lunes, 17 de abril de 2017

ARCÁNGELES ROJOS.

La única persona que conozco que es irreprochablemente Inmaculada y llena de virtudes es la Santísima Virgen María. 

A las demás personas las sufro o disfruto, según el tamaño y cantidad de sus correspondientes máculas. Lo mismo creo que estaré fluctuando yo en la apreciación de los demás que me conocen.

Claro que eso es para el común de los mortales, menos para los puros y puras arcángeles y arcángelas (faltaría más) rojos de Podemos que, como arcángeles rojos que son, deben ser y sentirse inmaculados.

Todos tenemos en mente el autobús que por recordarnos algo tan cierto como que las niñas tiene vulva y los niños pene, fue secuestrado por la autoridad municipal, en compañía de un juez que quizás aún, después de millones de años de ser así, no se había enterado de que las niñas tienen vulva y los niños pene, o es que tal vez lo que les molesta es la libertad de opinión.

Mi abuelita Leonor decía que además del bacalao, hay otras salazones, con más o menos la misma apariencia, pero que cuando cocinadas se comen, bien acompañado de un buen vino tinto de la Ribera del Duero, se nota claramente, sin posibilidad de confusión, que no es bacalao.

Eso no debe servir de excusa para que a ciertas singularidades no se les aplique todo el respeto que se merecen. Y más, cuando en el debate que está abierto, que no debería existir, se entiende de seres humanos, cuya genética ha equivocado su apariencia física. 

Resulta que el tema del autobús informativo, a los rojos de Podemos, les ha gustado tanto, que han "botado" uno color azul turquesa 

con múltiples acusaciones, poniendo fotografías de distintas personas que tienen o han tenido responsabilidades políticas; algunas en prisión y otras imputadas, que deberían estar haciendo compañía a las anteriores, y otras que a pesar de estar siendo simplemente investigadas, los rojiarcángeles  podemitas ya han dictado sentencia de culpabilidad; aunque los  jueces aún no hayan dictado sentencia. ¡Qué más da! ¿Verdad, rojiarcángel Iglesias?.

Jesús invitó a tirar la primera piedra 

a aquellos que estuvieran limpios de culpa, y nadie se atrevió a lanzar un solo guijarro, porque ninguno de los allí presentes, incluido Jesús, que pecó de ira cuando expulsó a los mercaderes del Templo, se encontraban limpios de pecado. Claro que esta clase de escrituras sagradas los rojiarcángeles podemitas no se toman la molestia de leer pues, si lo hubieran hecho, solo para pasear por Madrid sus mal encarados caretos, habrían necesitado todo el parque de autobuses de ex excelentísimo Ayuntamiento.

Nadie en su sano juicio puede excusar la gran empanada de delincuencia que rezuma su Pus por cada costura de esta Democaca. Nadie debe aceptar que una gran parte de la clase política de este país, pueda salir silbando la melodía de "el Puente Sobre el Río Kwai", 

llevándose los bolsillos llenos de billetes de quinientos euros; pero lo que tampoco se puede tolerar es la apertura, otra vez, de aquellas tenebrosas "checas" de doloroso recuerdo.

Debería haber alguien que a esa chusma del rojerío le explicara hasta dónde llega la libertad de expresión.

Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario