miércoles, 6 de mayo de 2015

LAS COSAS DE LAS QUE SE ENTERA UNO...

Es extraordinario; las cosas de las que se entera uno a través de los distintos medios de información, es algo verdaderamente extraordinario. Hoy, esta mañana, yendo de copiloto en el coche de mi hijo Rufino, camino del trabajo, he escuchado algo que me reafirma en mi creencia de lo que es extraordinario. La cosa que se debatía era la charlotada que se viene celebrando alrededor del nombramiento de la socialista (los andaluces no escarmientan) Susana Díaz, como presidenta de la comunidad autónoma andaluza. Ni ella podría aspirar a más, ni Andalucía podría llegar a creerse peor tratada.

La creencia del pueblo llano es que quienes intervienen en las tertulias de las distintas emisoras de radio y televisión son la pera limonera de la intelectualidad, enterada de todo, en general. Pues no, ninchis/as; es posible que si, que haya algunos, pocos, contados sin extender los cinco dedos de la mano, que algo saben en plural. 

El caso que quiero señalar es lo que un "tal" ha dicho, como he señalado con anterioridad, esta mañana en la soviet-emisora radiofónica que da SERvicio, ilustra y catequiza al rojerío nacional, comentando la negativa a la investidura de Susanita, (¿Susana Díaz Presidenta de Andalucía?)

entroncando con el documento programático presentado por el cursi camaradoski de la triste coleta, el administrador ideológico de la franquicia comunista, Podemos.

"Para establecer mejoras en la Sanidad y la Enseñanza, como se dice en el documento que se ha hecho ayer público, lo que tienen que hacer es entrar en el gobierno, solicitando hacerse cargo del ministerio de Hacienda y del de Enseñanza, porque así tendría el dinero a su disposición para pagar las mejoras que dicen querer realizar". Esto es lo que el tal "lumbrera", groso modo, ha soltado sin que se lo moviera un kiriki.

Pocas cosa, o quizás ninguna, son de las que pudiera presumir si fuera pedante, que no; pero, por lo que veo y oigo, he llegado a entender que todos los ministros son miembros -con perdón- del Gobierno y su autonomía, indefectiblemente, debe pasar por el filtro de la presidencia; que es el presidente quien debe asumir o no las propuestas ministeriales; en el hipotético caso de Podemos "señor de Hacienda", en un gobierno socialista (los andaluces no escarmientan), creer que iba a tener por su careto las llaves de la "caja" en propiedad, a más, a más, que dicen en Cataluña, teniendo en la memoria la desaparición del famoso billón de euros llegados en ayudas, solo lo puede creer un gilipollas ascendido al primer puesto de la gilipollez en estado puro.

Es una pena que mi pluma (mi ordenador)

empeñada en escribir a trompicones, no sea capaz de escribir fino y delicado, a la par que sensible, y sin pecar de cursi; porque lo que a diario sale por las ondas,

daría para escribir cinco tragicómicos gordos tomos sobre la idiotez, y todos sus sinónimos que adornan a la mayoría de los tertulianos tele-radiofónicos del momento. ¡Porca Miseria!

Publicar un comentario