lunes, 18 de abril de 2016

COSCORRONES CONTRA TODAS LAS ESQUINAS.

Bueno; como creo que todos sabéis, pues lo he dejado escrito varias veces en este blog, soy madridista hasta los tuétanos desde que tengo uso de razón; os prevengo que lo del uso de razón no le da una excesiva antigüedad, ya que hago uso de la razón desde hace muy poquito tiempo.

Aún así, de esa manera, a lo largo de mi dilatada vida, he tenido la suerte de estar presente en prácticamente todas las celebraciones de los títulos -Copa de Europa; Campeonatos de Liga; Copas del Generalísimo; y Copas del Rey- que ha ganado el Real Madrid, el mejor club de fútbol ¡Mundial! del siglo XX, y que tan brillantemente lucen en las magníficas vitrinas del Museo del club.

Con ello quiero dejar claro que alcanzar -si es que este año se gana la Liga- un nuevo título de campeón liguero, no me hará más feliz -mi vida familiar y laboral me tiene felicísimo- de lo mucho que ya soy pues, la costumbre le resta decibelios a la celebración. Pero lo que me tiene contento, hasta el punto de tenerme las mandíbulas en proceso de desencaje 

por la risa que me produce, es el rosario de coscorrones que contra todas las "esquinas" que se va encontrando, se está pegando últimamente el Club de Fútbol Barcelona; y la cagalera -con perdón- que espero que solo sea mental, que esos galletazos les están provocando a los seguidores culés.

Si alguien impulsa hacia las alturas un piano de cola, 

da igual la altura que alcance, me decía mi abuela Leonor, deberá comprender, si es que no se quita con presteza del lugar del lanzamiento que la ley de la gravedad hará que el instrumento musical, con todas sus teclas (36 blancas y 25 negras), le caiga sobre la cabeza con las normales dolorosas consecuencias.

Algunos jugadores azulgranas, periodistas deportivos catalanes y seguidores culés, han estado estos últimos años haciendo juegos malabares con pianos, tratando de ridiculizar al Real Madrid, el mejor equipo del mundo, en el siglo XX, y ahora, al menos por el momento, esos pianos les están dejando la cabeza llenita de mataduras y chichones.

La presunción de todo el barcelonismo de que esta temporada futbolística, el Barcelona volvería a hacerse con el "triplete" -copa de Europa, copa del Rey y campeonato de Liga- palabra que como arma ofensiva nos lanzaban a toda la familia madridista, con la falta de respeto de quienes ganan, pero no saben ganar. 

Y, cuando pierden tampoco saben perder. 

Esa falta de respeto es la que ha inspirado el que, desde "El Chiringuito de los Jugones", hayan encontrado el trofeo con el que el Barcelona pueda cerrar esta temporada, como consuelo al sueño quebrado: el "nadaplete". Que, si Piqué, Messi, y compañía siguen con la actual dinámica, y desde los altos vuelos de la Federación no amplían la protección, en forma de expulsiones masivas, es lo único que podrían "pillar". 

**********
Para cerrar el ciclo de sevillanas, como homenaje a la Feria de Sevilla, con vuestro permiso que supongo, ya fuera de cartel, os invito a que canturreéis esta que, acompañada por una guitarra, resulta muy bonita.

No te hagas ilusiones, que ese niño es un tunante

Que ese niño es un tunante
No te hagas ilusiones
Que ese niño es un tunante
No te hagas ilusiones
Que ese niño es un tunante

Que ese niño es un tunante
Y que ya tiene otra novia
Más rica y más importante
Y que ya tiene otra novia
Más rica y más importante

Vuelva tu vida de antes
Que se te alegre el semblante
Y que sepa el mundo entero
Que se casó con la otra
Tan sólo por el dinero

**********

Por Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario