jueves, 19 de febrero de 2015

NO TIENEN IDEAS, NI SU CEREBRO ES CAPAZ DE GENERARLAS DE MANERA NOVEDOSA.

Se ha impuesto con fuerza imparable, como norma de funcionamiento en este país, la chabacanería, la marranería y el mal estilo,

como consecuencia de una deplorable educación y el forzado enterramiento que se ha hecho de cualquiera de las formas en la que se ve representado el respeto.

El buen corporativismo humano: la elegancia; el respeto; la educación, eran las señas que a aquella  sociedad le hacia fácil la convivencia.

Hoy esas pautas han sido sobrepasadas por un exacerbado egoísmo personal. El yo, yo, yo, y los demás es lo actual.

Hubo tiempos que hasta los ladrones se respetaban entre si, llegando a ser natural respetar la barriada donde tenían sus viviendas, lo que daba cierta seguridad a sus vecinos. Ahora, como se puede comprobar fácilmente, las cosas son muy diferentes; nada ni nadie goza de inmunidad contra los deseos ajenos; estamos en los tiempos en los que da la impresión de que cualquier tipejo se cree en el derecho de administrar una "opa salvaje" a cualquiera de las cosas de tu pertenencia, sin ningún tipo de discriminación. Ya, ni siquiera los ladrones respetan a sus vecinos; los ladrones profesionales mezclados con los amateur, no tienen ni siquiera el reparo de robarse entre si, igual que los traficantes de drogas duras, los grandes banqueros o los políticos.

Según se representa en este país la Democaca, las fuerzas políticas, podría decirse, se dividen en tres posiciones geofísicas: Derecha, Centro, Izquierda y todo lo demás, caca de la vaca. Ese debió ser el principio del popular bodrio político. Pero, la cosa de la "libertad" de pensamiento político, lo ha descarriado todo, y cualquier gilipollas es capaz de montarse un Chiringuito Político que solamente se diferencia de otros afines por el nombre del citado gilipollas, que solamente aspira a hacerse necesario en una presunta coalición, de lo que espera forrarse el riñón, como es la costumbre.

La última aparición de ese tema lo ha personificado la compañera del secretario general de Podemos

-otro que tal va- la camaradosky Tania Sanchez, escapada de la nave nodriza comunista, IU, como las ratas huyen del barco en trance de hundimiento, para montar un tingladillo no más grande que el escenario callejero de los "Curritos". ¿Diferencias ideológicas? Ninguna, porque todas estas lombricillas de caño sucio, no tienen ideas, ni su cerebro es capaz de generarlas de manera novedosa, por lo que simplemente se agarran a ideas rancias del comunismo del siglo pasado, proponiendo la recreación del, humanamente nefasto, Frente Popular, para desalojar a la Derecha (PP). La diferencia es que esta vez no habrá disparos traicioneros que acaben con la vida de los oponentes... ¡Espero!.

Publicar un comentario