martes, 28 de febrero de 2017

LA RELATIVIDAD DE LA MORAL DEL MUNDO PROGRESISTA.

Las almas puras de la fauna humana, se ocupan y preocupan de hacernos

entender y actuar en consecuencia, que una mascota, perro; gato; etc., 

no es un mueble inanimado, sino un ser vivo con sentimientos y sensaciones. Y sigue su preocupación interesándose, y haciendo interesarse al resto del la "Peña" y las autoridades, en que los mataderos

de vacuno; equino; porcino; ovino; caprino; o de aves y conejos, los matarifes emplean herramientas que evite el sufrimiento de sus "víctimas". Lo que no deja de ser algo muy importante para quienes reciben ese tratamiento.

Se prohíbe

(decían los rojos antes de tomar el poder) por parte de las autoridades de algunos ayuntamientos, la instalación de los circos en cuyo espectáculo participen animales -fieras selváticas; animales domésticos, e incluso concejales rojos- pues en su participación se inflige un daño a su dignidad animal.

Y, gracias al empuje y desvelo de los llamados animalistas, se ha suprimido el uso de animales, o ha desaparecido el acto tradicional, como ha ocurrido en los tres ejemplos que a continuación, si os parece bien, vais a leer:

1.- La cabra desde el campanario.
Desde el año 2000, el pueblo de Manganeses de la Polvorosa (Zamora) ya no arroja una cabra desde el campanario de su iglesia. Al menos de carne y hueso. Ahora lanzan una de cartón piedra. Es un ejemplo de cómo la presión social y mediática puede acabar con tradiciones salvajes.

2.- Los gallos de Guarrate. 
Los quintos del pueblo, en Zamora, pasaban a ser hombres montados a caballo y blandiendo una espada. Con ella tenían que descuartizar los gallos colgados en la plaza. Dejaron de hacerlo hace algunos años.

3.- La pava de Cazalilla.
Desde el siglo XIX los vecinos de esta localidad de Jaén tiraban una pava desde el campanario de la Iglesia. La tradición auguraba buena suerte para quien la atrape, lo que pocas veces ocurría. El Ayuntamiento ha sido sancionado por permitirlo y la fiesta ha dejado de celebrarse.

Dios me libre 

de criticar; yo -como dice mi camarada Rafa Estremera- como no soy demócrata, respeto a "tó er mundo". 

Últimamente las campañas "anti" van dirigidas contra cualquier producto manufacturado en el que se use para su fabricación, mano de obra infantil o, como ocurre con los diamantes -diamantes de sangre- su comercialización sirve para financiar guerras.

"De la explotación infantil a la batería de los móviles y tabletas"

Pero... Siempre hay una excusa para la intransigencia, y para sus súbditos


El Coltán es un mineral con el que se elabora las baterías de los móviles, ordenadores, videojuegos y hasta se usan en las entrañas de algunas armas de fuego. Además de Brasil, Australia y China, se extrae en países africanos, Uganda y en la Republica Democrática del Congo, de allí son estas ilustrativas imágenes:

Imágenes; seguro que a esas almas buenas tan preocupados por los animalitos

les parecerán tan impactantes, que les hará renunciar por vida al uso y disfrute del móvil, y demás artilugios fabricados con el Coltán. Pues, seguro que lucharán también por la dignidad de estas personitas. Aunque ya sabemos de la relatividad de la moral en la que se mueve el mundo progresista.

Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario