jueves, 11 de diciembre de 2014

LA AUTORÍA DE LOS SMS.

La disputa (metiéndose la mano, hasta donde no deberían metérsela, si es que eso no les proporciona gusto) entre PSOE y los neosoviéticos de Podemos, por la autoría de los SMS  del 11-M, nos muestra otra vez, el alma de este asqueroso sistema político, la Democaca; la calaña de las gentes que como ratas sarnosas -la mayoría- lo puebla y lo mueven de forma muy cercana a los funcionamientos mafiosos de las "familias sicilianas", 

capaces  de saltarse cualquier barrera ética y moral, con tal de alcanzar el pezón de la ubre de la vaca, donde instalarse para chupar y rechupar hasta dejar seco al pobre animal. 

El dicho de "todo vale en el amor y la guerra"; ese "todo", lo que en él podemos imaginar cada uno de nosotros, personas decentes, queda difuminado y obsoleto por la acción rastrera que los neosoviéticos y socialistas perpetraron aquel día 13-M. Son gentuza de la peor ralea

y de esa forma se comportan. Ambos, pugnando cada uno de ellos, tratando de robarle al otro la autoría
de la "gran hazaña" de usar el bestial asesinato de 300 personas; trescientos inocentes trabajadores, en beneficio de las dos  más reputadas  en el crimen, ideologías de la que son militantes o afines.

Semejante pugna podría haberse dado entre Alessandro, violador y martirizador de María Goreti, y otra bestia, por apropiarse de semejante acción. 

Todo el aparato que se formó con aquella fechoría -apoyada en la clásica inacción puntual de la  tradicionalmente cobarde, Derecha-

debería haber sido determinante en el sentir político de los españoles; en la calificación y valoración de un sistema que puede ser sacudido en sus cimientos, de manera torticera, por una de las entidades que más interesada debería haber estado en la defensa de su malévola legalidad. 

No seré yo quien sufra por tal deterioro; ni sufriré el día que un "Águila Roja" tenga a bien acabar con esta Democaca. ¡Ojalá Dios confunda a quienes nos han jodido, bien profundo trayéndonos ese regalito!.

Hace unos días fui al zoológico de Madrid; me acerqué a la jaula de los gorilas y al más próximo le pregunté ¿Qué te parece la Democracia Española?, esperando que no hubiera respuesta; me equivoqué por ir de listo...

Esta fue su respuesta. Les dicen primates, y ya veis; son más inteligentes que la mayoría de los políticos al uso en ese país.

Publicar un comentario