miércoles, 20 de mayo de 2015

MENSAJE NOVEDOSO.

El mensaje novedoso de la campaña para estos cómicos (perdón) comicios, es el que se le ha ocurrido al secretario general de Izquierda Desunida, el camaradosky Cayo Lara "¡No pasarán!".

No sé, porque no he pulsado la opinión pública, si soy la única persona en el Mundo, que después de devanarme el sesamen durante largas horas estudiando la sentencia "cayista" -no he dormido en toda la noche- no he llegado a discernir la identidad de las personas o partidos a los que Supercayo

no permitirá el paso. Y es que ni siquiera se -si seré ignorante- en donde se pondrá el "capo comunista", de "Cancerbero"

para que nadie pase, aunque me figuro que su candado lo pondrá en las puertas de todos los colegios electorales de España; y el, guardará las llaves. Quizás es que piensa que esa soviética manera de vetar, es la clave que le aseguraría el deseado triunfo final.

"¡No pasarán!"

El caso es que esa consigna me suena un pegote. ¡Claro! Y pasaron; vaya si pasaron.

Es algo que me repetía mi abuela Leonor, mujer sabia. "Si algún día eres médico -ni de lejos-, nunca trates de curar nuevas enfermedades con recetas viejas".

Si es que aún quedaba alguna duda, el Cayo ese nos ha mostrado, sin querer, lo obsoleto que ha quedado el comunismo, tratando de atraer a las "masas" con una receta de hace 79 años, que ni siquiera les dio resultado.

Lo mejor de tener buenos e inteligentes amigos es que las dudas que uno puede tener, ellos te las aclaran en un periquete, sin que se les descoloque el tupé.

"Si, hombre; la cosa es sencilla de entender. Cayo Lara, viejo labrador -¿cuando habrá visto este labrador una hoz, aparte de la que tienen en la bandera?- comunista, más comunista que labrador, usando la celebre frase en boga en el Madrid rojo, durante la guerra de Liberación, la usa como advertencia a los neo-soviéticos de Podemos, en cuanto a la probable toma al asalto, por estos, de la sede y siglas de Izquierda Unida. Al menos eso es lo que verdaderamente teme que ocurra el actual secretario general de IU, una vez conocidos los resultados en estas elecciones de los Cum laude neo-soviéticos".

No está mal tirado ¿A que no? Un buen amigo inteligente, algunas veces, es como si uno llevara la Biblioteca de Alejandría debajo del brazo. Como parece claro, yo no tengo amigos comunistas, socialistas y demás gentecilla de similares pelajes. Es lo que tiene ser una persona decente.

Publicar un comentario