martes, 12 de julio de 2016

LARGA Y PROVECHOSA CONVERSACIÓN.

!Mamá, mamá; he visto y me ha saludado Obama! !Qué bien, qué bien; hoy comemos con Maribel!

El alborozo mostrado por los tres mosqueteros que con "D´Artagnan" Rajoy, forman el cuarteto político español, por el "Hola ¿qué tal? Good bye, children", qué tal debió ser. 

La larga y provechosa conversación de tres minutos, que cada uno de ellos, por separado, mantuvo con el señor Obama, Presidente -en rebajas por jubilación- de los Estados Unidos de América, nos da la medida exacta de la altura política de esas tres criaturitas elevadas a las alturas

del Olimpo político nacional, por no sé qué malignas fuerzas siderales, como penitencia, sin duda, de nuestros innumerables pecados patrios cometidos durante los últimos cuarenta años.

"Pitas, pitas (dichas en inglés-americano, toot, toot por el mas poderoso líder mundial- Come, beardless babies to me the wave; is your last chance brag about when you may become old (venid, "babies" imberbes a hacerme la ola, es vuestra última oportunidad, de lo que podréis presumir cundo seáis viejos)".

A la entrada de Pablo Iglesias, (me cuentan; no sé si es verdad) el presidente Obama pregunto a una de las personas de su séquito quién y qué era aquella persona. 

"Pablo Iglesias; the bing boss rid  "sweated armpit" (el gran jefe comunista "sobaco sudado") -le enteraron.

What you want? (¿Qué es lo que quiere?) -siguió preguntando, según me cuentan, Mr Obama.

Le trae un obsequio, señor presidente.

Un obsequio ¿qué es ello? -se extrañó Mr. Obama, acostumbrado a estar dando siempre a todos, por todos los lados.

Esto señor presidente.

¿Le ha dicho usted que nosotros, my wife, my daughters and I softer toilet paper (mi mujer, mis hijas y yo usamos un papel higiénico más suave)?

No me ha dado tiempo, señor; los tres minutos no dan para más.

Unless you have given to deodorant. Do not? (Al menos le habréis dado para desodorante) -se interesó vivamente Mr. Obama, tan cumplido él; dando idea de que se le huele mucho antes de que se le vea-.

Pero parece que hay otras versiones muy distintas a la que me contaron -y yo os he contado-, de lo que sucedió durante los tres interminables minutos -que hay que joderse lo que se puede decir en tan largo espacio de tiempo- que el líder comunista tuvo delante al presidente norteamericano.

Pablo Iglesias ya mostró su gran motivación en este encuentro: "Tengo mucho interés en conocer las opiniones del presidente de los Estados Unidos sobre muchos asuntos". El líder de Podemos le ha mostrado una visión crítica en aspectos como la política exterior americana y la intención de potenciar un sector financiero que a juicio de Iglesias esta descontrolado.

¡Cosa extraordinaria! El comunista Iglesias le ha dado un "REPASO" -"pa que se vaya calentito"- al presidente Obama, de cómo debe funcionar la política exterior de USA, y de lo que el próximo presidente estadounidense deberá hacer para potenciar el sector financiero que, según nuestro líder, repito, comunista, está descontrolado.

Parece ser que ni siquiera la vuelta a su patria ha conseguido hacer volver "la color" al rostro del señor Obama.

Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario