miércoles, 5 de abril de 2017

ENTERRAMIENTOS PARA EXTRANJEROS.

Esta medida municipal es la nueva brillante idea salida de nuestro grupetto de ¿gobierno?.

En esta capital, Madrid, existen dos clases de cementerios: el civil, que acoge a difuntos sin creencias religiosas, y los católicos, que acogen a todo difunto que al menos no le importa conmorir con los demás enterrados.

Pero las cosas han cambiado de espectacular manera en este país, y no iban a ser precisamente los enterramientos lo único que siguiera exactamente igual como en el " franquismo" ¡faltaría más!.

Y es que además del cambio a granel, han venido personas de casi todo el mundo, y de distintas razas y distintas religiones que, como los nativos de este país, también se mueren y, pobrecillos ellos, hasta ahora, que a la Manola se le ha encendido la lámpara led, 

se están viendo obligados a compartir tierra y gusanos y demás fauna mortuoria, con difuntos que fueron creyentes de religión cristiana, o simplemente mortales sin demasiadas exigencias.

Vamos a ver; aquí en Madrid la avenida de Daroca, separa en paz y armonía el Sacramental de la Almudena, de ateos ilustres y de "prendas" del rojerío, desde 1884, fecha en que se inauguró el Civil. El primer cuerpo que allí se enterró fue el de Maravilla Leal, una criatura de tan solo veinte años. Pero lo que se avecina puede ser el comienzo de la Tercera Guerra Mundial.

Madrid en los últimos años ha recibido personas nativas de casi todos los continentes conocidos, personas que además de su nacionalidad, han venido con sus ideas políticas y con sus credos religiosos, en algunos casos, irreconciliables con los credos de los demás.

¿Qué pretenden hacer las cabezas iluminadas desde nuestro ex excelentísimo? Taoísmo; Budismo; Islamismo; las infinitas religiones africanas y asiáticas; Iglesia Ortodoxa; Confucionismo; Hinduismo; Judaísmo; Sintoísmo; además de las creencias religiosas que nos llegan de Hispanoamérica.

Nuestros municipales quizás piensen enterrarlos a todos en 

el mismo cementerio, o tal vez nos alegrarán la vista haciendo uno para cada grupo confesional.

Las reuniones del grupo mayoritario de nuestro ex excelentísimo da la sensación que se deben desarrollar de manera muy peculiar. 

Lo que percibimos los paganos, es que lejos de cualquier modelo de madurez, la sensación es que se impone el peso de la mayor "sanjuana" que a alguna de esas gentes se le haya podido ocurrir, y esto del Enterramiento de Extranjeros, no pasa de ser otra "sanjuana"; es algo que guarda un raro acercamiento con el gag cinematográfico. No les importa que el problema que inventan tenga lógica solución porque lo que ellos buscan es sorprender. 

Son como los personajes de los cómics; tienen presencia física, pero al otro lado de la figura el papel está en blanco.

Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario