lunes, 29 de febrero de 2016

RARO REVOLTIJO.

Las distintas clases de presentadores y tertulianos de la SER, son tan inteligentes que yo no llego a entender cómo es que no están todos ellos en el panteón de hombres -y mujeres- ilustres. Quizás es que parece que aún están vivos. Una lástima.

Pero ¡penas fuera! Qué puede apenar a un madridista más que el triste caminar del Real Madrid por los campos de fútbol de nuestra amada piel de toro. 

Con el corazón contrito por pensar erróneamente que la política nacional es lo que más me debería de importar en la vida  en este Mundo, al margen de mi queridísima familia, que tanto quiero y tanto me quieren -la verdad es que no sé por qué-, ahora, viendo la tabla de clasificación de la liga nacional de fútbol, con el Barcelona y el Atlético de Madrid, en la más lejana lejanía, me doy cuenta de que el inútil profundo que lidera al PSOE; el chiquito provinciano que se cree "El Tambaler del Bruc" (Tambor del Bruc, en castellano), y el "sobaco húmedo" de Podemos, son simplemente una molestia nimia comparándolo con el lacerante sufrimiento que me tiene -nos tiene a todos los madridistas- el corazón como un higo chumbo; lleno de dolorosas espinas que, ni siquiera Llull y el resto de nuestro glorioso equipo de basquet, con sus continuos triunfos, han sido capaces  de restaurar. No es que las alegrías en básquet sean pocas, sino que las penas en fútbol son muchas.

No voy a seguir hurgando en la herida;
así que, reconociendo que, aunque no tan importante, la política está ahí, rescataré de entre mis "blancas" lágrimas, alguna muestra de lo que pienso de la Democaca;
los políticos que la administran contra todos nosotros; de los partidos y sus líderes que de esa Demo caca, comen como pirañas hambrientas.


Empapadita en lágrimas
saco de la profundidad de mi extrañeza, la poca decisión que en este asunto cómico de la investidura del inútil -el raro revoltijo que montar- que parece tener el Jefe del Estado. 

Para una persona tan ignorante en prerrogativas y deberes -y de una infinidad de cosas más- de los altos cargos del Estado como yo, solo puede hacer comparaciones con aquello que con anterioridad le ha entrado por los ojos y por los oídos; en este tema, el Jefe de Estado que yo recuerdo, esta panda tan peculiar de políticos imbeciles, entre los que se encuentran chorizos de toda laya e hijos de puta separatistas, ni siquiera le habrían durado un solo asalto. 

Reconociendo los méritos de cada quien, Franco, lo que llegó a ser, se lo ganó con un par de cojones y con derramamiento de su sangre en defensa de la Patria. Y, por encima de cualquier otra cosa, lo que sí se podría asegurar es que él, jamás se habría dejado usar para firma y fecha, como un sello de caucho.

No es nostalgia; eso ya no cuela es:

A burro muerto
Fernando Sánchez- Dragó.

Debate de investidura... Comparo las cifras de 1975 con las del año que acaba de empezar. Presupuestos Generales del Estado: 3.822 millones de euros y 122.083, respectivamente. Déficit público: 0'4% y 8'5%. Deuda pública: 9% y 98% del PIB. Tasa de paro: 3'74%  y 24'5%. (Se recomienda leer la columna entera)

Don Fernando: cebada al rabo; cuarenta años llevaba yo esperando algo así. ¡Ya lo podía haber dicho antes!.

Tomo mi guitarra y esto es lo que después de leer a S. Dragó se me ocurre tocar y cantar.

SALTA LA RANA. QUE OLÉ, OLÉ, SALTA LA RANA. 
SALTA LA RANA. BUSCANDO EL AGUA VERDE Y OLÉ. 
SALTA LA RANA. BUSCANDO EL AGUA VERDE Y OLÉ. 
SALTA LA RANA. SALTA LA RANA. 
ASÍ MI CORAZÓN SALTARÁ SI TÚ ME LLAMAS. 
ASÍ MI CORAZÓN SALTARÁ SI TÚ ME LLAMAS. 

DAME OTRA OPORTUNIDAD. LA NECESITO DE VERAS 
DAME OTRA OPORTUNIDAD. QUE NUNCA ES TARDE, 
NUNCA ES TARDE PARA VOLVER A EMPEZAR. 


Por Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario