jueves, 29 de octubre de 2015

LA INCAPACIDAD VIENE DE ORIGEN.

Claro que lo de esos hijos de puta es un golpe de Estado! Incruento, pero tan golpe de Estado como se dio en 1931.

La diferencia respecto al tan torticeramente usado "23F" (fecha en la que se detectó un extendido brote de colitis en el Congreso, en el Senado y las sedes de los partidos democaquitos) es que, mientras el bueno -Golpe de Gobierno- iba claramente contra un infecto gobierno, respetando escrupulosamente al Estado; estos infectos -Golpe de Estado- atacan desvergonzadamente al Estado en su integridad.

Es el momento, no me cabe la menor duda; este es el momento. Los gusanos necrófagos han venteado la debilidad en la que entre todos han puesto a este Estado y se están relamiendo los morros gozando del festín. La política democaquita con su deleznable gestión lo ha ido madurando durante estos últimos asquerosos cuarenta años y, cuando las hienas han olido su debilidad, uniéndose a los gusanos han tenido la osadía de atacarle a la yugular.

Los simios de la película se hicieron con la hegemonía de la tierra solamente cuando los humanos llegaron al cenit de su degradación.

Los separatistas, hijos de puta ellos, solamente con la degeneración establecida en España, llegada a lomos de la Democaca, se han atrevido a echarle un pulso al Estado.

Es penoso, a la vez que vergonzante, comprobar que no hay ni un sola autoridad que tenga clara la idea de cuáles son las medidas a tomar. Por eso el presidente Rajoy tiene la necesidad de reunirse con el jefe de la Oposición -individuo que dificultad tiene de saber cuál es su mano derecha, ni su mano izquierda- y con el "jefe" de un partido que ni siquiera tiene representación en el Congreso de los Diputados.

España es una Democaca Parlamentaria que en cuya más alta magistratura esta, como Jefe del Estado, Su Majestad don Felipe de Borbón y Grecia (don Felipe VI).

Muy lejos estoy de ser monárquico y, si en algún momento se pusiera en trance, podéis estar seguros que mi voto no sería a favor de tan devaluada Institución. Pero en estos momentos tan delicados, viendo a la tropilla tan perdida en su ignorancia, creo que su reforzada presencia y su opinión como Jefe del Estado, por preparación intelectual, sumando, daría mucha más fuerza de la que ahora se le está viendo, al frente antisecesionista.

Y, es que la equivocación por incapacidad, viene de origen. Unos cuantos "ilustres" de pacotilla, no fueron capaces de entender que la fortaleza ha de estar en el Estado; que el Gobierno debe gobernar en representación del Estado, y por su mandato. Este sistema que teóricamente está en manos de la voluntad popular, no ha sido capaz de educar debidamente al votante, para que vote por el aspirante que entienda que es el mejor para el Estado, que es el Ente que conforman la totalidad de los españoles.

Por Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario