martes, 30 de diciembre de 2014

PURO SARCASMO.

Quizás la Democracia de EEUU sea la mejor valorada de cuantas hay instaladas en el resto del mundo, y la que por más países ha sido adoptada como forma de gobierno. Pero, aunque fuera cierto las bondades -que más que conocerlas, se le suponen-, no todas las plantas que vemos maravillosas en un lugar determinado, se desarrollan de la misma manera en otros lugares, como se puede comprobar viendo esta hermosa rosa, 

y las que están debajo.

Eso es el peligro en lo que toca al mundo de la jardinería, y de esa misma manera ocurre en Política. Pero es que la verdad en cuanto a la bondad de la democracia yanqui es que la
estupidez humana es capaz de hacer de una quimera, un ídolo de obligada veneración. Todo régimen político conocido y hasta los que están por inventar tienen como meta la Utopía -venta de humo-. Es cierto que en unos casos bienintencionada, y en otro casos con la peor de las intenciones como se puede comprobar en aquellos países que sufren el comunismo.

Mi incultura, que es notoria, me ha llevado a hacer la pregunta típica que se considera una "perogrullada" ¿Que es Democracia?. Y por fin hallado la respuesta oficial:
  
"1. f. Doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el gobierno.
2. f. Predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado."

¡Falsedad! "Nada puede ser bueno si todo su ser se sustenta sobre una mentira". (E.R.M) o sea, yo.

Fuera de bromas -estamos en plenas fiestas navideñas- lo que nos dice la Real Academia de la Lengua Española, es un puro sarcasmo; es una falsedad lacerante decir que la democracia
es un sistema de participación popular, por el simple hecho de que cada cierto tiempo el pueblo es llamado a introducir unos papelillos por la ranura de una urna, y ni siquiera se permite hacerlo por propia mano, que para lo único que sirve, las más de las veces, es para que un "doctor en nada" se pase cuatro años -si no "reincide"- comiendo del trabajo de ese "pueblo predominante".

Lo único que garantizaría a la Democracia sería un verdadero Estado de Derecho, ratificado por unos tribunales personalizados por jueces independientes, receptores de obligado respeto por parte de la política oficial. Eso es lo que no esta ocurriendo en ninguna de las democracias americanas y europeas, por extenderme. En todos esos países, entre los que se incluye España, el Estado de Derecho está socavado por la politización de los tribunales. Es un mal generalizado el que el resultado de un litigio esté pendiente del tribunal que lo juzgue.

Habría que pedir a esos sabios de la Academia Española, al menos, que cambiaran el significado actual de la palabra Democracia, por algo más a tono con la realidad: ¡A chupar del tarro Genaro, y que se joda el pueblo!


Publicar un comentario