martes, 17 de enero de 2017

...SI LES JODEMOS FUERA...

Ayer por la noche, en una de las nuevas pantallas de televisión privada, pasaron la película norteamericana, Camino a la Perdición.

Interpretada en los papeles principales por Tom Hanks y Paul Newman. La película con la Mafia como motivo central, además de entretenida, tiene detalles que, a los espectadores -a mí al menos- en alguno de sus tramos ¡Dios me libre de señalar!, me parece que se asemeja al funcionamiento de los partidos políticos y, de forma general, el movimiento de la Política.

Además del caso Luis Bárcenas, se me ha ocurrido rememorar los diez casos (pero hay, por delante y por atrás como cien mil casos de más de corrupción política) más graves que gravitan sobre la actualidad política en este país:

Caso Gürtel, 2009.
   ".     Palma Arena. 2008.
   ".     Nóos, 2010.
   ".     Palau de la Música, 2011.
   ".     YTV, 2006.
   ".     Operación Malaya, 2006.
   ".     EREs Fraudulentos, 2011.
   ".     Operación Pokemon, 2012.
   ".     Operación Campeón.
   ".     Cooperación.     

También es cierto que, al menos de momento, los militantes de los partidos políticos no se matan entre sí, al menos que se sepa, ni lo hacen con los militantes de los demás partidos políticos; pero no creo que parezca exagerado señalar que lo cerrado de su mundo echa un tufillo...

La Cinematografía, además de ser un arte que además entretiene y divierte, es una fuente de conocimiento que, a poco que uno asista a sus pases, en pantalla grande en un cine o en pequeña en la tele del propio salón, poniendo aunque no más sea una mica de interés, haciendo un acto de reflexión de lo que se lleva cuando se ha entrado en la rama, y lo que se lleva al salir -siempre que la película no sea una moderna de las que se filman en este país-, es fácil comprobar que el cerebro sale enriquecido; con más conocimientos ¡Qué coño! Mucho más sabio ¡Donde va a parar!.

Por ejemplo; en la película que vi ayer, hay un momento que en la reunión del clan mafioso uno intenta hacer la proposición al "Don" (Paul Newman) de "meterse" en los sindicatos, a lo que el "Don" responde: si a los trabajadores les jodemos fuera, no lo vamos a hacer también dentro.

¿No os parece que los sindicatos de este país deberían tener esa contestación en cuenta?.

...Si les jodemos fuera, no les vamos a joder dentro. Me ha encantado la oración; en su totalidad.


Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario