lunes, 30 de marzo de 2015

LA GRANJA.

La extraordinaria evolución de muchos de los políticos españoles, y principalmente de la izquierda española, me hace recordar, con muy mala leche, a George Orwell y a los cerdos de su Rebelión en la Granja:


Son mayoría los que aparecieron económicamente desnutridos dentro de sus chaquetas de pana, y hoy los vemos cebados como cerdos en vísperas de matanzas. Allá quedaron las barbas ralas, el olor a sobaquina añeja, las bufandas de uniforme identificatorio y la tortilla de patatas entre los pinos;

hoy se envuelven en telas inglesas cosidas por el italiano Brioni (ellos) y ellas vestidas por Valentino; huelen a Cacharel la sobaquina de ellos, y a Chanel 5, los de ellas; destierro de ordinarias bufandas de un solo color y pañoletas palestinas

que malamente casan con los abrigos de buen paño (ellos y ellas) y hasta con los visones de alguna de ellas, que les han tomado tanto cariño que lo usan hasta para ir al mercado; ya no se sientan sobre las púas de los pinos para engullir la tortilla española; ahora se ponen hasta las cachas del más fresco de los mariscos gallegos y espectaculares solomillos en cualquiera de los más prestigiosos restaurantes de cuantos hay repartidos por nuestra sufrida patria.

La zorra decía que no cogía las uvas de la parra, no porque no las alcanzaba, sino porque no le gustaban las uvas verdes, por ser agrias. 

A los políticos hispanos con los dineros les pasa igual que a la jodida zorra, para ellos el capital (el capitalismo) era un ente maligno que explotaba y exprimía al proletariado, por lo que había que acabar con él; hasta que, tanto a la zorra como a los políticos de izquierdas, alguien les puso la escala para poder agarrar las uvas la raposa, y el carguito, el cargo o el cargazo oficial, los "progresistas".

La zorra no ha dejado un solo racimo en la parra y, como si fueran hijos de la zorra ¿? los "compañeros y compañeras" han cargado hasta con los palos del sombrajo; lo ha montado en su feudo y ahí dicen "que se las den todas". 

Bueno; como todos sabemos en ese "aquí me las den todas", podemos encontrar a casi todos y todas, de casi todos los partidos españoles al uso; incluso Podemos.

En la fábula "Rebelión en la Granja", como todos sabemos, Orwell pintó con trazos gordos lo que representaba el comunismo, en su lugar de origen. Es una pena que tan perspicaz escritor no haya podido explicarnos, en otra fábula, lo que esta aconteciendo en España en estos lastimosos momentos. 


Publicar un comentario