELECTUAL.

Es como la divisa que señala la pertenencia a alguien a algún tipo de manada o rebaño; 

la seña de identidad que uniforma y masifica a los rojos y rositas de este país: la gilipollez. En muchísimos casos, también forma parte de la señal identificativa, esa especie de comportamiento raro, como de tener una parte del cerebro necrosada, de lo que hay quienes dicen, que poseen las personas que no han asimilado con naturalidad no tener, como el resto de personas de este mundo, un padre, bueno o malo, pero legalmente reconocido, que al menos les diera sus apellidos.

Son dañinas criaturas seudo humanas que ni siquiera son capaces de reconocer el valor de las palabras; 

ni son capaces de comprender si esas palabras que a duras penas llegan a poder barbotear (por ejemplo "franquista"), son insulto o elogio (que, sin meterme en más explicaciones, asumimos las personas decentes con orgullo, cuando así se nos señala), aunque ellos en la profundidad de su estulticia, las usan en cualquier caso y circunstancia. Pero curiosamente a pesar de su congénita gilipollez, viven, si, viven, pero encabronados en su oscuridad intelectual, creyendo que son la "fresa con nata" de la ilustración universal. 

Un ejemplo de eso lo ha mostrado, asomándose a los medios de comunicación, tan proclives al nuevo rico hacendado de la serranía madrileña, Pablo Iglesias, 

al que el "morado" de su partido, parece que le va alcanzando. 

El buen hombre, presunto poseedor de un dato desconocido por la sociedad española, se ha sentido necesitado en hacer partícipe a los españoles y al resto del mundanal mundo, el que, a su buen criterio, macerado en el templo rojo de las ciencias políticas (métaselo usted en los güevos), "los hombres feministas (tal vez dando por sentado que el feminismo es rojo) follan mejor".

No voy a quitarle al propietario de la millonaria mansión en Galapagar la razón de algo que quizás él tenga asumido, por la experiencia de haber conocido a un feminista que se lo hubiera podido demostrar, fehacientemente, con un tubo de Hemoal a mano, para después; 

o porque alguna fémina cercana: una follamiga, una afiliada calentorra iniciada en los wateres universitarios y los wateres -o, simplemente contra la barra sucia de bebidas, del abigarramiento de algunos de los garitos del barrio de Malasaña-; o tal vez ¡vaya usted a saber! alguna circunstancial compañera de Pikolin, 

perita y propietaria de experimentada vagina en hombres de todas las etnias, tendencias políticas, credos religiosos y hasta en los infinitos militares que existen en el Mundo, y de toda clase de graduaciones y entorchados -como La Madelón: del soldado o soldada rasa/o, al general más estrellado- se lo haya asegurado con toda la razón de su ciencia alcanzada utilizando para ello la propia proa, la popa, el estribor y ¿cómo no? su babor. 

O lo que viene a ser lo mismo: por delante, por detrás y por todos los lados posibles y hasta los más inverosímiles que el más imaginativo, pueda pensar.

Yo llevo cincuenta y dos años de feliz matrimonio, y jamás he usado la palabra follar, porque mi mujer y yo, siempre hemos hecho mucho e inmejorablemente hecho, el amor. Y aún nos seguimos queriendo. Y, cuando nos llega la "hora de irnos", lo haremos sin jamás haber follado.

Eloy R. Mirayo.


miércoles, 9 de enero de 2019

SOLO ES VERDAD LO QUE AL QUE MANDA LE SALE DE SUS MISMÍSIMOS...

La discriminación judicial en favor de la mujer, porque se la supone físicamente débil, crea situaciones que si no fuera porque se relaciona con la Justicia y quienes la administran, podrían ser consideradas como una auténtica Gilipollez, salida de mentes tontorronas un tanto atrofiadas. Por no utilizar un calificativo más contundente.

Supongo que todos estamos enterados de la sentencia aplicada a una riña en Zaragoza con agresiones entre ambos cónyuges -mujer y hombre- que, desdramatizada por dos tribunales, ha sido revocada a petición de la fiscalía, por el Pleno de la Sala de lo Penal, determinando 6 meses de presión al hombre por un delito de "violencia de Género" y 3 meses a la mujer por delito de "Violencia Doméstica". ¡Viva la igualdad ante la Ley!. Y así se subraya:  

(Fotografía tomada del diario El Mundo)

da lo mismo quién haya perdido primero el respeto agrediendo, ni quien fue quien más "repartió" (en este caso ella, más generosa y creativa, dio un puñetazo y una patada mientras él, intercalando, le correspondió con una sola bofetada). 

