viernes, 22 de mayo de 2015

"CEREBRO" EXPENDEDOR DE GASES.

Nada en contra del "rey", pero todo en contra del lacayo. 

La foto nos muestra una escena grotesca, propiciada por el comunista neo-soviético Pablo Iglesias, ofreciendo un saludo de pleitesía a Echenique. Si el saludo se hizo con la seriedad que normalmente se usa, el "neo" deberá cuidar la estética, pues cualquiera podría pensar que el "agachado" por la coleta, podría pasar por una trabajadora del hogar que está tratando de alcanzar la escoba que se le ha caído mientras estaba barriendo; y si la cosa es por hacer una gracia, mala, muy mala; los que no tenemos puñetera gracia, debemos pensarlo mucho antes de ponernos a contar un chiste; es muy triste ver las caras de los te escuchan. El "neo" Iglesias,

me temo por sus pintas, entre Chuky

y Freddy,

que es un desgraciado de tomo y lomo. 

La escena, además de execradora y grotesca, por parte del "neo, es infame, grosera e irrespetuosa, porque de ninguna de las maneras parece que el receptor de la mueca lacayesca corporal, tenga necesidad, ni merezca, recibir.

Ayer, en la hermosa ciudad de Zaragoza, ante cinco mil encefalogramas planos; gentes que piensa con el "cerebro"

expendedor de gases de sonidos varios -pedorretas incluidas- por lo general muy malolientes, según el cronista, ante tamaña concurrencia, Echenique e Iglesias, el neo-soviético, después de cierto distanciamiento, llenaron de edulcorante el pavimento del local, escenificando cariño y afecto mutuo. 

Mi abuela Leonor decía: "Mucho me da usted, madre; por fuerza tiene que ser malo". Que la relación no es precisamente de amistad inquebrantable, sino una amistad de guardarropía, puro atrezzo, lo demuestra el empalagoso "unte" del uno con el otro.

Que el mitin de Podemos debió ser importante y enjundioso, no me cabe la menor duda, después de leída la crónica del periódico El Mundo, de la "pluma" de Álvaro Carvajal. El enviado periodista realza en su crónica "el que ya está enterrada aquella tensión abierta en el choque entre corrientes en  el congreso de Vistalegre, y que se avivó cuando Iglesias viajó por sorpresa a Zaragoza para hacer campaña en favor de la rival de Echenique en la disputa por la Secretaría General de Aragón..." otra cosa interesante del congreso que define la línea de depuración política que desde Aragón se dispone a desarrollar el aspirante de Podemos, que destaca el "plumífero mundano", es lo que dijo Echenique, que posiblemente fuera lo que puso en pie a toda la peña "Soy un poco llorón, os lo tengo que confesar, en los finales de las pelis siempre estoy al limite".

El señor Carvajal, en casi un página entera del periódico, quizás porque no las hubo, no ha sido capaz de resaltar una sola participación de alguien que dijera algo interesante e importante para aquellas tierras y para aquellas entes. ¡La que os espera, maños!

Publicar un comentario