martes, 15 de septiembre de 2015

¡TODO POR LA PASTA!.





ASESINATO DE DOS MUJERES EN HOSPITALET 
Once personas fueron asesinadas por presos que estaban de permiso 
El padre de Daniel, víctima de pederastia, estalla: "El arzobispo de Granada es responsable"
Los bancos ejecutan cada día 159 desahucios en España.

En la actual política, la judicaturas, el clero, con la inestimable ayuda del periodismo en todas sus versiones, son los cuatros jinetes del Apocalipsis que, con todo deshonor, se pueden arrogar el "mérito" de haber convertido a España, en este puto país.

¿Alguien se ha tomado la molestia, en este puto país, de hacer un estudio sobre cómo sería nuestra situación económica si no hubiera habido tanto ladrón como esta puta Democaca ha sido capaz de, en un exagerado ejercicio de promiscuidad, parir?

La peregrina idea de que el dinero del Estado no es de ninguna persona física que pudiera reclamar sus propiedades, lo que sirvió a muchísimos sinvergüenzas caídos de pie en "La Administración", como el haz de luz que iluminó el camino hacia sus bolsillos, al huérfano dinero. 

Esta política que, sin ninguna duda, Dios ha usado como castigo hacia nosotros, por abúlicos políticos, fue lo que trajo y aún perdura, un gran número de "escapistas," que en el arte de hacer desaparecer cosas -en el caso que nos ocupa, dinero; euros contantes y sonantes-, dejan en bragas al mismísimo David Copperfiel.


Esta clase de puta política, como nadie en la historia de la delincuencia universal, ha sabido esconder bajo infinidad de disfraces las infinitas maneras de "llevárselo crudo", con apariencia de legalidad: recolocación en cargos nacionales o en el extranjero, muy bien pagados, perfectamente compatible con cualquier otra forma de ingresos.

La judicatura nacional también ha puesto, no su granito de arena, sino una montaña del tamaño del pico Mulhacen, por permitir ser colonizada por  la vil política (por algún plato de lentejas) y por las, digamos, extrañas maneras de actuar algunos de sus jueces en cacerías y algunos permisos y excarcelaciones que, el miedo guarda la viña. ( Prefiero ahorrarme el trabajo de mencionarles; todos los tenemos en mente).

En cuanto a la aportación del clero, no hay mas que ver la destilación de los seminarios y la descendiente presencia de fieles en los templos. Durante los años gobierno del Generalísimo Franco, dando cobijo en sus instalaciones al comunismo y al terrorismo. Cobijo que ha "caducado", simplemente porque a esa clase de gentuza, ya no les es necesario. 

Y, la parte de la Prensa, aunque parece plural, nada en lo sustancial les separa, pues su filosofía es la misma:                              

¡Todo por la pasta!. Como las putas en lo sexual lo hace "todo," ellos también se venden al "cliente" que mejor paga.

Por Eloy R. Mirayo

Publicar un comentario