jueves, 6 de noviembre de 2014

EN POLÍTICA NO HAY NADA NUEVO.




Aquí os presento, a quienes no les conozcan, al principito y a la princesita de pueblo, por aclamación popular, metidos con el calzador de los intereses de grupo, de los medios de difusión, a nivel nacional.

Ella llegó a tan alto rango popular, no por sus prendas intelectuales, profesionales o de belleza, de las que anda escasa, sino por los intereses de las empresas audiovisuales y la prensa escrita, que vieron en su peculiar manera de expresarse un buen negocio, uniendo sus zafias maneras de expresarse ante las cámaras, con el interés morboso de la gente ociosa de obligaciones y mal gusto, y  de aquellas otras personas cuyas mentes no les permiten más importantes y creativos entretenimientos, tal como la buena literatura; la buena música; el buen teatro o el buen cine. Como dijo el celebre torero “El Gallo” Hay gente pa to.

Pero, como sucede en los cuentos, no puede haber princesa sin un princesito. Y, héme tu qué bien, con la misma fuerza que la flor brota de la mierda, de la mierda del 15-M, ha brotado el principito que faltaba, para formar la pareja ideal, de las clases "oprimidas".

A la princesa la encumbró la prensa rosa, que es de ley reconocer la cantidad de euros que les hizo ganar, y al principito, Cum Laude en Ciencias Políticas (bolchevicanas), la siempre interesada, pero irresponsable, prensa ordinaria. ¡Cualquier cosa que ayude a elevar la tirada, o la atención del espectador que ayude a mejorar en el Share!. Hoy, sin recurrir a otros de los muchos ejemplos que podría traer aquí, el diario El Mundo, le dedica su portada y su contraportada, o lo que es igual, le ha entregado al rojo princesito, su cara y su culo, sin que parezca que al señor Casimiro Garcia-Abadillo, le inquiete demasiado lo que, si se diera "el caso", le pudiera ocurrir a su cara, y le podrían "hacer" con su culo.


Todas las empresas de la comunicación, parecen entradas en competición, a ver quien consigue dar más entrevistas con ciudadanos pertenecientes a los círculos organizativos del "invento mil veces inventado" y cualquier tipo de noticia, sin importar nada más, que el uso de la nominación, Podemos; palabra que ya fue usada por más de un club de fútbol nacional en trance de ganar un campeonato, o de bajar de categoría. Uno de ellos el Racing de Santander. Y es que en política no hay nada nuevo, aunque ahora el principito Iglesias y toda su corte, nos quieran vender la sovietización como algo novedoso, cuando hasta los soviéticos se han borrado de tan maligna ideología.

Publicar un comentario