miércoles, 27 de julio de 2016

¿PARA QUÉ PENSAR, SI TODO NOS VIENE PENSADO?

La cosa es de difícil entendimiento en el Senado, 

por la variedad de lenguas que allí se utilizan para el tratamiento de las cosas que les atañen, todas ellas como hijas del idioma más bello de cuantos se hablan en la Tierra, el español o, vaya usted a saber de algunas, de que paternidad y maternidad nos han llegado, aunque después en el bar del Senado, cuando "le pegan al codo" (a precio reducido, el resto lo paga el pueblo soberano), todos usan el español castizo y feten: "Pepe, sácate una de callos y unos vinos de la Ribera del Duero", que vengo deslomado de tanto trabajo.

"¿Pero, no beben ustedes chacolí, Don Patxi?" 

"Déjate de bromas, Pepe, y saca los callos y los vinos y, por hablar más de la cuenta, otra ración de jamón. Vamos, vamos tío, que estás más parao que los leones de la Cibeles."

Lo cierto es que si para entenderse, sus señorías, 

todos ellos españoles, es "necesario" el sistema de traducción simultánea,  qué será lo que se necesite en algunos ayuntamientos, en los que hay, como ediles rasos y hasta alcaldes, individuos

nacidos, y con idioma propio, raro y difícil de entender, en países de todos los continentes conocidos. Posible hasta de alguna que otra galaxia. Quizás aquella secretaria de verde vestimenta que para nombrar a Francisco López, el reciente ex presidente del Congreso de los Diputados (y diputadas ¡coño! Y diputadas ) le nombró "don Patxi López". 

La señora, si no es extraterrestre, es que es cursi que te cagas.

La cosa, si partimos del democáquito sistema establecido, en el que cualquier gilipollez, en ná, recibe carta de naturaleza, el que una persona nacida en Gambia, con unos pocos años de residencia, alcance el sillón y la vara de mando, no admite la mínima duda de su legitimidad; y quienes digan que el negrito simpático que se apunta a las algaradas contra los bancos, por las expropiaciones, bailando al son de la Batucada de turno; o el chino del "todo a cien", que habla con la ele; ni  el morito "mohammed ; ni Cristian, el rumano que empuja

el carro de Carrefour cargado de hilo de cobre arrancado de cualquier tendido eléctrico; ni las distintas etcéteras pululantes por ciudades, pueblos y villorrios, no puede tener un profundo conocimiento del funcionamiento municipal.

Eso es lo de menos "que usen el "tam tam" para entenderse, si es necesario" 

creo que fue la respuesta de un "progresista" hasta los tuétanos (comunista-podemista), entre nosotros -los exiliados españoles en este país-, gentes capaces de encontrar luminosas soluciones para cualquier chuminada, gracias a sus iluminados, por la gracia del stalinismo-leninismo, sus, ya por si, preclaros cerebros.

Tiene que ser cojonudo asistir a alguno de esos plenos municipales. 

A eso hemos llegado; donde antes le leía "Todo por la Patria", ahora se lee ¡¡¡Todo por la Democaca!!!

"Carmena autoriza a 5.000 personas cazar pokémons en la Puerta del Sol"

Si alguien aún tenía alguna duda sobre la gilipollez generalizada en que asienta la oficialidad de este país, me imagino -no creo que sea descabellada la imaginación- que después de esta noticia sacada del ABC, le hayan quedado disueltas.

Las instituciones gubernamentales de este país, especialmente la municipal madrileña, son cobijo de gentes maliciosas que, hasta lo que parece una gilipollez sin más, tiene una carga de intencionalidad maligna, encaminada hacia el dirigismo soviético; el de masificar la individualidad, al tiempo que se capa la capacidad de pensar. 

¿Para qué pensar, si todo nos viene pensado? 

Eloy R. Mirayo.



Publicar un comentario