Hoy, día nueve de enero de 2019 voy a desvelar un secreto del que soy protagonista que, aunque intrascendente para todo el mundo, hasta ahora he guardado creo que con excesivo celo. Es el meollo el que yo me entero de lo que pasa en España y en el resto del Mundo, durante el tiempo que discurre desde que empiezo a cenar hasta que termino el postre. Durante el resto del día, empiezo, como cada kiske -lo digo en ruso- por despertarme, a continuación hago pis y me ducho, con afeitado, me visto, y me llevan mis hijos al trabajo (solo les ayudo). A la vuelta, después de estar 10 horas en negocio (comemos allí), retorno a casa y, después de ponerme cómodo, hasta la hora de cenar, me dedico a tocar la guitarra que, una vez cenado, retomo el arte.

¿Qué ha motivado la ruptura de mi secreto? La vida está llena de casualidades y de coincidencias. No suelo hacerlo pero ayer por la noche cuando fui al water a evacuar sólidamente, me llevé la tableta y en ella me enteré de esa sentencia ¡Qué coincidencia! Estar aliviando el intestino y, en el mismo momento, enterarse de una sentencia del Tribunal Supremo, que ratifica el que la Justicia en este país -algo que hay quienes tienen sus dudas- no es igual para todos. ¿No es pá cagarse?

Alguien como yo mismo,

montado a lomos del analfabetismo más agudo se pregunta: ¿Donde deja el Tribunal Supremo el artículo 1, del Titulo Preliminar de nuestra Carta Magna? -1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, LA JUSTICIA, LA IGUALDAD y el pluralismo político- de la Constitución Española de 1978?.

Si la cosa, hasta donde esta política liberal, choricera y abortiva ha puesto límite, es fácil. No se necesita del artilugio lingüístico-político-judicial para hacernos obligatoriamente creer que la agresión del masculino en la pelea doméstica sea malévola e inhumana violencia de género (nadie lo duda), y la agresión de la fémina es... ¡Bah! Algo más que una caricia; simplemente: violencia doméstica suave y aterciopelada, les ha faltado decir a los jueces, en su mejor deseo. 

Los españoles ya hemos digerido, a grandes dosis, que solamente es verdad certificada e indiscutible aquello que a alguien que tiene el Poder, le sale de sus mismísimos cojones, por muy extraño que parezca. Da igual que diga lo contrario la Razón, el Derecho o la Constitución. La verdad democrática, como lo fue la verdad comunista está perfectamente establecida, flotando en interior de la bragueta del pantalón de quien tiene el mando.

La duda que me queda -que nadie quiera ver maldad- es cuando se sacuden la badana dos homosexuales 

o dos lesbianas 

¿cómo van a averiguar quién es violento/a de género y quien es violento/a doméstico?. Con mi mayor respeto para quienes por su discreción se merecen.

Me gusta mandar un fuerte abrazo -espero que lo acepte- a alguien que desde Antequera sigue este sencillo blog. Muchas gracias.

Eloy R. Mirayo.


martes, 8 de enero de 2019

CADA PALO AGUANTE SU VELA.

Sobre la llamada por el ultrafeminismo "violencia machista" -o "violencia de género, por los más cursis-ambas exagerada generalización que ensucia indiscriminadamente a, más o menos, la mitad de la humanidad, que tanto eco ha alcanzado en todos los medios de información del país; la administración debería estar obligada a dar una explicación pública absolutamente pormenorizada, limpia de morbo, de cómo se han cometido los delitos (cuarenta y siete mujeres asesinadas por sus maridos o parejas de hecho); quiénes son los delincuentes; de qué edades y cuáles son sus orígenes nacionales porque, existiendo, al menos esa es mi opinión, el actual semi silencio oficial y de los medios de información, pudiera ser que estén dando pie, en el exterior, a la creencia de que los terribles delitos de género que cada año se cometen contra las mujeres en España, son cometidos por los "machos" españoles; malas bestias capaces de asesinar a sus mujeres de forma tan cobarde; con abuso de su superior fuerza, simplemente por instinto natural.

Llama la atención que de los miembros de la que por insistencia han conseguido hacer mundialmente famosa:

"La Manada", autora de la degenerada agresión a una mujer durante "los Sanfermines" en Pamplona, sus nombres y apellidos, sus caras, sus cuerpos, sus profesiones y sus orígenes, se nos han hecho tan familiares como si fueran alguien de nuestra círculo más próximo, mientras que otros agresores, componentes de una nueva manada de hijos de puta, que agredieron sexualmente a una mujer de diez y nueve años de edad, hecho cometido muy recientemente en tierras levantinas que, de forma ¿premeditada? Tal vez si, por parte de todos: medios de información y oficialidad, se nublan las imágenes que muestran a los agresores y se silencian sus datos personales y de nacionalidad en los espacios de noticias televisivas, espacios radiofónicos y prensa escrita.

"Cada palo aguante su vela". 

son muchos los palos que deberían estar bien sujetos para conservar erectas esas velas que, por total incompetencia cerebral de la mayoría de las personas que deberían ser los responsables activos, se zarandean y hasta caen: ahí están esas cuarenta y siete víctimas. 

