jueves, 12 de marzo de 2015

ES QUE HAY GENTE MUY MALIGNA...

Dios quiso que "el Nene" naciera en una familia de bien que se quiere y que se adora, en la
que no había jamás un pensamiento negativo hacia el proceder de las demás criaturitas humanas; absolutamente todos los miembros de mi familia, yo incluido. Siempre, hemos creído, y seguimos creyendo, que la gente, en general, sin ninguna excepción (más allá de las excepciones que todos conocemos), actúa con las mejores maneras conocidas, y siempre sin intención de engañar ¡Faltaría más!

Esa suerte mía, que se que es mucha suerte, de creer en la buena intención del prójimo, es la que hace que no vea luz y no oscuridad en el asunto del asesino etarra Plazaola, sino la aparición de unos desajustes horarios que han permitido la huida de semejante cabrón -dicho con toda la intención de ofender. 

Se habla de "fallo policial" -cosa de la prensa-; si es verdad que hubo fallo policial, yo pienso, desde el fondillo de mis calzoncillos -Boxer, inmaculados ¡por supuesto!- que ha sido un fallo sin mala intención, y sin intenciones ocultas. Insisto, mi buena fe en cuanto al proceder de mis semejantes, no me permite creer que la Policía, estuviera disimulando su presencia mirando al infinito y silbando la musiquilla de "El Puente Sobre El Río Kwai."

¿Por que iba a hacer eso la mejor -sin coña marinera- Policía del mundo? ¡No penséis eso, no seáis tan malitos! Yo, a Dios gracias, lo que me tiene muy feliz, no pienso como casi todos vosotros, que creéis en fantasmagóricas actuaciones conspiranóicas a tres bandas, de la política, la justicia -con minúsculas- y algunos mandos policiales.

Los que siempre piensan más en la presunta maldad de las gentes, que en la bondad que atesoran, estarán culpabilizando a aquellas almas puras de la Justicia nacional, que decidió
excarcelar, entre otras alhajas del terrorismo, al cabrón Plazaola, por soterrado mandato del gobierno del señor Rajoy y, que desde el gobierno, vaya usted a saber por quien, una vez que el Tribunal Supremo rectificó sobre la "curiosa excarcelación" -lo que algunos, no yo, vieron turbio en su momento- se desorganizó, muy bien organizado, lo que han dado en calificar "pucherazo oficial"; o "cambalache" pactado.

Y, es que hay gente, poca, pero muy maligna.

La prueba de que la oficialidad nacional es inocente en la toccata et fugue -tocata y fuga en español- es que el alto tribunal implicado, el TS, esta tratando de encontrar al "fistro" que fistró la rectificación de excarcelación que ha servido para que el asesino, ayudado por otros hijos de padre desconocido -o sea, hijos de la gran puta- pudiera poner pie en polvorosa, como suele ocurrir en los ya demasiados casos. 

Es de lo que se van quejando los que quieren ver esos fantasmas conspiradores. ¿Yo? ni flower; soy un almita candidita que camina en la vida por una maravillosa y policroma floresta, donde brilla la claridad, todo es bondad y triunfa la verdadera verdad y las muy buenas costumbres...   


Publicar un comentario