viernes, 23 de septiembre de 2016

SUBSIDIADITOS.

La Robótica, como punta de lanza del Progreso, es un arma más dañina que el más cuantioso Arsenal de ingenios nucleares existente en estos momentos.

La Robótica acabará con el ser humano -me suelta mi amigo Braulio-, quizás, en el plazo de unas pocas generaciones; no más de dos o tres.

Según los estudios realizados por ciertos catedráticos españoles de Economía, en línea a como se viene actuando, en 2050, el 5% de la población laboral, será la que se utilice para crear el 100% de la producción mundial de todo lo que se necesite crear.

Eso para el año 2050, pero la dinámica -digo yo- seguiría su rumbo descendente hasta que, para crear el 100% de la producción mundial, baste simplemente el dedo índice da una mano y, sería de desear que no fuera el dedo de un robot.

Oscuro el futuro del ser humano, si es que no es capaz de buscar una solución a la desleal competencia que el egoísmo aplicado al Progreso, le ha creado.

Las grandes empresas de todo el mundo; el Capitalismo puro y duro, se gastan cantidad de millones de euros; dólares; libras esterlinas; etc,. en Investigación, para llegar a encontrar la fórmula que les facilite la manera de alcanzar mayor beneficio, pagar el menor y más barato número de salarios y evadir en la mayor cantidad posible, su cotización impositiva. 

En este apartado, en colaboración imprescindible e "interesada" con la autoridad gubernativa. Lo que en algunos países hispanoamericanos popularmente se le dice, "mordida".

El Progreso es lo que al ser humano le permitió dejar de caminar a cuatro patas para hacerlo erguido sobre dos piernas, y hasta crear ingenios que le permite volar. 

Y, de uno al otro extremo;

la creación y descubrimiento de infinidad de cosas positivas. No se debe permitir volver atrás.

¿Entonces?. 

Con el Progreso desde hace muchos años se está atacando despiadadamente al normal equilibrio, sin entender que el equilibrio es algo de lo que no se debe prescindir, y menos en lo que afecta a la convivencia humana, pacífica y respetuosa, y a su perdurabilidad en el planeta. 

¿Entonces?. 
El desequilibrio biológico es lo que permite a la enfermedad crecer en el organismo humano, y termina por mandarle a uno a la fosa.

¿Entonces!!!

¡No lo sé! 

Lo que parece ser es que se viene perdiendo el sentido de la pertenencia a esta especie humana, por haber alcanzado el estatus universal de pertenecer a una especie superior; única merecedora de persistir "per sécula seculórum", como dueña y señora del Universo conocido y el por conocer. Y los demás, por mucho que se parezcan físicamente, a lo sumo, mientras las fuerzas les asista, solo servirán como "bestias de carga" para su comodidad y alivio.

Si como dice entre otros grandes economistas, don Fernando Niño, catedrático de esa ciencia, un 95% de la población mundial no tendrá espacio en el mundo laboral ¿de qué coño van a comer? Y se jodieron los negocios, que me corrijan, ya que el dinero estará en los bolsillos, repartido a distintas cantidades, entre ese raquítico 5%. Y parece ser que el subsidio (es de desear que no sea la aniquilación) será lo que remplace al sueldo decente y sudado que algunos siguen ganándose en la actualidad. 

Dicen que para esas fechas cuando en un robotizado hospital nazca una criatura, una voz metálica salida de la profundidad de uno de esos ingenios le dirá: "señor y señora -o viceversa- subsidiados, ha tenido ustedes un sano subsidiadito".  

Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario