miércoles, 1 de junio de 2016

CON MEJORES GOBERNANTES...

Recogido del periódico El Mundo: "Los ex presidentes Chaves y Griñán, camino del banquillo".

Tiempo ha necesitado la Justicia para llegar a tal conclusión; algo tan obvio para la mayoría de los habitantes, no sólo de España, sino de todo el Orbe. Y si los hubiera, hasta los habitantes del planeta rojo: Marte.

También el diario izquierdista El País, recoge la noticia. "El juez de los ERE procesa a Chaves y Griñán por prevaricación." El magistrado Álvaro Martín cierra la instrucción de la rama política de la macrocausa y manda al banquillo a los expresidentes andaluces.


A ningún andaluz le va a extrañar lo que salga de la instrucción en la ambos socialistas se encuentran involucrados por el juez, don Álvaro Martín, en principio, por el monumental caso de los famosos EREs. 

Lo más relevante es que a José Antonio Griñán se le investiga por "malversación de caudales públicos continuada, delito que conlleva pena de prisión". En concreto, con el Código Penal con el que se enjuiciará este hecho, la comisión de este delito está penado con entre 4 y 8 años de privación de libertad. El otro expresidente de la Junta, Manuel Chaves, también está acusado de prevaricación, lo que no se nos dice es cuál es la horquilla de años de prisión en la que su, presunto, delito podía podría corresponderle.

Pero como ya es sabido en toda España, pero no en el extranjero, a estas dos criaturitas en la causa, les acompañan otros veinticinco o veintisiete altos cargos de sus gobiernos.

Es más, si se hiciera campaña de preguntas, seguro que, con el gracejo que les caracteriza, -¡picha!- nos darían tema para escribir una trilogía de libros más gordos que el de Petete. Es la desgracia de los habitantes de aquella maravillosa tierra, española por sus cuatro costados. Desgracia que, gracias a Dios, no ha sido capaz de ensombrecer su alegría y sus ganas de vivir, aunque hayan tenido que hacerlo durante treinta y siete años entre tanta presunta gentuza. 

Trabajo intensivo para la Blanca Paloma; 

para san Fernando; 

y las santas Justa y Rufina. 

No solo para Andalucía pero ¿dónde estaría, económicamente hablando, si los dineros que se han robado a manos llenas se hubieran invertido en industrializarla? Como los andaluces tienen demostrado allá donde han emigrado, ni son vagos, ni son flojos. Con mejores gobernantes, los PER no tendrían sitio en ningún lugar de aquella tierra.

Nadie debería dudar de que los andaluces son "buenos vasallos", pero está perfectamente demostrado que sus "reyes" han resulta ser -políticamente hablando- seis asquerosas mierdas pinchadas, cada una, en un palo. 

Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario