miércoles, 14 de enero de 2015

ALUMNOS AVENTAJADOS DE LA GOLFERÍA INSTITUCIONAL.

No queda más remedio que reconocer que la desvergüenza, siguiendo el ejemplo de la política actual, se está generalizando en nuestra sociedad, si es que ya no es un hecho contrastable, según parece, habida cuenta de la "economía sumergida". 

"¿Donde perdió la niña el honor? donde le hablaron mal y contestó peor". Eso me decía mi abuela Leonor cundo alguien salía respondón.

Eso parece ser que esta ocurriendo en España, que los españoles, cansados de ver como los golfos

desde puestos en las administraciones del Estado alcanzados en el mayor de los casos por el mínimo esfuerzo intelectual de ir en la lista de un partido político, llevan robando a mansalva

con total desvergüenza, desde el mismísimo instante del comienzo de este sistema democáquito, estamos en la labor de auto defensa, tratando de encontrar el antídoto que nos equilibre económicamente. Lo que está costando un huevo de la cara, que son los huevos más difíciles de encontrar y conseguir.

Pero, parece ser que si es verdad que algunos individuos, de la parte de acá, han entrado en competencia con los golfos de allá, sin desmerecer una mica, que dicen en mi querida Cataluña.

Me dicen, soy simple receptor, que para que un producto sanitario entre en el listado de la Sanidad Nacional, debe ir avalado por una cantidad de puntos que sumados den el computo exigido que recomienda su buen rendimiento -en el caso que voy a presentar los puntos los otorgan los cirujanos de estética, pues de prótesis mamarias de silicona se trata. Pues bien, el asunto es que alguno de estos cirujanos que operan en los hospitales de la Seguridad Social, dan puntos a ciertas mamas, condicionados al precio que la empresa que las fabrica, le provea para su consulta, a menos precio. Pero ¡agárrense que vienen curvas!  las prótesis mamarias

-las que algunos maridos manipulan con pericia y fruición- que a la Seguridad Social

le cuestan no pocos cientos de euros, a esos alumnos aventajados -ya casi peritos- de la golfería institucional reinante, les viene a costar, la pírrica cifra exacta y verdadera, de dos escuálidos euritos, mondos y lirondos.

Como es fácil de entender eso, si es verdad que ocurre, no es solamente un asunto de "tetas más o menos voluminosas y sempritiesas" sino de un funcionamiento viciado de la mecánica administrativa que, si no se sanea, puede que en pocos años acabe con la Sanidad Nacional. Esa que dicen "universal y gratuita." Gratuita... ¡Que cabronazos!.

**************
El Tribunal supremo ha dictaminado que el asesino Santi "Potros", puesto indebidamente en libertad, vuelva a prisión. ¿Le pillarán? no tendrían problemas si le buscan en el mismo lugar que corresponde,

junto a La Fuente Chaos.

Publicar un comentario