martes, 6 de octubre de 2015

LA MENTIRA ES UNA DE LAS HERRAMIENTAS MÁS EN USO.

La mentira, dicha fuerte, claro y alto, repetida con machaconería, sin que sea óbice su finura o bastedad, llegará a funcionar como una verdad absoluta e inapelable.

La mentira es una de las herramientas más en uso de todos los políticos del elenco democaquito, que  diariamente nos mortifica, sin excepción; y de muchos de los teóricos "apolitizados", que con todo desparpajo y desvergüenza, las sueltan enristradas como morcillas, en la distintas tertulias de radio y televisión, y hasta en artículos en cualquiera de los periodísticos de tirada nacional y en los de tirada local, decoradas del color de su idea política, o de los "intereses" que acarreen hacia sus billeteras.

Hoy, por no rebuscar en la memoria, he escuchado a uno de esos golfos decir que "vivimos en un estado de derecho, con un sistema económico de libre mercado, en el que se juega en igualdad de oportunidades".

No es cierto que en España este instalado un estado de derecho, desde el mismísimo momento en que los políticos mangonean a su antojo, y con sus sucias manos, los entresijos de la Justicia, colocando en los cargos directivos a quienes les sale de sus cojoncillos. Y no es cierto que el sistema económico en juego sea de libre mercado y de igualdad de oportunidades, porque este maligno sistema solamente ha sido capaz de crear privilegios para la gran empresa, y toda clase de dificultades para la pequeña empresa. Para comprobar le veracidad de mi discurso, quien tenga dudas, solamente ha de asomarse a los datos que nos dice la cantidad de pequeñas empresas que han cerrado, y las que están a punto, absolutamente arruinadas en todo el territorio nacional, empujadas por la aparición de esas grandes empresas, originadas algunas por ex políticos, que tanto entusiasmo levantan entre el general de la clase política.

Hace unos días me rebatían hablándome de los créditos ICO; esa es otra falacia que nos duele a quienes lo hemos solicitado -en mi caso para hacer obra en la tienda- y se me ha exigido todo cuanto necesito Caja Madrid, para no concedérmelo.

Ahora, recientemente, el presiente del Gobierno, el señor Rajoy, ha puesto en órbita, en forma de eslogan, una frase que es mentirosa en su totalidad; esa que viene a decir algo parecido a que van a poner en marcha "la economía con alma." Ninguna persona en su sano juicio puede creer que la economía pueda tener alma. Pero, fuera de la perogrullada, lo cierto es que al cabo de escuchar esa especie en boca del presidente y los demás "peperos" de su coro, durante los dos meses que nos separan de las próximas elecciones generales, el mentiroso eslogan terminará por alcanzar la categoría de verdad inapelable, en la que creerán unos cuantos millones de españoles, a los que la frase les habrá excitado la gilipollez.

Aquella mentira que los constituyentes colaron en la vigente Constitución Española, "Nacionalidades Históricas", ha calado tan hondo, que ya hemos quedado en notoria minoría quienes, no dejándonos influir, tenemos claro que Cataluña, las Vascongada y Galicia no tienen mas derechos históricos que los derechos reconocidos dentro del Estado Español, compartidos con el resto de las provincias españolas.

"El 27% de la población está en riesgo de pobreza o exclusión en España." Pues según los políticos y sus mariachis, los españoles hemos alcanzado el estado del "bien estar," que nos ha sacado de la pobreza en la que Franco nos tenía.

¡Lo que digo! Si tu mujer, o tu marido, te pilla montando o siendo montada, jamás admitas que estas fornicando. Miente; miente y vuelve a mentir; al final el ofendido creerá a pies juntillas lo que tu le dices: que os habéis caído uno encima del otro, sin que mediara por parte de ninguno el más mínimo interés sexual.

Por Eloy R. Mirayo.

Publicar un comentario