martes, 1 de septiembre de 2015

LA JUSTICIA, PARA QUE SEA JUSTA, DEBERÍA AJUSTARSE A TIEMPO.

Hola; ya estoy de vuelta en el "Foro", mis muy queridos amigos y amigas, si es que entre vosotros, quienes me leéis, hay alguna representación de la mejor obra que llevó a efecto el Divino Creador, a pesar de haber usado para ello, del prototipo anterior que le salió regular, un hueso y poco mas: la mujer. El molde es insuperable pero, como ocurre en toda obra seriada, siempre salen piezas inservibles por defecto de fundición; en la industria se las desecha, pero en la especie humana, aprovechando la permisividad, se suelen apuntar maliciosamente a la Política izquierdosa y apestosa.

Como seguramente le ocurre a cada buen hijo de vecino, hoy, 1 de septiembre, me encuentro en ese punto indeseado que queda entre la nostalgia lacrimógena de


la holganza veraniega; los baños piscineros;



las madrugas a las 11 de la mañana; y la cervecita con aperitivo en la terraza del chiringuito por diga que va a empezar en serio



un lado, y la "bendita" obligación -necesidad imperiosa- de ganarme el pan de cada día con sudor de mi frente, por el otro lado.

¿Es duro el primer día? ¡Si! Por eso yo siempre he creído -y ningún gobierno lo ha legislado; a ver si ahora la Manuela lo hace- que antes de integrarse a la cadena productiva se debería dejar pasar dos o tres días.

¡Diez años, diez! -la cosa tiene cojones- hace que el socialista Maragal, acusó a los "padrinos" de Convergencia y Unión de cobrar un 3% de comisión fraudulenta a cambio de concesiones de obras.

Diez años han debido pasar para que la Justicia nos diga que ha empezado a despertar el asunto de su largo sueño.

La Justicia para que sea justa, debería ajustarse a tiempo. Si como esta sucediendo en España, la justicia se demora, en esa demora se desmorona la autoridad y la esencia de la Justicia. Lo que parece ser que esta logrando el deseo de la mayoría de las gentes -¿personas?- que desde hace cuarenta años están vareando el "olivo" democaquito nacional.

El asunto del 3%, no es un "asunto catalán", sino un asunto feo que han venido perpetrando, gracias a los conchabeos pos electorales llevados a cabo por si vergüenzas de alto estanding y baja moralidad. Permisividad, por apoyos políticos, son la base de la felonía económica-separatista a la que están empujando a Cataluña y a la mayoría de catalanes, si no sale alguien decente que lo impida.  




Por Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario