miércoles, 3 de junio de 2015

GENTECILLA DE POCO SESO.

"Aquel que esté libre de pecado que tire la primera piedra".

El mercadeo de zoco piratas recién desembarcados en el que está sumergido el elenco político español, entre otras muchas miserias, nos muestra la de la poca vergüenza generalizada que identifica a la fauna política española y que, como en todo en esta vida, hay establecido un ranking, en el que se puntúa la "calidad" de cada desvergüenza cometida. 

En estos momentos de zozobras autonómicas y municipales, "mi reino por un caballo" Ricardo III, de Shakespeare (mi culo por un cargo, traducido al castellana actual), hay desvergüenzas y sinvergüenzas que luchan denodadamente por alcanzar el liderato.

La parábola de Jesús de Nazaret, le sacude de lleno un reglazo en los mismísimos nudillos al desvergonzado líder de PSOE, el barbilampiño Pedro Sánchez, por señalar a Alberto Rivera, líder de Ciudadanos, que si pacta con el PP, pacta con los casos Púnica y Gürtel. La advertencia del sociata, sin duda es la más "top", de cuantas desvergüenzas he oído a lo largo de mi dilatada vida; motivo por lo que la coloco en el primer puesto de deshonroso ranking.

Hace falta no tener ni noticias de que exista la vergüenza para, siendo Socialista, empuñar esas "armas", cuando el PSOE tiene en su sucursal andaluza la madre y el padre de la corrupción,  en sociedad con la UGT (me niego a recabar más datos que todos conocemos).   



PSOE ANDALUZ: EL MAYOR ROBO Y SAQUEO DELAS ARCAS PUBLICAS EN LA HISTORIA DE ESPAÑA DESDE VIRIATO.

En esta hojilla de mi blog, no se disculpa a nadie de cuantos han delinquido desde puestos de las distintas instituciones del Estado, sino que se desprecia a cualquier "robaperas" que aprovecha su posición política para "llevárselo," sin que merezca nuestra benevolencia quienes solamente se han llevado un poquito, si es que se da esa rara especie de "chorizontis politicus" en nuestra parrilla política.

De todas las formas ese "aquel que esté libre de pecado que tire la primera piedra", no exime a nadie de aceptar la máxima de que un nombramiento político no es un salvoconducto para delinquir, porque todos caminan por las mismas trochas.

Y, por si acaso, para que siempre lo tenga presente, esta leyenda se les debería aplicar a fuego en ambas ancas a los políticos/as: "El que nos exista el libre que pueda lanzar el canto, no os otorga derecho a que no dejéis en caja ni siquiera las telas de araña".

Eso, por lo visto, es lo que piensan quienes se enchufan en la política nacional; las palabras pronunciadas por la señora Calvo Poyato, además de no ser ciertas, son una "gilipoyatez", solamente al alcance de gentecilla de poco seso.

Publicar un comentario