jueves, 3 de noviembre de 2016

FIN DEL DESASOSIEGO.

Hoy termina el desasosiego de los medios de comunicación nacionales; hoy el presidente del gobierno de este país, dará la lista de los ministerios que usará como herramienta de gobierno, y las personas que los encabezarán como ministros/as.

Estos días, aprovechando la escasa calidad de los espacios lúdicos de las televisiones, he asistido, a este lado de la pantalla de televisión, a varios debates; y de todos ellos he sacado la misma opinión: estas tías y tíos no tienen idea de quienes serán los ministros que queden de la pasada legislatura, y tampoco tienen idea de quienes serán los nuevos -si los hubiera- que alcanzaran tan importante cargo gubernativo. 

Aun así, los tertulianos no pierden ocasión de demostrar lo inteligentes que son,

diciéndonos a los telespectadores lo que el Señor Rajoy debería elegir para componer un buen equipo. Quitan y ponen nombres; califican y cualifican a personas, y hasta se inventan personas con posibilidades, con la seguridad y autoridad de quienes se saben infalibles en sus juicios, aunque todos/as dejan la puerta abierta a la posibilidad de que el presidente del gobierno, recién llegado -después de la travesía del desierto- demostrando su incapacidad, elija a otros hombres y a otras caras (no otros caras ¿o sí?) que ellos no han barajado.

Según tan sesudos intelectuales de la pluma, la cámara y el micro, los habitantes de este país y los que desgraciadamente aquí vivimos exiliados forzosos, vamos a continuar sufriendo maldades a tutiplén, al seguir siendo gobernados por la especie de zombi que lo ha estado haciendo durante los últimos cinco años; un ser incapaz de moverse, porque su filosofía de vida y gobierno es no hacer nada hasta que los oponentes se cansen de hacer oposición. Esa opinión expresan y si, raramente hay quien protesta, 

entonces se dice que el término inmovilista ha sido usado de forma positiva; como un activo positivo de este jefe de gobierno; como una cualidad de su "galleguismo". (Me jodería que se pensase que he vuelto la chaqueta; no, no soy ni seré jamás un fan de don Mariano -está a años luz de serlo- pero es que, en el mismo sitio la oposición, sería para mear y no echar gota).  

Por otro lado son los mismos juicios que ya se usaron -y aún se siguen usando- contra el Generalísimo Franco; todo lo que durante aquellos casi cuarenta años se hizo, "fue hecho a pesar de Franco". Decían y siguen diciendo los hijos de puta. (¡Salvando las infinitas distancias que hay entre los dos personajes!). 

Lo que después de la calamidad Zapatero, se ha reconstruido en este país ha sido, no por, sino a pesar de Rajoy.

Y es que esa tribu próxima al simio, lo único importante que se ha hecho en este país, después del gatillazo de la segunda República, han sido los "ceniceritos de la Carmena"; 

el amago de ataque pro ambiental de los "progres" del Ayuntamiento de Madrid; y la venta del piso, sin haberlo estrenado (de protección oficial) de Ramón Espinar. 

Las navajas cabriteras empiezan a hacer aparición entre las bambalinas de Podemos. ¿De dónde ha salido la "cantata inmobiliaria"? La denuncia de la chorizada castrista del senador Espinar, tiene un tufo comunista que echa pa tras las purgas de Stalin. 

Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario