jueves, 1 de diciembre de 2016

GILIPOLLECES II.

El intento en el que me hallo metido de hacer un censo de cuantos gilipollas andan deambulando por las apestosas callejuelas de la política domocáquita. No es que el asunto me importe hasta el desasosiego psíquico-intestinal, pero si me llama la atención descubrir la cantidad de gilipollas que comen "la sopa boba" en cada uno de los partidos políticos que se emboscan bajo el sucio manto de esta Democaca de nuestros pecados.

La dificultad de separar "pares de nones" es tanta como la de separar pollos de pollas entre varios millares de polluelos recién salidos del cascarón. Si; es necesario un perito. Yo no lo soy, pero pondré voluntad; ayer nos visitaron unos pocos; veremos si hoy me asiste el acierto.

"Hemos trabajado mucho para "saquear" nuestro país. ¿Lapsus? de la señora Cospedal en un mitin en Guadalajara. 

"Nuestros votantes dejan de comer antes que no pagar la hipoteca" después fue corregido: "Nuestros votantes dejan de comer antes que no pagar la hipoteca" lo que fue retocado: "los votantes del PP se ajustan el cinturón pero pagan la hipoteca". (Leyenda mucho más fina y elegante, a la par que sensible y, sin pecar venialmente de cursi). También, como no, confunde el aforamiento del rey, como Jefe de Estado, con su inmunidad.

Así también el actual presidente 

del gobierno de este país, se deja "ver" en alguna que otra gil... "No es lo mismo que gobierne uno que gobierne otro" (la capacidad de análisis de don Mariano demuestra inteligencia y una gran capacidad para hacerse entender). Y así lo reafirma en su aclaración más certera: "España es un gran país que hace cosas importantes y tiene españoles" (después de tanta claridad mental, si Seneca -filósofo, como todos sabemos, cordobés- no se hubiera suicidado en el mes de abril de hace 1950 años, ridiculizado en su sabiduría, seguro que se suicidaría inmediatamente).

Lo del rojillo Garzón (que harto de soledad extrema en su covacha se ha subido en marcha a la chepa del Iglesias) es una metedura de pata inteligente, sin exagerar, solo hasta donde puede llega la inteligencia de un comunista: "parece que ya no soy el comunista majo (quizás quiso decir bajo) sino el peligroso porque saben que podemos ganar". 

No; la Bruja Lola puede estar segura que como vidente del futuro, no está en peligro ante las posibilidades del "majo comunista". 

Del comunista Garzón, por el momento, me he encontrado otras unidades del fruto del "Gilipollo," árbol

que no deja de ofrecernos sus frutos, a través de nuestro democáquitos políticos. 

Por rotura de mi "géiser", no puedo certificar ningún tipo de gilipollez.

Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario