martes, 5 de mayo de 2015

GOLFOS QUE PROMETEN HASTA QUE METEN.

Esta Democaca es como aquellos golfos que prometen hasta que meten, y después de lo metido, evadidos.

Así parece que está ocurriendo en mi querida Andalucía; la aspirante Susanita (esta no es la que tiene un ratón chiquitín, que nos decía Fofó) está prometiendo llevar a cabo unas medidas con la idea de meter su embarazado cuerpo en el Palacio de San Telmo

-cuanto arroz para tan poca polla- que, ya veremos si después cumple con lo prometido o, como cualquier golfo barriobajero, silbando la pegadiza musiquilla del Puente sobre el río Kwai y fijando la mirada en un imaginario punto en el horizonte, se evade de mala manera, que sería lo normal, ya que ni ella, desde que sorprendentemente es presidenta, ni sus antecesores, con un billón (yo no digo "con be" porque hace falta ser muy gilipollas para recalcar algo tan obvio) de euros en ayudas, nacionales y de la comunidad europea, sintieron ninguna necesidad de emprender; uno de los principales motivos para que en mi -repito- querida Andalucía haya más paro, el 33%, que en la Franja de Gaza.

¡Un billón de euros! Exagerando una mica por lo que merma, casi se podría solar toda la superficie de España, incluyendo las islas  y Ceuta y Melilla con billetes de quinientos euros.

Un Billón de euros dilapidados en ¿qué? Esa es la pregunta que los andaluces deberían hacer  a los socialistas, tres veces al día, como las tomas farmacéuticas, hasta conseguir respuesta. 

Esta es la versión de los andaluces que el PSA difunde por el resto de España, y es una versión absolutamente falsa. Los andaluces, como el resto de los españoles, son trabajadores serios y cumplidores; esa versión no es la que tienen de ellos en los países donde fueron a trabajar como emigrantes, ni es la versión que se tiene en las distintas comunidades nacionales donde han ido en busca de mejores perspectivas, porque, y esa es la realidad, los distintos gobiernos socialistas, con ese billón de euros, no han sido capaces de hacer crecer ningún tipo de industria capaz de crear riqueza y puestos de trabajo.

Alguien, esta mañana, en una emisora de radio, aseguraba que Andalucía se encuentra en la misma situación en la que se encontraba en 1975. ¡Mentira jodida! Durante el gobierno de Francisco Franco, en Andalucía, nunca hubo un 33% de paro; a la situación por la que están pasando los andaluces, después de cuarenta años de gobierno socialista, solamente se llega por la "mala follá" de una gentuza que ha tomado aquella bendita tierra, como si fuera de su propiedad; solo les falta establecer "el derecho de pernada" para reinstaurar el  feudalismo.

Y son conocidos; les vemos todos los días en los medios de información, disfrutando de la sangre que les han chupado a sus paisanos, y dejando sus puestos a otros/as que se la sigan chupando.

Publicar un comentario