martes, 23 de junio de 2015

ARRANCAR DE RAÍZ LA MALA HIERBA.


Si no fuera porque no es propio de mi educación, finura de modales y gusto estético usar de palabras de grueso calibre, ni de insultos definitorios, diría que esta putrefacta política nacional que anida en esta podrida Democaca, para su "engrandecimiento", le ha venido a desembarcar en sus entrañas una nueva camada de hijos de puta que, sin la la más mínima pizca de rubor, muestran su falta  de sensibilidad humana.

Durante setenta años el terrorismo etarra, asesinó a cerca de mil personas e hirió a varios cientos dejando en muchos de los heridos graves secuelas, tanto psíquicas como físicas, para el resto de sus vidas, además de destrozar sus vidas a padres, a viudas, viudos y huérfanos, como consecuencia de sus criminales acciones. 

"Los familiares de los presos de ETA pagan una pena adicional". Hay gentuza que no puede desprenderse de sus orígenes comunistas, de esa criminal filosofía, lo que de cierta manera siempre les han hecho estar  ideológicamente más cerca de los asesinos que de sus víctimas.

Es posible que entre los familiares de aquellos asesinos que aún no han liberado estos mercaderes de la política, pero por lo que estamos viendo no tardaran mucho en hacerlo, haya algunas buenas personas cuyo único "delito", sea el haber engendrado, a su pesar, unas bestias asesinas con apariencia humana. Lo siento por ellos,  porque su arrepentimiento por no haber abortado entonces, les perseguirá mientras vivan. Los otros; las malas bestias que plenamente justifican el insulto por ser el tronco donde brotó el asqueroso esqueje, suerte tienen de que mis escasos méritos personales no me hayan permitido estar en el lugar donde mi sentencia, PENA DE MUERTE, fuera debidamente ejecutada. El hortelano, aunque no sea letrado, sabe que tiene que arrancar de raíz la mala hierba, si quiere que el fruto de su huerto sea de calidad. Los políticos de este sistema prefieren el "yo te doy, tu me das" y la sangre se lava con OMO.

"Un trágico problema político que aun haya entre 400 y 500 presos retenidos en canceles a cientos de kilómetros de sus familias" declaraciones del ciudadano Iglesias, líder del partido pro soviético Podemos a una revista inglesa.

Estas personas y tantas otras que como ellos les han arrebatado a sus seres queridos, están a mucha más distancia de sus familiares, que las personas que tan preocupados tienen a Errejón (rima con ca...) y a Pablo Iglesias. 

¡Claro! Ni los muertos ni sus familiares, probablemente, les votarán. Los otros... tampoco, pero hay que intentarlo ¿Verdad, Pablete?

Publicar un comentario