miércoles, 28 de enero de 2015

"YO SIGO."

El sistema democáquito no es patrimonio de España, como se está viendo en muchos países europeos y casi todos los del norte, del centro y los del sur de América. La prueba del algodón ha sido el asesinato del fiscal Nisman, en Argentina; el asunto es tan despreciable como lo fue aquí, en España, los asesinatos de GAL, grupo nacido en los despachos del ministerio del Interior -hay quien dice que en más alto despacho, y no miente-; o los asesinatos de los hermanos Kennedy en los Estados Unidos.

 Los gobiernos que se saben legítimos no necesitan de esa practicas para corregir la delincuencia de cualquier tipo. Para ese cometido están los jueces; para hacer cumplir las leyes.

El asesinato del fiscal argentino ensucia, aún más, si cabe, al malicioso gobierno argentino que, ya venia siendo sucio por las "practicas" económicas -presuntamente- de sus máximos dirigentes/a; si antes no había por donde cogerlo ahora, ni con un moderno equipo anti Ebola y con pinzas, por mucho que esas autoridades culpen a una "mano negra"contra la presidenta Kirchner, desde los mismísimos miembros de la cúpula de los servicios de inteligencia.

La juez argentina Servini, la muñeca que mueve por "empuje garzoniano" que, como perro "perdiguero", vino a España olisqueando los traseros de Martín Villa y Utrera Molina, intentando encontrar una caca que solamente se encuentra en su propia cabeza y en la del exjuez prevaricador. 


Ahí, en la tierra del atormentado gaucho "Martín Fierro", sin tener necesidad de desplazarse más allá de tres cuadras, tiene un caso recientito en el que meter el feo morro.

"La presidenta argentina se dice "convencida" de que Nisman no se suicidó"

"Nisman no lo sabía y probablemente no lo supo nunca. La verdadera operación contra el Gobierno era la muerte del fiscal después de acusar a la presidenta, a su canciller y al secretario general de La Cámpora de ser encubridores de los iraníes acusados por el atentado terrorista de la AMIA". (Comentarios expresados en Argentina)

"Argentina: el lado oscuro de la democracia" Esta afirmación alumbra con potentes focos "LED", la verdadera mano del asesino que, aunque todos los argentinos y todos los ciudadanos del mundo seamos capaces de ver, da igual; el Poder con el que se han blindado el "ganado político" a escala mundial, les permite salir indemnes de cualquier asunto, por escandaloso que pudiera ser.

********

Ha muerto el actor humorístico argentino Joe Rigoli, creador del personaje "Felipito Takatún" e hizo famosa la frase "Yo sigo". Frase que es la Filosofía que siguen religiosamente la mayoría de los políticos españoles.  ¡Y les vale!

Publicar un comentario