jueves, 18 de diciembre de 2014

PRODUCTO DE FÁCIL Y RÁPIDA SUSTITUCIÓN.


Querido camarada Rafael Estremera, no es que Pedro Sánchez sea un necio de tomo y lomo, que también, sino que el tío es un inculto de igual puntuación. Es grave -de lo cual me alegro una barbaridad- para el socialismo español que su secretario nacional sea un inculto con título universitario y etiqueta de "producto de fácil y rápida sustitución", que es la peor forma de ser inculto porque, quien es así, en su propia y exagerada valoración, se atreve a expeler por su boca cantidad de gilipolleces, en la creencia de que está dando a conocer al mundo la buena nueva de la invención de la cama turca -que ya está inventada bastante lejos, allá en el país  otomano-. Parecía imposible, pero la verdad que esta Democaca nos está demostrando su facilidad para acunar inútiles en su asquerosa cuna. ¡Ahí los sociatas! Si estos son los mejores... tenemos Rajoy para rato. 

Inexorablemente se va acercando la fecha de las elecciones municipales y autonómicas y los partidos políticos, agrupaciones y corros de amigotes en torno a la barra de un bar, ya están preparando las fotos de sus aspirantes al momio para los próximos cuatro años.


Como se puede observar las caras




de los que aspiran a cobrar el sueldo institucional por tocarse los "Güitos" después de haber "revisado" nuestros bolsillos, durante esos cuatro años, serían iguales a las caras de los que repiten

si no fuera por esos papelitos que, aquí mi primo, les está apretando el cuello. 


Los medios clásicos de transportes ya están preparados y mejor pertrechados para que los opositores autonómicos recorran sus comunidades sembrando de promesas ciudades, pueblos y villorrios por doquier, que jamás producirán más frutos que aquellos que los elegidos

cosecharan sin mover el culo de sus sillones de mando, mientras que, frotando las pecaminosas  manos, piensan en dedicarse a contar los beneficios

que producen los trenes y tranvías,

los aeropuertos,

las miles de rotondas y tal, y tal, y tal...

Esto de las alternancias en la cercanía a los pezones de la vaca es malo, ya que cuando los que estaban de antes -saciados- se van, llegan otros

con la esperanza cierta de salir así, por lo menos;

sin que a nadie le importe el estado en el que se encuentra la pobrecita vaca.

Publicar un comentario