jueves, 26 de enero de 2017

DESCONCIERTO MORAL.

Un nuevo negocio se ha puesto en marcha en Madrid, con muchas posibilidades de que, si las autoridades no lo impiden, se extienda por todo el territorio nacional.

La aparente permisividad y desinterés de las autoridades, tanto las políticas (gubernativas y municipales) como las judiciales, en cuanto al -incomprensible desde la razón- tema de las viviendas ocupadas sin permiso de los propietarios, dejando a las personas damnificadas solas con la esperanza de recuperar su propiedad, al albur de que los okupas decidan ir a otra vivienda en otro lugar.

Lógicamente, por el desinterés oficial, cualquier inteligencia intuía que acabaría forzando a la sociedad a buscar alguna solución por sí misma. Y ya parece, por lo visto en televisión, que se ha encontrado.  

Ha aparecido en la capital de la corte, o sea en Madrid, una empresa que se ofrece a los propietarios que están sufrido a la lepra de la "okupación" en sus carnes, para hacer que recuperen su propiedad.

¿Cómo?. Por las explicaciones dadas por su creador, por aislamiento. La empresa en cuestión aposta un vigilante en la mismísima puerta del lugar (piso o chalet) ocupado, a la espera de que el ocupante salga por la puerta, impidiéndole volver a entrar. Dejando al okupa la misma opción de ir al Juzgado, que al propietario. Donde obtendrá el mismo trato que siempre recibe el legítimo propietario: "¡y a mí que coño me dice!".

***********

Los santos; los santones; los santitos; los monaguillos, y hasta los simples creyentes que forman el rebaño de fieles de la Democracia, hacen bandera de la puerta que esta, dicen, ha abierto a las libertades en este país.

Tal afirmación abriría un gran debate, si mereciera la pena debatir con gente tan neciamente integrista. Yo me borro pero, de lo que no me privo es de recoger "parte de la cosecha" que esas libertades nos han regalado: alcoholismo  infantil y juvenil,













Muere una niña de 12 años por un coma etílico
 durante un botellón en San Martín de la Vega.

además del "clásico". 


La madre del conductor del autobús escolar accidentado en Fuenlabrada: "Mi hijo consumió cocaína el viernes, pero es que cualquiera consume"

Normalidad en el uso de estupefacientes. Este país es uno de los cuatro con más consumo del Mundo.

Estos son los ocho primeros países según el porcentaje de la población que consume cocaína y éxtasis:

Las enfermedades de transmisión sexual se han disparado en España en los últimos ocho años.

Y, como en el tema del alcoholismo, donde más ha crecido su aparición es entre criaturas en edad infantil y adolescencia (de 13 a 20 años).

El “Desconcierto moral” es en realidad, la más notoria de las aportaciones de esta Democaca; consumo desmedido, y de cualquiera de las "formas" de sexo; 

Una pareja practicando 
sexo en plena calle en Vigo

ansiedad; egoísmo agresor por conseguir riqueza, sin importar el modo de alcanzarla; desprecio a cuanto no implica de manera positiva; pérdida de derechos individuales como, por ejemplo, el derecho al trabajo; el derecho a la vida, que se ha segado con la semi legalización del aborto.

Ah, se me olvidaba; bodas homosexuales y la celebración de su Día.

Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario