lunes, 13 de julio de 2015

NO ES SOLAMENTE DE POPULISMO DE LO QUE TENEMOS INFECTADA A ESPAÑA.

Que España está infectada de populismo y demagogia, me da el pálpito que hay muy pocos españoles que estén dispuestos a discutir esa afirmación. Pero ¿que es la Democracia, si no es populismo y demagogia? Ya me gustaría que alguien viniera a explicarme, de la mejor manera (machacando para que entre en mi dura cabezota de madera de alcornoque) que es lo que diferencia a las "nuevas" tendencias políticas españolas, a las que se clasifica como populistas y demagogas, de las que se consideran de "pura" normalidad política democrática.

Desde mi reconocidas dificultades de estudio y análisis de las cosas de la cosa intelectual y seudointelectual, lo que veo es una cantidad que te cagas, de coincidencias en los discursos "ofertosos". Todos nos ofrecen a las personas decentes cambiar la pesada carga que portamos sobre el lomo, con la esperanza de poder salir adelante, por la canonjía (según nuestro real diccionario "empleo de poco trabajo y bastante provecho"; o sea, como si fuéramos políticos serios de los de ahora ¡Dios no lo permita!) de hacernos un hijo cura, para que nos solucione la dificilísima papeleta de liberarnos de la pesada carga que nos agobia -con la que ellos nos han cargado-, cuando sería mejor nos hicieran una hija puta, como decía mi paisano Ginés: 

mas vale una hija puta que cien hijos canónigos porque al menos así, podríamos comer "pan de higo".

Hay quienes dicen, erigiéndose como paladines de la "pureza", que la demagogia es una herramienta del populismo, con la que tratan, y hasta consiguen en un gran número, manipular al personal y al gentío, aprovechando su indignación y el miedo, exagerando y radicalizando por unos motivos más fantásticos que reales. Y yo sigo creyendo, haciendo un pequeño ejercicio de memoria, que para esta gentecilla democáquita -todos ellos- el populismo y la demagogia fueron la herramienta con la que nos calzaron esta Democaca, populista y demagógica. Estos partidos políticos que nos andan jodiendo a diario, mañana, tarde y noche, como si fuera un medicamento, deberían unir a sus siglas: la P, de populistas (más o menos así: P-Podemos; P-PP; P-PSOE; etc,.). Todos ellos expertos en el uso de la demagogia, como magnifica herramienta política que llega al virtuosismo en época electoral.

Pero no es solamente de populismo de lo que tenemos infectada a España; España, además, tiene infectada su moralidad; su honradez; su honor; su decencia; su honestidad; su patriotismo; su espiritualidad; su respeto; su orgullo como nación; en su capacidad de reacción. ¿Qué coño importa la infección por populismo y su herramienta, la demagogia, si al enfermo, un buen puñado de infecciones le están pudriendo por todos sus costados y frentes?.

Publicar un comentario