lunes, 20 de febrero de 2017

MANIFESTACIONES.

Manifestación en Barcelona a favor de los refugiados:

Miles de personas se han desfilado por las calles de Barcelona convocados por 'Casa nostra, casa vostra' para iniciar una marcha a favor de la acogida de los refugiados que la UE, ha prometido acoger.

Lo que muestra la fotografía es impresionante... Para personas que no hayan  participado en algo así:


El pasado sábado en Barcelona se montó una manifestación pidiendo al Gobierno de este país que se traiga de una vez los dieciséis mil refugiados que aún restan de los diecisiete mil que parece ser que se comprometió a recibir.

Jamás ha habido ni habrá una manifestación que me conmueva tanto como lo hizo aquella. Las personas que llenaban el Paseo de la Castellana, de Madrid, muchos cientos de miles -entre los que, junto a Rafael Estremera, me hallaba-, recorrimos con alegría infinita hasta la estatua ecuestre del Caudillo, que, hasta que le fue robada a Madrid, se encontraba en los Nuevos Ministerios. Lo cierto es que aquella manifestación se hizo, como las anteriores, tras la muerte de Franco, a favor de toda la España que se halla entre sus límites.

Jamás en parte alguna  se ha visto algo ni siquiera parecido. Por su forma y su fondo. Y porque rezumaba amor a toda España; cuatro kilómetros y cuatrocientos metros, con un ancho de seis vías para vehículos. Esa de ayer en Barcelona, se ha montado por el separatismo catalán, como propaganda para su descabellado intento de robarnos, incluso a los catalanes, un trozo patrio y como insulto y menosprecio España. 

Esa de ayer en Barcelona, se ha montado por el separatismo catalán en contra de España. Y es que menos los gilipollas que siempre se apuntan a todas, aunque sin más sentido que pegarse al rebaño; al "donde vas Vicente, donde va la gente", a los demás, incluyendo los "montadores del paseíllo", los refugiados por venir, les importan un pijo; simplemente los usan como excusa contra el gobierno central, con intención de darle

una "puñalá trapera" a la unidad nacional porque, si interesadas estuvieran las personas, o cosa así, que el sábado caminaron ofreciendo refugio y asilo, podrían conseguir su anhelo acogiendo a los subsaharianos que entre ayer y hoy han entrado por Ceuta, más de ochocientos que, hambrientos, no tienen lugar donde morar.

Esa gente que por aquella estrecha calle barcelonesa -para parecer más- gritaban contra el Gobierno de España y contra la Unión Europea, a pesar de que lo dijera la pancarta de cabecera, deberían acudir, ya que el gobierno de la nación no se hace con ellos, al Gobierno de la Generalidad de Cataluña, para que fuera él quien se hiciera cargo de esos refugiado a los que echan de menos, corriendo con los gastos que ello supone, y que recaerían sobre los bolsillos de todos los catalanes. Algo que sin duda les llenará de gozo.

Me dicen que la manifestación fue auspiciada por la 6 de televisión. Seguro que Jaime Roures, 

con sus antecedentes, no se negaría a convivir en su casa con unos cuantos refugiados y refugiadas.

Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario