viernes, 13 de enero de 2017

TODO LO MALO DE ESTE MUNDO.

Que Europa no está en el mejor de los momentos, es algo que no creo que se le escape a nadie medianamente inteligente (aunque yo lo he cogido por los pelos). La economía, por muchos motivos, la mayoría por mala política, no es capaz de generar la suficiente riqueza para cubrir la creciente necesidad de gasto. Muchos de ellos, desviados de donde darían más utilidad.

Desde el día 2 de septiembre de 1945, fecha en que acabó la Segunda Guerra Mundial, la política de casi todo el territorio europeo es esta; la política que ha tenido la "virtud" de haber creado 21 millones de parados.

"Rosell (CEOE): "Europa tiene 21 millones de parados, se pueden absorber unos pocos más pero no todos". Pero ese no es todo el mal que esa política que viene usándose, es la que tiene arruinada la economía a la mayoría de los países que conforman este Continente.

¿Cuántos países europeos serían capaces, sin trampas, de señalar la fecha de la entrega a sus prestamistas, de la cantidad de euros que finalizaría con su deuda? ¿Cuántos países europeos se comprometerían a asegurar que el año próximo no vaya a crecer su deuda? ¿Cuántos países europeos podrían apostar a que en la próxima década su balanza de deuda les será favorable? 

Hay economista de reconocido talento que aseguran que ninguno de estos países

llegue a tener la capacidad de pagar su deuda; al contrario, seguirá creciendo, porque su industria, la fuente creadora de riqueza, lejos de crecer, va empequeñeciendo, dejando en su caminar centenares de miles de parados, necesitados de cobertura estatal.

Si se ha sacado todos los bienes de la "caja de caudales" y después se ha cerrado con todo el dispositivo de seguridad; cuando vuelves a abrirla, sigue igual de vacía.

Los culpables está debidamente señalados; son quienes han conducido el "carro" desde aquel día 2 de septiembre de 1945 hasta hoy. 

Y esos culpables, en una demostración clamorosa de cinismo, se dedican a "acojonar al personal", señalando con su pecaminoso dedo índice, el peligro de la posible llegada de la Extrema Derecha, en las próximas elecciones de algún país; por ejemplo Francia.

Para los acojonatrices franceses es la señora Marine Le Pen, la pérfida amazona que trae en las alforjas de su caballo todo lo malo de este mundo, que los dejará caer sobre toda 

Francia; de igual manera que así ocurrirá con Nikos Michaloliakos en Grecia; con Frauke Petry en Alemania; con Gian Luca Iannone en Italia; Timón Sioni en Finlandia; Cristina Thaulesen en Dinamarca; Björn Söder en Suecia; Gabor Vona en Hungría; Nombert Hofer en Austria; Zekjko Reines en Croacia. Como si quienes han gobernado y los que aún gobiernan, hubieran dejado un solo mal que acarrear.

Vuelvo a repasar la lista de los malignos extremo derechas, cosa extraña, no veo a los míos; seguirán sumergidos en su individualismo, o se conforman con creerse la "Minoría Selecta" ¡Qué jodios!.

Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario