jueves, 13 de noviembre de 2014

TIRANÍA CONTRA LOS DÉBILES.

Hace 4.5oo millones de años, según los datos que el robot espacial Philae, que la pizpireta sonda Rosetta

posó sobre la superficie de hielo y agua del cometa Chury, 

que tranquilo va flotando por el éter celestial a 500.000 millones de kilómetros de distancia de nuestras cabezas, ya por aquellas calendas en la "Pacha Mama" -vulgarmente la tierra- que acoge a tanto desvergonzado, ya había un par de ellos que respondían a los nombres y apellidos de un Jorge Pujol

y de un Arturo Mas

que, de camino a lo que hoy se conoce como Suiza, mientras contaban los fajos de billetes de 500 piedrolares -moneda al uso-, al tiempo iban pidiendo a gritos -¡Catalunya Lliure!- la separación de Cataluña -que aún no existía- del resto del Mundo mundial.

Así,

jodiendo la marrana, desde hace al menos 4.500 años, han ido cosechando los "pujoles" y los "mases", mismos resultados a su gilipollesca petición, que los que, Dios mediante, recogerán en la actualidad, si como parece, el actual gobierno, cumple con el estricto mandato de la Constitución Española; aplicando la autoridad de la que está investido como máxima representación del sentir de la mayoría de los españoles.

Respecto a la charlotada del pasado 9-N, son innumerables la cantidad de opiniones estrafalarias que las personas sensibles y refractarias a idioteces, nos hemos visto obligados a escuchar. "Rajoy ha hecho (sin hacer nada) lo que tenia que hacer" ¿?, "Los separatistas no han podido tomar la foto que buscaban: la Guardia Civil, haciendo detenciones" "Rajoy ha actuado (sin actuar) con la proporcionalidad (no mover ni siquiera una ceja, no es proporcionalidad, lo proporcional hubiera sido mandar hacer, a tamaño, una urna al estilo Masni-ano, e introducirse en ella, hasta el día siguiente, lunes 10-N)" "Rajoy hizo lo que debía (acostumbra) hacer; no es cosa de mandar los tanques".

Una de las virtudes que engalanan esta Democaca es la cobardía personal, que en grupo, las... gentes de los partidos, se vuelve tiranía contra los débiles: el pueblo llano.

No hay cosa que excite tanto la cobardía del cobarde con cargo político, que tomar una decisión con la posibilidad, aunque sea remota, de que pueda redundar en la consecuencia negativa de perder, aunque no más pudiera ser un solo voto.

Ante la circunstancia vivida, el señor Rajoy, sin necesidad de mandar los tanques, podía haber clausurado, al menos, todos los colegios estatales, sin necesitar de hacer ningún tipo de detenciones, usando para llevar a cabo la operación, a los mozos de escuadra.

Ahora, lo que nos toca decidir a las personas sensatas es calibrar si la decisión pasiva del presidente del gobierno es prudencia, o cobardía.

Os digo que yo pienso que es co... ¡Espera, coño! que ya voy. ¡Que prisas!

Publicar un comentario