No se trata de culpar a quienes nos han llegado por el aparentemente imparable fenómeno de la inmigración -de lo que está por llegar sus verdaderas consecuencias-. Teniendo incidencia bastante notoria la inmigración, tanto en las denuncias por malos tratos como en el número de víctimas mortales, lo que hace en realidad la inmigración es únicamente aumentar la estadística. Ahí está pero, además de ella, hay otras muchas razones que señalan directamente a la política en ¿activo? que, no por no haber sido quienes hayan empuñado las armas utilizadas en las agresiones, dejan de tener responsabilidades culposas muy notorias; entre otras, lo que corresponde al sistema educacional desde las primeras instancias de la Enseñanza, 

que ha dejado al profesorado, de igual manera que a los padres, a merced de los más bajos intereses de la política, reflejada en el mal comportamiento de un gran número de hijos y alumnos. Dejándoles desposeídos para su labor educadora de la autoridad necesaria y también del respeto que se merecen. Así tanto padres como profesores, para esa gran mayoría de hijos y discípulos, han pasado de ser referencias positivas, a ser reconocidos injustamente como entes coactivos, atentatorios de lo que las políticas "democráticas" han dado en llamar "los derechos de los hijos; los derechos de los escolares y los derechos inalienables de los universitarios". 

Dejando, como ya he dicho, sin derechos, y llenándoles de obligaciones a padres y profesores.

Ese reconocimiento, fuera de todo tipo de naturalidad desde hace más de cuatro décadas, ha ido deformando el carácter del niño, ha seguido el proceso con el adolescente, y ha concluido la obra con el adulto. Esta política absurda ha conseguido introducir en el cerebro de la gente que los únicos derechos indiscutibles son sus propios derechos.

¿Cuáles son esos derechos? Todos los que satisfacen sus apetitos; sin medir para nada el impacto que se produce con los legítimos derechos de los demás; del cada día más mermado número de las personas honradas, decentes y respetuosas que aún quedamos.

No es mala cosa la conformidad cuando con la Razón se hermana. De esa manera se convierte en virtud; pero, cuando lo razonable es retorcido y excluido de manera torticera, no caben paños calientes: las personas afectadas hemos de cambiar la conformidad por la exigencia, apoyados en los medios que fueran necesario.

Eloy R. Mirayo.

jueves, 3 de enero de 2019

CULTIVAR LA MEDIOCRIDAD

La inmensa mayoría de los seres humanos, empujados por los intereses políticos de la Democracia y sus democritos, prefieren adoptar las opiniones de otros a tomarse la molestia de, tras un periodo de lógico estudio, más o menos largo, según la trascendencia de las consecuencias de aquello que acontezca, crear las suyas propias que, aún siendo equivocadas, son tan legítimas como las más sabias y atinadas.

Dejarse despojar de ese derecho es, 

de alguna manera, permitir la amputación sin posibilidad de recuperación, de un buen trozo del Libre Albedrío con el que como ser humano se viene a este mundo y además eso no admite discusión -al menos es lo que yo creo-, intelectualmente es malo, porque atañe en primer orden a la personalidad del individuo y, en segundo lugar, porque le adormece el funcionamiento de una buena parte de su cerebro; 

la que le mueve libre y convencido a tomar decisiones en momentos en los que las vacilaciones pueden retrasar con daño un asunto o, lo que es peor, cargarse el asunto.

Lo he dicho al principio y, como si hubiera comido ajo, lo vuelvo a repetir, esta vez ¡más alto! a ver si se me escucha. Esta pedorra Democracia y sus ventosidades en forma de democritos, 

han tomado la Enseñanza, con sus infinitas leyes, no para excitar la aparición y cultivo de grandes cerebros, sino para todo lo contrario. Lo que la Democracia y sus democritos quieren y van consiguiendo es que, desde las primera instancia de conocimiento, el parvulario o guardería, se labre 

el cerebro de los bebés y babás, para que en las siguientes instancias de la enseñanza, se planten las mismas semillas que serán podadas las más individuales e inteligentes, para que no puedan romper la deseada mediocridad. 

Los  peores enemigos de la Democracia liberal y abortista son, precisamente: las personas inteligentes, los reputados científicos, esos que no necesitan subirse a un ingenio espacial 

para demostrar sus grandes conocimientos y su extensa sapiencia. No hay más que repasar la "nata" de los partidos políticos y sus escurriduras para, sin necesidad de utilizar un estetoscopio, 

escuchar su mal: padecen el síndrome del pastor: sueñan con lograr pastorear al gran rebaño. 

Desde aquí les digo que conmigo no cuenten. Yo seguiré opinando, desde este blog, de lo que buenamente me salga de los... ¡Bueno! Ya me entendéis ¿no?.

Eloy R. Mirayo.