miércoles, 1 de julio de 2015

EL FRUTO QUE DAN LAS URNAS.

¿Qué pretenden los comunistas griegos con el referéndum?  La respuesta es sencilla; tocarnos a dos manos los genitales al resto de los miembros de la Unión Europea, aprovechando la farragosa burocracia del Ente, y la proverbial cobardía que caracteriza a las gentes que componen los gobiernos de las democracias europeas.

Por primera vez en el Mundo un gobierno propone al país un referéndum y hace propaganda en las dos direcciones, si ó no. Semejante actitud me lleva a pensar que la gente de Syriza cree que los griegos son un montón de memos "agilipollaos", sin capacidad de analizar y sacar consecuencias de los enjuagues de sus políticos. Los pueblos mediterráneos, habría que avisarles, cuando explotamos, somos temibles, extremosos e imprevisibles.

Irlanda y Portugal tratan de salir de la situación con la humildad, decencia y honradez que se requiere. Grecia, no; la Grecia comunista de los señores Alexis Tsipras y Yanis Varoufakis, con más pinta de flamencos de barrio chino (orientadores del trabajo diario y administradores irrenunciables de los intereses económicos de las señoras prostitutas), 

que de personalidades responsables de la política, pretende imponer su deseo de jugar la partida con el dinero prestado; las cartas marcadas; y quedándose con los triunfos, las cuarenta y hasta las veinte en oros. ¡Qué jodios estos griegos!

Esta Grecia no es el espejo, por engañoso, en el que deberían mirarse nuestros políticos y el resto de los españoles. 

La salud, si venturosamente se tiene ó si desgraciadamente se carece de ella, ni se ha adquirido,  ni hay manera de adquirirla por contagio. Pero si las infecciones malignas que siempre se sufren por contagio, y algunas de ellas, hasta resultan fatales (¡ojo con la Grecia comunista!). 

De pequeño, cuando me enfadaba con mis padres (hombre y mujer) no comer lo usaba como arma de ataque filial; una estupidez, del mismo tamaño que la cometida por quienes habiendo llevado al PP a gobernar en mayoría, para fastidiar a ese partido, le han entregado el voto al soviet español, Podemos. 

También hay quien dice que cuando te das un martillazo en un dedo, si con el mismo, u otro martillo, te pegas en una de las rótulas, o en las dos, automáticamente se te olvida el dolor del dedo. Mala solución, hay quien así lo piensan, porque estarás jodido de las piernas. Pues eso.

Esta gilipollez que se me ha ocurrido, se la brindo a todos aquellos que ilusoriamente piensan que la solución de todos sus problemas saldrá de la urna en la que han depositado su papelina sin atender que la mayor parte de esos problemas se los ha proporcionado quienes se aprovechan del fruto que "dan" esas urnas.


Publicar un comentario